domingo, 19 de agosto de 2018

ENCUENTRO EN DEFENSA DEL AGUA, EL TERRITORIO Y LA VIDA. 18 y 19 de agosto, Tlanixco, Edomex

thumbnail of encuentro_invitación_ok
¡AGUA,  TIERRA Y LIBERTAD!ENCUENTRO EN DEFENSA DEL AGUA, EL TERRITORIO Y LA VIDA 18 y 19 de agosto, Tlanixco, Estado de México
Congreso Nacional Indígena
14 julio, 2018.
Convocatoria
Invitamos a todas las comunidades, pueblos, organizaciones y activistas que defienden el agua y la tierra del despojo, el saqueo y la privatización capitalistas de gobiernos y empresas, a compartir sus experiencias de lucha y organización, así como sus necesidades y dificultades. Buscamos crear un espacio de fraternidad, vinculación y acción que nos permita superar la represión y el aislamiento que tanto le interesa a los que destruyen nuestro país.
El Encuentro en defensa del agua y de la vida, es un esfuerzo que impulsamos diversas organizaciones. Hacemos este llamado con profundo respeto y admiración por todas las luchas que se levantan en el país; su ejemplo y dignidad nos animan a realizar todos los esfuerzos que sean necesarios para aprender de sus batallas.
Con entusiasmo, buscamos reforzar nuestros vínculos solidarios para apoyarnos en todo lo que la lucha nos demande, así como ustedes y miles de personas de forma totalmente desinteresada han levantado el puño cada vez que el Estado ha pretendido golpearnos, encarcelarnos o perseguirnos, queremos impulsar un espacio para ¡entre todos!hacernos más fuertes, más conscientes y más hermanos en esta lucha por un país justo e igualitario. Así respondemos a los golpes del gobierno, con más lucha, más organización, mayor unidad y más consciencia de nuestros derechos.
Un objetivo particular del encuentro será crear mayor conciencia, acciones y coordinación en la lucha por la libertad de nuestros compañeros presos políticos, así como mantener una defensa activa y visible de todos los activistas que están siendo criminalizados y perseguidos.
Creemos firmemente en la auto organización y la movilización del pueblo como la fuerza del cambio social, por ello buscamos que este encuentro priorice el acuerdo de acciones comunes que deberán ser analizadas y discutidas con respeto a los tiempos y formas de cada comunidad u organización. Sin embargo, desde esta primera convocatoria queremos animar a mantener nuestra presencia en las calles, a vincular la reflexión con la acción, a reforzar la agitación con cada vez más sectores del pueblo. Por ello, nuestro encuentro considera reunirnos para debatir los días 18 y 19 de agosto, y salir a manifestarnos el 23 de agostoa las 16:00 hrs. del Ángel al Zócaloen defensa del agua, el territorio y por la libertad de los presos políticos.
AtentamenteMexicali ResisteRebeliónFrente de Pueblos en Defensa de la Tierra,Plataforma Organizativa Contra el Nuevo AeropuertoComunidad Indígena Náhuatl San Pedro TlanixcoDefensores del Derecho Humano al Agua de Tlanixco.
TEMAS
Se abordarán para discusión los siguientes 5 ejesdistribuidos en mesas de debate:
Situación Política: Se plantea abordar la situación política nacional.
Agua: Se abordará todo lo referente a la lucha que desde distintas resistencias se está dando en defensa del agua.
Tierra: Abordaremos todo lo referente a la defensa que distintos pueblos están dando en contra de los ecocidios.
Presos Políticos: Es fundamental hacer un registro de las resistencias que tengan problemas derivados de represión por parte del Estado y los casos en grado de importancia y por resistencia, así como las acciones a llevar a cabo para su liberación.
Asuntos jurídicos: Abordaremos todo lo referente a la necesidad de generar una plataforma amplia de abogados afines al movimiento social que pueda abordar desde los problemas jurídicos en defensa del agua y el territorio, así como las luchas por la liberación de los presos políticos.
Consideraciones Generales:
1.  Lugar del evento: El encuentro se llevará a cabo en el Auditorio Ejidal de Tlanixco a partir del 18 de agosto a las 10:00 hrs. (Registro a las 9:00 hrs).
2.  Habrá hospedaje dentro del auditorio. Se recomienda llevar cobijas, sleeping y lo que se considere adecuado para dormir.
3.  Se buscará alimentación para todos los asistentes. Llevar plato, utensilios y vaso para evitar contaminación.
Registro:
– Todos los ponentes por colectivo o individual que así lo deseen deberán enviar a rebelionlatinoamerica@gmail.com sus ponencias sobre la situación política nacional para integrarlas al compilado final del encuentro. Máximo 3 cuartillas.
– Todos los asistentes en colectivo o individual deberán registrarse enviando los siguientes datos: NombreOrganizaciónEstado Teléfono al correo antes mencionado antes del 11 de agosto con el asunto Registro Encuentro Agua Tierra y Libertad.
– Interesados en suscribir el Encuentro favor de enviar firma al mismo correo o al 5554081446 vía mensaje.
– Todas las dudas sobre esta convocatoria que no estén abordadas en esta invitación favor de enviarlas al correo y teléfono antes mencionados.

viernes, 17 de agosto de 2018

COMUNICADO DE LOS PUEBLOS Y COMUNIDADES AFECTADAS POR EL #AeropuertoDeMuerte

Comunicado y argumentos de Pueblos Unidos Contra el Nuevo Aeropuerto
Blog del FPDT:
Casa de Transición de Andrés Manuel López Obrador.
14 de agosto de 2018
El día de mañana miércoles 15 de agosto el nuevo gobierno electo dará a conocer los informes técnicos sobre la viabilidad o inviabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).
Los pueblos venimos a hacer escuchar nuestra voz. A pesar de reiterados llamados, el presidente electo no se ha reunido directamente con los opositores al proyecto, con los pueblos que están siendo afectados por la megaobra, un gesto que sí ha tenido con los interesados en que el proyecto aeroportuario continúe.
El día de hoy, hacemos llegar al presidente electo Andrés Manuel López Obrador parte de la documentación que demuestra la inviabilidad del NAICM, con los argumentos técnicos de los pueblos y de especialistas independientes. 
Estamos convencidos de que el proyecto debe cancelarse y podemos defender esa posición, con argumentos técnicos y científicos, frente a quien sea. Por eso, proponemos un proceso de diálogo público, en que se puedan confrontar nuestros argumentos con los de aquellos que están de acuerdo con la continuación del NAICM. Estamos dispuestos a debatir con todas las fuerzas que apoyan el nuevo aeropuerto, tenemos la capacidad de demostrar en términos técnicos la inviabilidad de la obra y de sus implicaciones. 
Dentro del formato de diálogo proponemos seis mesas temáticas públicas y una séptima de conclusiones, así como recorridos en los pueblos afectados por las obras, con la participación de todas las partes y la observación de organizaciones ecologistas y de derechos humanos y la sociedad civil interesada.
Estamos en condiciones para debatir con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, con los empresarios que serían beneficiados del proyecto (Slim, Hank Rohn, ICA, etc.), con el gobierno de Peña Nieto, con las mineras que devastan nuestros territorios y con todos aquellos que defienden el NAICM, sean organizaciones o gobiernos. Podemos debatir con ellos en cualquier sede, ya sea que se trate de un centro de convenciones y en nuestras comunidades.
El NAICM no es una obra que beneficia al pueblo de México, sino a los intereses de la élite económica del país. Creemos que es hora de escuchar a los pueblos, las organizaciones, especialistas y a la ciudadanía inconforme con la construcción del NAICM.
Hacemos un llamado al presidente electo Andrés Manuel López Obrador para que defina cuanto antes y con claridad los plazos del proceso en que se basará para tomar la decisión sobre cancelar o no el nuevo aeropuerto. Pensamos que la ambigüedad en la que ha caído en ese aspecto no abona a la certeza política de ningún sector, y genera inquietud en los pueblos que están siendo afectados por el NAICM y que lleven más de 17 años combatiéndolo.
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra.
Pueblos Unidos contra el Nuevo Aeropuerto.
Plataforma Organizativa contra el Nuevo Aeropuerto y la Aerotrópolis.
A continuación, presentamos algunos de los principales elementos que demuestran la inviabilidad del nuevo aeropuerto en Texcoco: 
El suelo de la zona del Lago de Texcoco es el peor para una obra como el aeropuerto, por su situación de hundimiento permanente y desigual. Es la zona con más hundimiento en toda la Cuenca de México, entre 20 y 30 centímetros anuales. Lo cual hace que su costo de construcción sea elevadísimo, y mucho más elevado aún el mantenimiento.
La necesidad de modificar la inestabilidad de suelos del terreno lacustre para intentar la construcción del aeropuerto ha derivado en la actividad masiva de extracción de toneladas de tezontle y  otros materiales  para la cimentación de los edificios y las pistas del proyecto. Esta devastación que se ha intensificado en los cerros de la región, ya está alterando geología de la Cuenca de México y nos está despojando de cerros indispensables para la filtración de agua que recarga los mantos acuíferos.
El plan del Nuevo Aeropuerto no considera de manera seria la variable de la intensidad sísmica que predomina en la zona (los sismos del pasado septiembre hundieron la construcción 5 centímetros de golpe, sin el peso de o que será la terminal aérea), ni la cercanía de un volcán activo (Popocatépetl) cuyas emisiones de ceniza pueden afectar constantemente la calidad de visibilidad en la operación de los vuelos.
La mayoría de los contratos para la construcción del NAICM fueron por adjudicación directa y no cumplieron con los estándares internacionales en términos de compras públicas, transparencia y contrataciones abiertas dificultando conocer a los beneficiarios reales de la obra.
El principal beneficiado con el proceso de contratación fue Carlos Slim. Se realizaron contratos a personas no expertas que tenían relaciones con directivos del GACM. No se realizó un correcto seguimiento de los entregables de contratos cruciales para la comunidad. 
La gerencia general del proyecto se otorgó sin licitación abierta a la empresa Parsons International acusada en Estados Unidos de diseñar y construir mal los proyectos, hacer trabajos incompletos y entregar construcciones por debajo del estándar, falta de control y supervisión de sus subcontratistas y de importantes deficiencias administrativas y técnicas, todas actividades que debe ejecutar Parsons en la obra del NAICM.
El estudio denominado Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), aprobado por SEMARNAT, hecho por la consultora: “Especialistas Ambientales, S.A. de C.V.”, es una farsa. Para su elaboración, sólo se realizó trabajo de campo de cinco días, cuando un estudio de esa importancia requiere cuando menos un año de observación para determinar la dinámica del lugar en diversas estaciones. Es por eso que el MIA sólo identifica 74 especies de aves en la zona, cuando hay registros de más de 250.
El proyecto tiene contempla la desecación del lago Nabor Carrillo, que destruye un espacio de paso obligado en la ruta de la aves migratorias, lo que sumado a la propia operación del aeropuerto, terminaría por desplazarlas de su hábitat. 
La continuación de la construcción del Nuevo Aeropuerto y el desarrollo de la Aerotrópolis en la región del lago de Texcoco, entre muchas cosas muy graves, concretará la alteración irreversible de la dinámica hídrica de la Cuenca de México.
La sustitución del lago por una gran plancha de concreto,  elimina su acción de la humedad del lago en el amortiguamiento climático, incrementaría la temperatura y aumentaría el efecto invernadero en el Valle de México.
Eliminar el lago es eliminar un espacio natural que evita inundaciones en los espacios más bajos de la Cuenca de México.  No existen elementos técnicos suficientes para asegurar que las obras hidráulicas asociadas al Nuevo Aeropuerto, que supuestamente desviarán los escurrimientos, sean suficientes para evitar las inundaciones en la zona del proyecto y en las zonas aledañas.
De acuerdo al peritaje ambiental, la construcción del proyecto viola el Plan Regional de Desarrollo Urbano del Valle Cuautitlán–Texcoco  que define a la  Zona del Vaso del Ex Lago de Texcoco:  un área no urbanizable y se considera como Área Natural Protegida, ya que constituye una de las zonas con mayor valor ambiental del municipio. 
Además, se encuentran amenazados, a causa de este proyecto, los cuerpos de agua naturales que sobreviven del antiguo lago, la eliminación de estos humedales significaría la pérdida de la aportación de evaporación su agua a la atmósfera, un poderoso aliado natural para la mitigación de las emisiones de contaminantes de la gran ciudad. A cambio de esta pérdida, los pulmones de los habitantes de la gran ciudad consumirían 1,118,726 litros de combustible diariamente al incrementarse las operaciones comerciales aéreas de 389 mil a 1 millón cada año. Es decir, el futuro del aire que respiremos los 33 millones de habitantes de la ZMVM es el de un aire envenenado, un aire de muerte.
En los planes de compensación ambiental del NAICM se contempla la inserción de especies exóticas como el Pino Salado y la Casuarina, que en realidad constituyen una amenaza de extinción de la flora nativa y no contarán con un control bilógico que las regule, por lo que podrían convertirse en plagas.
El NAICM significaría la destrucción definitiva el último espacio lacustre de nuestra Cuenca de México, es decir, eliminar un  nicho ecológico de especies endémicas de reptiles y mamíferos y la destrucción de un espacio de anidación, reproducción y refugio de más de 100,000 aves migratorias que anualmente llegan a los cuerpos de agua de Texcoco, entre ellas, al menos veinte especies están amenazadas o en riesgo de extinción.
Especialistas en antropología y arqueología han señalado que la identidad y la historia resguardada bajo las capas de tierra del Lago de Texcoco y sus alrededores corre grave riesgo. Además de los numerosos casos de hallazgos de restos de fauna pleistocena en las orillas del lago, hay más de mil puntos de interés arqueológico y paleontológico registrados desde el año 2003, amenazados por el NAICM. 

IBERO PARTICIPARÁ EN MEMORIAL DEL 68 CON ARCHIVO FOTOGRÁFICO Y COLECCIÓN DOCUMENTAL

Comité Interuniversitario M-68: Ciudadanías en Movimiento coordinará actividades en UNAM, Ibero, IPN, Chapingo y Colmex
Valentina González
Este material se comparte con autorización de la Ibero:
Desinformémonos, periodismo de abajo:
16 de agosto de 2018.
Como integrante del Comité Interuniversitario M-68: Ciudadanías en Movimiento, que conmemorará los 50 años del Movimiento Estudiantil de 1968, la Universidad Iberoamericana participará con el archivo fotográfico ‘El Heraldo Gutiérrez Vivó–Balderas’, así como con la colección documental del Movimiento del 68 y el Fondo Ana Victoria Jiménez sobre la lucha feminista, los cuales resguarda esta casa de estudios.
Para conmemorar los 50 años del Movimiento Estudiantil, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh), el Colegio de México y la IBERO unen esfuerzos para llevar a cabo distintas actividades, con el objetivo de mantener la memoria de este hecho histórico, interpretar el impacto que tuvo en su momento y las consecuencias hasta nuestros días.
“Se ponen en marcha dos iniciativas centrales: la creación de un macrorrepositorio digital, que contendrá documentos de más de 30 archivos públicos y privados sobre los movimientos sociales, políticos y culturales de 1968, hasta el día de hoy. Se trata de una plataforma abierta, de libre acceso y en permanente construcción, que será la columna vertebral del nuevo Memorial del 68 y del Museo de Movimientos Sociales, que se pondrá en marcha en octubre y busca dignificar la memoria del Movimiento Estudiantil”, explicó el escritor Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, durante la presentación del Comité.
Agregó que la estrecha colaboración entre las cinco instituciones de educación superior permite que el macrorrepositorio se ponga en marcha de manera expedita y que contenga una gran cantidad de documentos que servirán para entender mejor lo que ocurrió.
El Colmex, por ejemplo, integrará sus archivos México 1968, Movimientos armados en México, recursos de información y documentos, mismos que serán recopilados por el académico Sergio Aguayo.
El IPN participará con la selección de fotografías resguardadas en el Archivo General de la Nación sobre su participación en el Movimiento. Por su parte, Canal 11 colaborará con una selección de materiales audiovisuales sobre movimientos sociales.
La UACh colaborará con la recopilación de testimonios y ensayos de la comunidad de esta institución educativa sobre el Movimiento Estudiantil, así como otras publicaciones en torno a la Huelga Nacional de las Escuelas de Agricultura, que se realizó en 1967.
La UNAM, a través del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT), se encargará de resguardar el macrorrepositorio digital e incorporará acervos de algunas de sus unidades, como el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación, el Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) y la Coordinación de Difusión Cultural, que participa a través del Museo Universitario Arte Contemporáneo, Radio UNAM, TV UNAM, Filmoteca, el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos, la Casa del Lago Juan José Arreola, el Museo Universitario del Chopo y el CCUT.
De acuerdo con la UNAM, el repositorio digital se lanzará en octubre y será la columna vertebral del proyecto expositivo del CCUT, pues derivará en la apertura del Memorial del 68 y Museo de los Movimientos Sociales, mismos que buscan dignificar a quienes participaron, lideraron y fueron víctimas durante ese año aciago.
La exposición será permanente y recuperará componentes importantes del Memorial del 68, el cual se inauguró en 2007, tal como la puerta de la Preparatoria 1, destruida durante el bazucaso y los testimonios de los líderes históricos del Movimiento, a los que se suman nuevas entrevistas a participantes y testigos.
El nuevo Memorial del 68 y Museo de los Movimiento Sociales estarán en la antigua Sala de Colecciones Universitarias del CCUT, el cual cuenta con una vista imponente hacia la Plaza de las Tres Culturas.
Como parte de las actividades, también se organizará el Coloquio Internacional M-68: Ciudadanías en movimiento, que se llevará a cabo durante septiembre y en el que participarán más de 100 conferencistas, en más de 50 sedes.

AMLO NUNCA MENCIONÓ A LOS PUEBLOS AFECTADOS EN SU PROPUESTA DE “CONSULTA” DEL NAICM: ATENCO

¡NO LE DES EL AVIÓN AL PUEBLO!
“¿En qué momento se dirigió a los pueblos afectados? No existimos para ellos, nunca se nos ha tomado en cuenta a los pueblos”
Desinformémonos, periodismo de abajo
17 de agosto de 2018
Ciudad de México/Desinformémonos.- El virtual presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio una conferencia de prensa la mañana de este viernes para anunciar que el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) será sometido a consulta para decidir si continúa su construcción en Texcoco o se trasladará a Santa Lucía, sin embargo, durante la conferencia “nunca mencionó a los pueblos, está llamando a la ciudadanía, a los empresarios a participar”, criticó una de las dirigentes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), María Trinidad Ramírez.
“¿En qué momento se dirigió a los pueblos afectados? No existimos para ellos, nunca se nos ha tomado en cuenta a los pueblos”, expresó Trinidad Ramírez tras la conferencia de prensa.
“Nosotros decimos sí a una consulta pero que sea ésta informada. ¿Por qué una consulta con tan poco tiempo?, ¿para quién será?”, cuestionó Ramírez, quien agregó que el Frente había propuesto seis mesas temáticas y un debate público con especialistas independientes, basados en los argumentos científicos que evidencian la inviabilidad del proyecto.
“Estamos dispuesto a debatir con el Grupo Aeroportuario y con los empresarios y con los mayores beneficiarios como Carlos Slim, pero son ellos los que no nos quieren mirar, pero nosotros tenemos la disposición y la seguridad de que haremos valer el porque no queremos este proyecto en Texcoco”, aseguró la integrante del FPDT.
Añadió que lo que el Frente pide es que “se justa una consulta y que haya justicia”, pero que seguirán con su postura de rechazo al proyecto por la amenaza que representa para los pueblos y el ecosistema y por las violaciones a sus derechos humanos tras la imposición de las obras, los encarcelamientos a los defensores de la tierra y el hostigamiento.
“Hoy a casi 17 años de nuestra lucha sigue siendo la misma demanda legítima, pero ya hay otras voces, otras comunidades que están siendo afectadas con la devastación de los cerros, con la construcción de las autopistas porque hay más proyectos que son encaminados al despojo del territorio”, explicó Trinidad Ramírez.
“Esta consulta dará resultado si todos los mexicanos reflexionan ante este proyecto que nos está arrebatando el territorio y nos está afectado nuestros derechos. Es ahí donde sí habría una consulta favorable a que este proyecto se cancele”, agregó.
Por último, señaló que el FPDT llamará a la ciudadanía en general a reflexionar sobre el proyecto del aeropuerto y las implicaciones que conlleva su construcción.

MÉXICO 68: COMITÉ INTERUNIVERSITARIO (UNAM, IPN, CHAPINGO, IBERO, COLMEX)

INSTALAN COMITÉ INTERUNIVERSITARIO M-68; IBERO LLAMA A CAMBIAR LA HISTORIA
Valentina González
Fotos: Alberto Hernández / Ibero
Este material se comparte con autorización de la Ibero:
Fotos: Alberto Hernández / Ibero
Para descargar las imágenes da click aquí:
Desinformémonos, periodismo de abajo
16 de agosto de 2018
La Universidad Iberoamericana, junto con la Universidad de Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Colegio de México integran el Comité Interuniversitario, cuyo objetivo es conmemorar el Movimiento Estudiantil de 1968.
El Comité, integrado por instituciones que formaron parte de este hecho histórico -parteaguas en la historia contemporánea de México-, impulsará tres actividades principales: la creación de un macrorrepositorio digital, la organización de un coloquio internacional y una serie de eventos culturales.
Durante la ceremonia de instalación, el Rector de la Universidad Iberoamericana, Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., habló de la necesidad de intentar cambiar la historia, de subvertirla y lanzarla en otra dirección, tarea que la universidad, como ente de inteligencia social, tiene que jugar un papel relevante.
“Un primer paso es alimentar una conciencia colectiva sobre la necesidad de cambios sustantivos; luego, discutir e impulsar modelos económicos, políticos y culturales alternativos. Se trata de pasar de una civilización que hace de la acumulación del capital el motor de la historia, a una civilización de la autoridad compartida, de la pobreza y del trabajo”, dijo el padre jesuita.
El Rector de la Ibero enfatizó la necesidad de recoger las experiencias históricas anteriores para desideologizar, historiarlas y aprender de ellas. De ahí, el sentido de volver a ver los acontecimientos del 2 de octubre de 1968.
“Me parece necesario, para esta conmemoración, a partir de un supuesto muy obvio, pero que nos acerca generacionalmente con el Movimiento Estudiantil del 68, que no es otra cosa que la crítica al actual modelo económico capitalista neoliberal. El modelo económico actual ha ampliado la brecha entre ricos y pobres, ha profundizado los procesos de explotación y de opresión con la precarización del empleo y la concentración del ingreso. Ha depredado ecológicamente la totalidad del planeta, ha contribuido a la deshumanización creciente del hombre, de ahí que nazcan los movimientos sociales, justo aquellos que queremos incorporar en nuestra conmemoración”, señaló Fernández Dávalos.
Por su parte, el Rector de la UNAM, el Dr. Enrique Graue, recordó que hace 50 años, estudiantes, académicos y trabajadores protestaron contra los excesos, injusticias y un Estado autoritario e insensible a los movimientos de cambio; un movimiento que dio origen a una movilización en demanda de justicia, para exigir la libertad de expresión, el derecho a disentir y ser escuchados, y que terminó en tragedia.
“A cinco décadas de distancia, el Movimiento sigue siendo símbolo de nuestras luchas y esfuerzos colectivos. La conciencia social que ven en ello, y la tragedia posterior, permeó en nuestra vida cotidiana y se expresó con la definición de nuevos derechos y valores sociales, sin los cuales no se podrían entender el México contemporáneo”.
Graue recordó que a raíz del Movimiento del 68 se comenzaron a fraguar demandas y acciones en torno al papel de las mujeres en la sociedad, a la libertad sexual, a la tolerancia y la diversidad, al respeto al medio ambiente, a la pluralidad, a las luchas por la transparencia y contra la corrupción.
“La conmemoración del Movimiento del 68 nos sirve para entender la trasformación en esta sociedad, y en el patrimonio de derechos identificados durante los últimos 50 años, y aquellos que queremos alcanzar. Desde hace cinco décadas, las instituciones de educación superior hemos acompañado e impulsado la consolidación democrática de nuestra nación; es por ello que compartiremos una serie de actividades culturales a fin de plasmar en ellas expresiones y deseos de esta sociedad en permanente trasformación”.
La presidenta del Colegio de México, Dra. Silvia Giorguli, mencionó que las reuniones entre rectores han servido para reflexionar sobre el rol de las universidades en el cambio social en México y, en particular, en el rol de estas instituciones de educación superior en la construcción de ciudadanía.
En ese sentido, Giorguli señaló dos aspectos: la autonomía como algo indispensable para el desarrollo de estas actividades, para mantener el carácter de crítica independiente y libre que debe caracterizar a las universidades. Por otro lado, la función y la misión de las mismas para salvaguardar las visiones de largo plazo, más allá de las coyunturas políticas.
“Estos dos elementos son indispensables para seguir contribuyendo, desde las universidades, a las construcciones de ciudadanía, a la democracia y al respeto y garantía de los derechos humanos. En esta misión de la universidad, el papel de los estudiantes es central como agentes activos de cambio social”, expresó la presidenta del Colmex.
Durante su intervención, el Dr. Mario Alberto Rodríguez Casas, director del Instituto Politécnico Nacional (IPN), manifestó que las demandas democráticas de aquellos estudiantes representaron el embrión de nuevas formas de entender al país y de futuros posibles, en donde verdaderamente existieran espacios públicos de participación para todas y todos.
Reconoció que el legado del Movimiento Estudiantil del 68 es invaluable porque demostró que los jóvenes tienen, y tuvieron, toda la capacidad para generar cambios que lleven a la sociedad a mejores estadios de libertad y bienestar, en donde se privilegie el diálogo, y la sociedad y el gobierno caminen por senderos convergentes.
“En esta conmemoración habrá un sinnúmeros de testimonios que demostrarán la riqueza de este movimiento, algunos de sus protagonistas ya no estarán, sin embargo, sabremos que estarán presentes en lo relatos de los participantes, en las conferencias y exposiciones de las colecciones de documentos digitales, fotografías, videos, canciones, piezas de arte y obras de teatro, que tienen el propósito de dar a conocer los principales acontecimientos del 68 y los movimientos que se gestaron en otros países”, agregó el académico.
El director del IPN dio a conocer que, por primera vez, se ofrecerá un concierto magno en el que participaran “en una muestra de humanidad”  las orquestas sinfónicas del IPN y de la UNAM. 
“Será un concierto que, siguiendo el ejemplo de los estudiantes del Movimiento del 68, llevará un mensaje de unión, fraternidad, confianza y fortaleza entre dos de las instituciones educativas que han sido históricamente pilares de la educación pública en México”, expresó.
Agregó que el mejor homenaje que se puede hacer al Movimiento Estudiantil es mantener sus ideales vigentes. 
“Es la lucha diaria por los derechos humanos y civiles en todos los frentes, a nosotros nos toca dar la batalla en el sector educativo, somos parte de esa ciudadanía en movimiento, cuyo punto de partida y primer impulso se gestó en el entrañable Movimiento Estudiantil de 1968. Participar en este memorable evento refleja el compromiso social del IPN con México y, particularmente, con los jóvenes, quienes nos motivan a seguir siendo politécnicos de corazón y poner la técnica al servicio de la patria”, agregó.
El rector de la Universidad de Chapingo, José Barrales Domínguez, recordó que los universitarios de esa casa de estudios se unieron al Movimiento del 68, en reciprocidad por la ayuda que recibió la institución un año antes, durante la Huelga Nacional de las Escuelas de Agricultura.
Ibero entrega a la UNAM obra artística
Al término de la ceremonia, la IBERO entregó a la UNAM la obra artística ‘La patria desgarrada’, una pieza que es el resultado de una intervención textil y un performance que duró 10 meses.
“Se trata de un esfuerzo o atrevimiento de la comunidad universitaria, de reconocerse en el hermoso, aunque dejado rostro de nuestra patria, y de comprometernos en colaborar en la tarea de reconciliación y justicia que nuestra historia y pueblo merecen”, dijo el Rector de la Ibero, Mtro. David Fernández.
Por su parte, el Dr. Enrique Graue agradeció a la IBERO la simbólica obra arte, “porque en el 68 se nos desgarró la patria y desde entonces, y hasta la fecha, nuestro pueblo viene suturándola, restaurándola, a fin de darle vida, armonía y paz”, expresó el Rector de la UNAM.
El Mtro. Fernández, recordó que este 2018 la Ibero cumple 75 años y lo ha querido celebrar reconociendo la mutua ‘filialidad’ que tiene con la máxima casa de estudios.
“En efecto, la Ibero no habría sido posible sin la voluntad y apoyo propiciatorio de la UNAM, en quien los jesuitas mexicanos nos reconocemos y vemos la continuidad de la pasión”, dijo Fernández Dávalos.

PELIGRO DE SIMULACIÓN: LA IMPOSICIÓN DE LA AMNISTÍA Y LA EXIGENCIA DE PERDÓN ANTES DE LA JUSTICIA

NARRAR EL DOLOR: apuntes para una “comisión de la verdad”
Al-dabi Olvera
La Jornada. Opinión
17 de agosto de 2018
Guerra y narración tienen una relación antigua. Desde La Ilíada hasta el Cantar delmío Cid, los poemas épicos son leídos primordialmente como la gloriosa historia de combatientes. En contraste, la relación entre dolor y narración es subterránea. Se refugia en el teatro, la poesía, y narra la historia de las víctimas. La Antígonade Sófocles es un ejemplo. En pleno siglo XX, frente a la imposibilidad de escribir después de Auschwitz planteada por Theodor Adorno, el poeta judío Paul Celan escribe un verso para su familia extinta:“el cabello de mi madre nunca se hizo blanco”.
Ya en el siglo XXI, el poema Memorial: una excavación de la Iliada, de Alice Oswald, y el ensayo La guerra que mató a Aquiles, de Caroline Alexander, hacen una lectura crítica de las epopeyas con la invasión a Troya. Oswald nombra, uno a uno, los muertos de la guerra. Alexander cita a Briseida, botín de guerra, como la voz de las familias devastadas.
México vive en guerra y hace falta narrarla. La militarización de Felipe Calderón en diciembre de 2006 abrió una nueva etapa de horror y silencio bajo el discurso de la seguridad. Desde la masacre de 12 jóvenes y un bebé en Creel hasta los recientes asesinados en Ciudad Juárez, vivimos el periodo más violento desde la Cristiada.
El discurso dominante del militarismo calderonista criminalizó a las víctimas no sin el apoyo de intelectuales y medios de comunicación. El surgimiento del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad en el año 2011 rompió este discurso hegemónico y sirvió para “ponerle nombre a muertos y desaparecidos”.Durante las caravanas del movimiento varias familias tomaron por primera vez el micrófono.
Es significativo que un poeta, Javier Sicilia, se convirtiera en el aglutinante del movimiento. Su renuncia a la lírica fue compensada con la insurgencia de la oralidad colectiva: los relatos dolientes de miles de personas. Sin embargo, en México no se ha nombrado todo. De 2006 hasta la fecha han sido asesinadas más de 210 mil personas, 35 mil fueron desaparecidas y 330 mil desplazadas. El río de relatos oculto bajo los números espera por emerger.
Después de una guerra civil o de la caída de regímenes dictatoriales, las sociedades comienzan procesos inmediatos de verdad y memoria. Hoy, México está frente a la posibilidad de acabar con un modelo de seguridad y economía que transformó al Estado en monstruo de criminalidad e impunidad. El cambio más profundo que podría traer la nueva alternancia política mexicana es el surgimiento de un modelo de justicia transicional y una comisión de la verdad y la memoria.
La médula de estos procesos es el testimonio colectivo de miles de víctimas recopilados en informes finales que dan cuenta tanto de la dignidad de los supervivientes como de los mecanismos de la violencia. En Argentina, por ejemplo, la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas legó un documento que ofreció un número y nombre a las víctimas de la dictadura. La comisión fue encabezada por Ernesto Sábato, un escritor que durante su trabajo al frente de la comisión destacó la importancia de haber encontrado cartas y poemas de jóvenes desaparecidos.
Hoy, México se enfrenta quizás al proceso narrativo más importante en un siglo. Este reto de escucha ante sobrevivientes de la violencia reclama el acompañamiento de todos. En su texto Dolerse, Cristina Rivera Garza habla del dolor como un sentimiento compartido: tú me dueles. Dolersees“escribir de otra manera”.
Contar esta verdad colectiva implica un trabajo de excavación. No sabemos bien a bien la entraña, el esqueleto, la estructura y el espíritu con el que ha actuado el monstruo de la guerra. El próximo esfuerzo narrativo implica recuperar archivos, entrar a centros de detención, encontrar lugares donde fueron perpetuadas masacres, abrir fosas, documentar métodos de tortura, formas de desaparición y, finalmente, determinar con análisis estadísticos y con enfoques transversales si existen patrones comunes en todo el territorio nacional para hablar de crímenes de lesa humanidad.
México no parte desde cero: familias en todo el territorio se han convertido en rastreadoras. La periodista Marcela Turati nombra el trabajo del gremio comprometido como una “Comisión de la verdad en tiempo real”. Existe, sin embargo, un peligro de simulación: la imposición del paradigma de la amnistía –olvido– y la exigencia de perdón antes de la justicia.
México perdería entonces la oportunidad de realizar la auténtica transformación de su vida pública: relatar el dolor de la guerra.
Al comenzar el siglo XX, Walter Benjamin anunció en su ensayo El Narradorel fin de los contadores de historias. Decía que aquellos que venían del frente de batalla de la Gran Guerra regresaban mudos. Hoy, la narrativa resurge con una nueva tarea que va más allá de la transmisión de sabiduría: la defensa de la memoria. 
Aquí, la intención de supervivientes de la violencia quedará resumida en una frase que podremos pronunciar después de este proceso: 
MÉXICO: ¡NUNCA MÁS!

NICARAGUA: ENTREVISTA A JAIME WHEELOCK, DE LA DIRECCIÓN HISTÓRICA DEL FSLN

JAIME WHEELOCK: "SANDINISTAS SOLIDARIOS CON LA PROTESTA"
Confidencial:
Ver video:
09 de agosto de 2018
Jaime Wheelock, miembro de la Dirección Nacional histórica del FSLN, comentó sobre la crisis que vive Nicaragua: 
"Hay dos caminos: la confrontación que destroza al país, o volver al diálogo, disolver los paramilitares, cesar persecución y liberar a presos políticos".

EL PLAN DE COLONIZACIÓN, DESPLAZAMIENTOS FORZADOS Y DEVASTACIÓN AMBIENTAL QUE ESTÁ EN MARCHA

Con el triunfo de AMLO y Morena, la burguesía ganó un gobierno operador del neoliberalismo
Javier Hernández Alpízar,
Babel.
Publicado por zapateando:
Los países colonizadores, al menos algunos de ellos, presumen que en sus territorios están haciendo ambiciosos, y muchas veces exitosos, programas de restauración ambiental. 
- Los alemanes están dejando a sus bosques crecer y haciendo decrecer sus ciudades para darle espacio al bosque. 
- Los canadienses han prohibido la devastación ambiental minera en su territorio, del cual son icónicas las fotos de sus bosques. 
- En el Estado español han prohibido las presas, y mucho más si construirlas implica desplazamiento forzado de poblaciones. 
- En los Estados de Europa occidental y en Canadá, al menos, los derechos ambientales son una realidad en sus territorios. 
Sin embargo, capitales alemanes, canadienses, españoles, no menos que capitales estadunidenses, chinos o brasileños, en países colonizados como México, impulsan la bioprospección para patentar genes de plantas y animales y para piratear saberes indígenas ancestrales; siguen practicando la minería tóxica a cielo abierto que destruye comunidades y territorios, usando métodos criminales como grupos de choque o paramilitares e incluso complicidad con el narco; siguen imponiendo el despojo territorial, el desplazamiento forzado de poblaciones y la destrucción ambiental con presas y represas, parques eólicos, extractivismo petrolero y minero, carreteras, aeropuertos, trenes, corredores para el paso de las mercancías, megaproyectos todos que violan derechos ambientales, económicos, sociales, culturales de pueblos y comunidades, indígenas o no, rurales y urbanos. Eso se llama colonización, siempre se anuncia como desarrollo, siempre promete generar empleos y bonanza económica (consumo), y siempre promete respetar los derechos humanos e incluso ser amigable con el medio ambiente.
En México, la nueva vuelta de tuerca del colonialismo capitalista neoliberal comenzó con Miguel de la Madrid y ha sido impuesta (muchas veces violentamente) con los gobiernos priístas y panistas de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña. Durante 36 años de gobiernos neoliberales, obedientes de los dictados del FMI, el BM, la OMC, la OCDE y del Consenso de Washington, se impulsó la reconversión de la economía (antes “mixta”) a una economía de “libre mercado”mediante mecanismos como los tratados de libre comercio, el primero de ellos, el TLCAN, en 1994 y luego muchos otros hasta llegar a 43 tratados de libre comercio; la autonomía del Banco de México; la plena libertad de los mercados financieros; las privatizaciones de facto (Telmex para Carlos Slim como ejemplo paradigmático), las llamadas reformas estructurales, que son no solamente legales, es decir, modificaciones en el derecho positivo, sino reales: cesión de soberanía a la fuerza de los capitales nacionales y transnacionales.
Además se impulsó una hegemonía del neoliberalismo como ideología: individualismo, consumismo, creencia en que el capitalismo es la forma insuperable de vivir en sociedad, y el neoliberalismo como su manera obvia de ser, la creencia en el “desarrollo”: llegar a ser como ellos (como esos estadunidenses, canadienses, alemanes o españoles felices de la propaganda consumista). 
Especialmente se formó al mexicano como sujeto moderno neoliberal, individualista, consumista, creyente en la religión del mercado, adicto al fetichismo de las mercancías y el dinero, fanático de lo estadunidense, y sobre todo narcisista (lo cual implica un cierto grado de infantilismo o cretinismo): porque la mercancía y el dinero son los alcahuetes de sus necesidades y lo hacen creerse el centro del mundo.
Esta transformación fue una contrarrevolución de derecha, la destrucción del pacto social que lentamente se formó entre el triunfo del juarismo y el gobierno de Lázaro Cárdenas, la formación de un Estado mexicano liberal, en el sentido viejo de la palabra, que implicaba cierta vocación social, la cual además coincidió con un periodo de corporativismo mundial como el New Deal en los Estados Unidos y el keynesianismo o Estado benefactor a nivel internacional, que en México se llamó “economía mixta” “Estado de bienestar” y más interesadamente “milagro mexicano”. Un periodo de relativa bonanza que alcanzó solamente a sectores privilegiados, de la ciudad, sobre todo, y que dejó una impronta que, ante la falta de conciencia social o conciencia de clase, no se recuerda tanto como derechos conquistados mediante las luchas (de la guerra de independencia a la revolución mexicana y aún después) sino como dádiva paternalista: el mito de Tata Lázaro o de los presidentes “buenos” como, dicen algunos, Ruiz Cortines.
La contrarrevolución inició inmediatamente después del fin del sexenio de Lázaro Cárdenas y tuvo momentos especialmente activos con Miguel Alemán, pero las condiciones del triunfo planetario de las doctrinas y políticas neoliberales, con las dictaduras del Cono Sur, paradigmáticamente Pinochet, alabado por Milton Friedman, y luego con Tatcher y Reagan (los tres admirados por Alfonso Romo: Pinochet, Tatcher, Reagan), se agudizó en México con Miguel de la Madrid y quedó troquelada con Salinas de Gortari; se le ha demonizado solamente a él, pero fueron salinistas, es decir, neoliberales, los gobiernos de Zedillo, Fox, Calderón y Peña. 
El salinismo, en el sentido de neoliberalismo, nunca perdió el poder; por el contrario, mientras la figura de Salinas o de otros personajes era demonizada, la ideología neoliberal (“salinista”) fue volviéndose el nuevo “sentido común”, la ideología dominante, incuestionada y, al menos eso quisieran, incuestionable.
Entre los signos de “naturalización” del capitalismo está el hecho de que no se le nombra. El neoliberalismo se trivializó como una mala palabra para calificar al adversario y perdió, en el lenguaje común, su sentido crítico real.
Mientras el odio como pasión masiva se concentraba en chivos expiatorios como Salinas, los beneficiarios del neoliberalismo y el salinismo se volvieron invisibles para la inmensa mayoría social. Se impuso la ideología de los empresarios, con la falsa idea de que los impulsores de un pequeño changarroson iguales a ellos, pues son “emprendedores”. Así, en lugar de ser objeto de odio (merecido), reservado a los presidentes y algunos políticos, y luego a los partidos, especialmente al PAN, el PRI y el PRD, los empresarios solamente son criticados por una minoría que no tiene incidencia en el resto de la sociedad. Incluso, para algunos, llegaron a ser referente de “honestidad” o de “austeridad” y aún de “filantropía”, véanse las alabanzas de AMLO a Carlos Slim o la defensa de algunos simpatizantes de Morena a la figura de Alfonso Romo.
La crítica se volvió hipócrita y tremendamente inconsecuente: se critica a los priistas y panistas, excepto cuando se pasan al bando “bueno”. Se critica al salinismo, pero se asume la ideología neoliberal. A pesar de ser prácticamente una botarga contra la cual escupir los resentimientos, Salinas ganó: su ideología y modelo de país se impuso, ahora es sentido común: neoliberalismo, desarrollo (aceptando como “sacrificio” el daño ecológico), megaproyectos. Hoy son defendidos por sectores que creen ser antisalinistas, antipanistas y antipriístas, pero que defienden esos mismos megaproyectos ahora enarbolados como programa de gobierno de AMLO-Romo y Morena.
Tienen en común ser proyectos del capital internacional, planes de colonización del territorio mexicano, explotación de los recursos naturales, expulsión y desplazamiento de poblaciones y comunidades, todo ello: violaciones sistemáticas de los derechos humanos, individuales y colectivos, de muchos mexicanos. Tienen en común venir desde el siglo XIX, como los frustrados tratados McLane-Ocampo, o al menos del siglo XX, con los tratados de libre comercio y con el avance parcial de planes como el Plan Puebla-Panamá o el Plan Mérida. Muchos de ellos, como el Aeropuerto en Texcoco, han sido iniciados por viejos gobiernos priístas, y han sido derrotados, en el sexenio del panista Fox, con el alzamiento popular de Atenco y comunidades cercanas.
Han sido resistidos con luchas como el alzamiento zapatista en 1994, la formación de autonomías y de policías comunitarias, especialmente en el sur y el sureste del país.
La burguesía mexicana impulsó violentamente estos megaproyectos u otros parecidos durante dos sexenios de violencia inaudita contra la población, que dejaron una estela sangrienta, con un número ignoto de miles de muertos y desaparecidos, además de miles de viudas, huérfanos, y víctimas cuyo dolor no alcanza siquiera a nombrarse.
Esta violencia, cuyo desprestigio hizo inviable seguir con el plan neoliberal mediante los partidos que lo operaron anteriormente (PAN, PRI, PRD), abrió camino al debilitamiento de la resistencia social a costa de destruir la imagen de esos partidos.
Con el triunfo de AMLO y Morena, la burguesía ganó un gobierno operador de lo que ya sus viejos administradores no podían seguir impulsando, los grandes proyectos colonialistas neoliberales. Los más destacados son:
- Las Zonas Económicas Especiales (la primera ya opera en la Península de Yucatán).
- El corredor del Istmo de Tehuantepec para conectar los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz.
- El Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco, que ya está en construcción, al menos ya están destruyendo el sitio.
- El tren “Maya” de Cancún a Palenque, que pasa por la reserva de la biosfera de Calakmul.
- El millón de hectáreas de explotación forestal (árboles maderables y frutales, no endémicos) en la Selva Lacandona, cuyo principal beneficiario probablemente será una empresa de Alfonso Romo.
- La minería tóxica, especialmente canadiense, defendida por AMLO como “estratégica” para limitar el comercio con Estados Unidos y “resistir” a Trump.
Asimismo, asociado con ellos, y con las reformas neoliberales, que ya se ha ido anunciando que no serán revertidas: explotación petrolera, presas y represas, carreteras y caminos. Una colonización de territorios indígenas y penetración de capitales, empresas, operadores de gobierno y seguramente fuerzas armadas que vuelven totalmente retórica e hipócrita cualquier invocación a los “Acuerdos de San Andrés” o a los “derechos humanos”.
Ya he escuchado a defensoras de AMLO en radio cuestionar “cuál razón, no se puede apelar a la razón, porque no hay una razón absoluta”, para defender el “argumento” de que AMLO ya había anunciado a cartas abiertas casi todo su gabinete y su plan económico, por lo tanto puede hacerlo, imponerlo, por razón institucional, razón de Estado, y contra sus millones de votos (la fuerza) no se puede apelar a la razón.
Me recuerda a Pilatos: ¿la verdad, qué es la verdad? Pilatos es precursor de la cacareada “postverdad”. Pero sí, hay una razón que se impone detrás de esa razón “institucional”“democrática” (“30 millones de votos no se equivocan”) y razón de Estado: es la “razón” del Capital (razón absoluta, incuestionada), el máximo ganador en estos comicios y en esta pasma postelectoral, en la cual las víctimas mandan cartas a AMLO llamándolo “Compañero” “Señor Presidente”.
Todavía no logran hacer que las víctimas de Calderón y Peña perdonen y olviden, pero AMLO y Romo ya tienen mapeadas y sentenciadas a sus propias víctimas.
El reparto de migajas como “ayudas a la tercera edad” será solamente un control de daños y una medida de contención de la protesta social.