lunes, 5 de noviembre de 2018

Película: "VIOLETA SE FUE A LOS CIELOS"



Violeta Parra: cantante chilena hubiera cumplido 101 años el 4 de octubre
La creadora de "Volver a los 17"  fue una gran folclorista latinoamericana, pionera de la "Nueva canción chilena"
Un 4 de octubre de 1917, nació en San Carlos (Chile) la cantautora, artista plástica y folclorista Violeta Parra, pionera de la "Nueva canción chilena" y una de las más grandes influencias de la música latinoamericana.
Hija del profesor de música Nicanor Parra Alarcón y de la campesina Rosa Clarisa Sandoval Navarrete, Violeta Parra creció en el campo del sur, entre Lautaro, Chillán y Villa Alegre, y aprendió a cantar desde pequeña para sobrevivir.
Impulsada por su hermano, el poeta Nicanor Parra, Violeta viajó a la capital Santiago de Chile para consagrarse como divulgadora de la música popular de su país. Posteriormente, viajó a Europa y Asia a compartir su talento con el mundo.
Al igual que su carrera artística, su vida personal estuvo llena de altibajos: de Luis Cereceda, padre de sus hijos Ángel e Isabel, se separa en 1948. Contrajo matrimonio un año después con Luis Arce. Y en 1952, nació su hija Rosita Clara, quien falleció dos años después, mientras ella estaba en Francia. Su segundo matrimonio fracasó también, y se enamoró del antropólogo y musicólogo suizo Gilbert Favre, el que sería el gran amor de su vida. Pero su abandono no le permitió continuar con su vida, y se suicidó en medio de una debacle artística de un disparo en la cabeza a los 49 años, en su carpa artística.
Su legado musical deja en el cancionero latinoamericano himnos como "Gracias a la Vida""Volver a los 17""Arauco tiene una pena""Qué pena siente el alma".

UNA INVITACIÓN A: “EL CINE IMPOSIBLE”. Comisión Sexta del EZLN, octubre del 2018.

“si no hay palomitas de plano no hay cine y toda especulación es inútil”
Enlace Zapatista:
EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
Comisión Sexta del EZLN.
México.
Octubre del 2018.
A las personas, grupos, colectivos y organizaciones de la Sexta nacional e internacional:
A las redes de apoyo al Concejo Indígena de Gobierno:
A quienes tienen afición, vicio u obsesión por el cine:

CONSIDERANDO QUE:
Primero y único:
EL CINE IMPOSIBLE.(Apertura: la serpiente le ofrece la manzana)
Usted camina sin rumbo.  No sabe bien a dónde se dirige y, claro, a qué.  Atrás quedó la transitada calle al pie del muro que se desgaja, burlándose, a su modo, del deteriorado cartel de la feliz Familia Feliz. Y también quedó lejano el monumental estadio y su impertinente interrogante: “¿quién manda?”. Pero, bueno, ahora mismo usted no sabe dónde diablos está y piensa si mejor debe regresar… pero tampoco sabe a dónde y, claro, a qué; así que se detiene, pero sólo un momento porque una niña le toma de la mano y le apremia: “apúrate porque si no vamos a llegar tarde al cine”. A usted no le da tiempo de aceptar o no, porque ya se encuentra frente a un cartel el cual, con muchos colores, declara: “Adultos sólo acompañados de un niño”. Pero alguien ha tachado “un niño” y puso “una niña”. Y otra mano anónima tachó “una niña” y escribió “unoa niñoa”. Alguien más anuló “unoa niñoa” y agregó “eso aquí no importa”.
Un ser con pasamontañas le detiene, pero la niña le aclara al rostro oculto: “viene conmigo”. El embozado le cede el paso. Una pendiente parcialmente cubierta con cemento. Charcos.  Piedras.  Lodo. A los costados, varias casitas de madera con techo de lámina.  La niebla es muy cerrada, así que las sencillas edificaciones van como apareciendo y desapareciendo a cada paso, en un vaivén de “fade in” y “fade out”. Pero usted sigue sin saber a dónde va. El ambiente es como de una vieja película de misterio… o de terror.
Los letreros que señalan las distintas champas son… ¿cómo decirlo?… desconcertantes. En una, por ejemplo, por entre una neblina que bien podría confundirse con la londinense, se lee “The Lodger” y más abajo “room service, atendido personalmente por Norman Bates” y la foto de un joven desgarbado que bien podría ser Antonhy Perkins si no fuera porque es imposible.
A estas alturas usted ya no sabe si está en las montañas del sureste mexicano o en el barrio de Whitechapel y entonces se pregunta si, en lugar de conducirle al cine, la niña no le lleva a la cocina del gastrónomo y doctor Hannibal Lecter.
Debe serenarse, se dice para sus adentros.
Aunque tampoco ayude mucho el que, en otra champita, un rótulo advierta: “Taquería El Silencio de los Inocentes. Tacos de nana, buche, nenepil y SESOS”; así, con mayúsculas el último ingrediente.  Usted siente miedo, pero no de que le abran el cráneo, sino de que Sir Anthony Hopkins, vestido con un delantal con una leyenda que reza “Vayamos por partes, feat Jack The Riper”, rechace su cerebro de usted con un “le falta consistencia”.  Le apena también la imagen de sus tripas en el bote de la basura. ¿Y si, junto al cerebro, le sacan también las ilusiones? Lo de las tripas, vaya y pase, cualquier película de terror abunda en tripas (cine Gore, cree usted que le dicen a ese género hoy tan en boga), pero, ¿qué le podría quitar las ilusiones? “La Realidad”, lee usted en un letrero de edad indefinida en otra de las casitas, seguido de “Electroshocks, bofetadas y zapes gratis. Se pinchan ilusiones, globos, promesas electorales y programas de gobierno”.
En otra, unos metros más abajo y en el costado opuesto de la pendiente, otro letrero: “Los Tercios Compas.  No somos medios, ni autónomos, ni independientes, ni alternativos, ni libres y tampoco somos como-se-diga, pero somos compas”, y, más abajo, con plumín, alguien ha agregado: “no hemos terminado el documental, vuelva para el próximo alzamiento y le diremos para cuando podría estar”.
En la de allá: “El Guasón. Estética bucal. ¿Por qué tan serio?, ¡Luzca una sonrisa para toda la vida!”, y una fotografía de Heath Ledger en el papel de“The Joker”. Más abajo, otra, con el dibujo de un samurái con su katana y el letrero “Heihachi – Minuro Chiaki.  Curso relámpago de Hara-Kiri.  Propedéutico, tronco común, especialidad, examen final y graduación, todo en menos de un minuto. ¡100% práctico!”.
Usted se estremece.  La niña se detiene, voltea a mirarle y, para tranquilizarle, le aclara:
No hagas caso de esos letreros, es el Sup Galeano que siempre anda de malora y pone esas cosas en sus cuentos, pero nomás lo hace por molestar y porque está bravo porque le ganamos la mantecada y porque no pasan las películas que le gustan, porque el Sup sólo quiere cine de unas encueradas que ya de una vez. ¿Tú lo crees que lo van a pasar esas películas? Nuncamente.  De plano quiere unos sus zapes y su plática política de como mujeres que somos. Ya le dimos varias, pero él no entiende. Así son los malditos hombres pues. Además, esos tacos son de tuluc (guajolote), no de cuche (cerdo), ni de ganado (res), y no son tacos, son tamales”.
Siguen caminando y usted todavía no sabe dónde se encuentra, en qué país o en qué mundo. ¿Y la fecha? Ni idea. ¿Llueve o es la niebla la que le moja la piel?
Llegamos”, dice la niña, mientras entran a un galerón que, supone usted, debe ser la sala de cine. Usted se detiene en el quicio de la puerta y mira el recinto.
Para ser cine, es muy otro. La pantalla, por ejemplo, no está en un extremo, sino en medio; y quienes asisten a la función están a uno y otro lado de la proyección… o de lo que supone es la proyección.
De un lado están quienes hacen cine, quienes actúan, dirigen, producen, editan, sonorizan, enseñan, analizan, critican, proyectan, difunden y todos los trabajos que supone hacer una película.
Del otro lado: el público, los espectadores. Aunque éstos tienen el rostro cubierto y sólo se alcanza a distinguir su mirada. En muchos de los casos, no se puede precisar la edad ni el género. Como si de ese lado de la pantalla, la primera y el segundo no importaran, y sólo fueran una mirada que mira y escucha. No se sabe si sonríen, se apenan, se enojan, celebran. Además, intercambian comentarios en lenguas incomprensibles.
Además de su absurda posición, parece que la pantalla es transparente porque, quienes hacen cine, están con la mirada y el oído atentos, pendientes de las reacciones del auditorio, como si supieran que esta sala de cine les permite apreciar lo que nunca: el efecto que la película produce en los públicos. Y lo pueden hacer desde la, tal vez, mejor perspectiva para quien hace cine; es decir, desde la pantalla.  Desde ahí pueden ver las miradas y escuchar las reacciones, que suelen decir más que las palabras y que, claro, las taquillas, los ratings en los servicios de streaming, las estatuillas y las críticas de la prensa especializada.
A su vez, quienes asisten a la proyección miran y comentan, pero al parecer no están atentos a la pantalla, sino a quienes están mirándolos.  De alguna forma que usted no puede explicar, al público no le interesa tanto lo que se proyecta, sino las miradas de quienes trabajaron para que esas historias llamadas “cine” se proyectaran, es decir, se contaran.  Es más, hay algunas personas, también con pasamontañas, con sus cámaras dirigidas a quienes definen como “artististas de las películas”. Como si la escena en la sala de cine, en la película “Los Carabineros” (Jean Luc Godard, 1963), se invirtiera, y en lugar de ver al carabinero aterrado por el tren que llega, o asomándose para ver a la mujer que se desviste y baña en la tina (todo en una pantalla que, desgarrada, desnuda un muro impúdico y soberbio), quisiéramos mirar, no la mirada del maquinista, ni de la mujer que es mirada, sino la mirada de los hermanos Lamiere
“Parece que acá los patos le tiran a las escopetas”, está pensando usted, cuando la niña que, según le aclara, se llama “Defensa Zapatista”, le dice que se sienten ya porque la película ya comenzó.
Un niño que, según le aclara, se llama “el Pedrito” –y que ha aparecido a sus espaldas-, le dice a usted, en voz baja: “Es que Defensa es una romántica irremediable. Cree que las películas, si no tienen quien las mire, quien aplauda, ría, llore, se espante, abuchee, se conmueva, reflexione, las celebre o las lamente, se sienten muy solas. ¿Y qué hacen las películas si nadie las mira? ¿Lloran? ¿Se ponen tristes? ¿Se desmayan? No lo sabemos, y Defensa no quiere averiguarlo. Así que siempre asiste cuando pasan una película, no importa cuál seaYo ya le demostré que es imposible de resolver ese misterio, porque, para saber si llora una película que nadie mira, tenemos que mirarla.  Puede ser que miremos que llora, pero ya no será porque no la miran, porque ya la miró alguien para ver si llora porque no la miran.  Así que si miramos que llora, puede ser porque el argumento es muy malo, o la edición, o las actuaciones, o la sonorización, o la escenografía, o la producción, o porque un crítico malora la mal habló, o todo. ¿Entiendes la paradoja? La forma de demostrar la hipótesis, que se infiere de la misma hipótesis, anula la posibilidad de demostrar la hipótesis.  Yo le llamo “La paradoja de la película triste”. Le expliqué eso al Sup Galeano, pero el Sup dijo que de las películas no sabe, pero que si no hay palomitas de plano no hay cine y toda especulación es inútil.
Usted está tratando de seguir el planteamiento lógico del niño y piensa que quien llaman “el Sup Galeano” podría ubicarse en lo que el maestro Jorge Ayala Blanco llama “mentalidad comepalomitas”, pero, al sentarse, usted escucha claramente que la niña, como si de una oración se tratara, murmura:
No tengas pena, hermanita, ya vine ya.  Yo te voy a mirar y te voy a aplaudir aunque no me guste lo que pongas, aunque salgan serpientes o arañas, que son muy fieras y mucho me espantan, y luego tengo “quesadillas” cuando me duermo, pero entonces nomás cierro los ojos y ya.  Y si está triste tu historia, voy a llorar pero no mucho… bueno, sí un poco bastante, pero depende. Y si cuentas chistes, me voy a reír mucho porque seguro son mejores que las babosadas del Pedrito aquí presente. Y si lo explicas las chingaderas de los malditos capitalismos, lo voy a tomar apunte. Y si cuentas una lucha, te voy a echar unas consignas de “se ve, se siente, ya volvimos a salir”. Y si te bailas, bailo. Y si te cantas, canto. Y si dices soñar, te sueño. Y si gritas despertar, te despierto. Así que aquí estoy, mírame que te miro y que se ponga alegre tu corazón”.
El Pedrito le mira a usted con cara de “te lo dije” y sonríe burlón. La niña se da cuenta y le da un zape. El niño protesta: “Pero si no dije nada”.  La niña: “Pero lo pensaste”. El niño: “Acaso estoy pensando nada”, y le guiña a usted un ojo cómplice.
Para esto, junto a usted y en la misma banca, ya hay una banda de niños y niñas, cada quien con un paliacate rojo al cuello o un pasamontañas embozando el rostro. Sin que nadie lo indique expresamente, se van presentando: “Yo soy la Esperanza”, “Yo soy el Pablito”, “Yo soy el Amado”. Y, con una especie de maullido-ladrido, un animalito entre gato y perro brinca al regazo de la niña Defensa Zapatista.
Uno de los niños, el Amado, pregunta “¿Ya comenzó?”. “Ya tiene ya”, responde Esperanza. “¿Y las palomitas?”, pregunta el Pablito. El Pedrito responde: “Las quedó el Sup Galeano, dice que los dioses crearon el maíz palomero sólo para los subcomandantes y que quienes quieran quitarle pues machete en el pescuezo, sin filo para que tarde, y oxidado para que se infecte y te tienen que poner inyecciones”. Toda la pandilla se estremece con la palabra “inyecciones”. “Apártenle su lugar a la Calamidad por si llega”, indica Defensa Zapatista. “Y bueno, al Sup también”, añade.
Lo miré en su ojo que se embraveció”, escucha usted que dice el Pedrito, narrando lo ocurrido cuando le dijo al Sup que tenía que compartir sus palomitas. 
“Así que aquí miran tu mirada”, se dice usted para sus adentros, y se añade: “y te obligan a mirar esa mirada que te mira. Vaya problema”.
Alguien pide silencio y la pandilla se calma. Ahora a usted le da tiempo de mirar con atención ese cine incomprensible. Fuera de la absurda ubicación de la pantalla y la disposición del auditorio, todo parece transcurrir con normalidad, pero sólo en apariencia. Usted no recuerda ahora qué película se estaba proyectando. Es más, tampoco recuerda si es que se estaba proyectando algo.
Pero recuerda que… de pronto, la niña con un osito de peluche enmascarado (“yo me llamo Esperanza y me apedillo Zapatista”, recuerda usted que dijo), se pone de pie y, dirigiéndose a la pantalla, la cruza y se sienta del lado de quienes hacen la película. Desde ahí, le hace señas al resto de la pandilla para que se atraviesen. Les siguen los demás espectadores y, como no hay asientos suficientes, quienes hacen cine deben ponerse de pie y buscar lugar en el lado opuesto.
Entonces usted advierte que la pantalla no sólo es transparente, no sólo deja pasar las miradas a uno y otro lado. También deja pasar los cuerpos, como si fuera una ventana, o, mejor aún, una puerta, pero es imposible que exista una pantalla de cine así.
Sigue observando y, supone usted, los papeles se invierten: los espectadores miran desde el lado de quienes hacen cine; y quienes hacen cine miran desde el lado de los espectadores. Un rato están así, y vuelven a cruzarse. El movimiento se repite una y otra vez. Usted ha tomado posición en un costado, así que puede apreciar eso que algo tiene de danza anacrónica.
Quienes no cruzan cambiando de asiento y de perspectiva, se dedican al antiguo deporte de arrojar palomitas a la pantalla. Aunque, claro, los proyectiles no rebotan, sino que atraviesan al otro lado. Así que pronto se arma una batalla campal de maíz palomero: público contra cineastas. Ganan cineastas, pero no porque tengan mejor puntería o porque sean más. De hecho son menos, y no le atinan ni al cerro del que baja la niebla como una larga nagua; pero el público, a pesar de superar en cantidad y puntería al equipo contrario, se quedó sin parque porque, como debe de ser, se comió la munición, o sea, las palomitas.
Está cabrón”, escucha usted que una de quienes hacen cine le dice a otro, “porque no miras que miren tu película, sino que miras como que te miran el corazón, te lo quitan, lo desarman, lo desarreglan y te lo vuelven a poner como si nada. No vuelvo a venir. O sí. O no sé. Y todo sin una palabra.  Con decirte que añoro las críticas con las que la prensa especializada destrozó mi ópera prima.” El hombre a su lado no responde, está ocupado acomodándose la chamarra para que no se le vea la herida en el pecho.
Pasado el zafarrancho palomero, el vaivén no se detiene. Sí, el caos es evidente, pero tiene una especie de coreografía involuntaria, como en los primeros dibujos animados.
Ahí están las dos partes: quienes se muestran detrás de un pasamontañas y quienes se muestran detrás de una película. Fuera de eso, no tienen nada en común, pero la pantalla les convoca. Es ella la que define los lugares, los movimientos, los incesantes intercambios.
La pantalla es… ¿cómo decirlo?, sí, un puente.
Pero eso no es posible…
¿O sí?
-*-
En base a lo anteriormente expuesto, la Comisión Sexta del EZLN, invita a los hombres, mujeres, otroas, niños y ancianos de la Sexta, del CNI y de las redes de apoyo al CIG en todo el mundo, y, bueno, a l@s cinéfil@s que puedan y quieran, al
FESTIVAL DE CINE
“PUY TA CUXLEJALTIC”
(“Caracol de nuestra Vida”),
Cuya primera edición (suponemos que será anual) se realizará en el Caracol zapatista de Oventik, en las montañas del Sureste Mexicano (con proyecciones alternas en el CIDECI de San Cristóbal de las Casas, Chiapas), del 1 al 5 de noviembre de este año del 2018.
Las películas que se exhibirán y las actividades en el mentado festival (que al parecer incluyen, entre otros absurdos: una mesa no redonda, tal vez rectangular, sobre… ¡¿futbol?!  ¿Pero no es un festival de cine?; ¿Una película que se lee y dirigida por un escarabajo esquizofrénico?), se darán a conocer públicamente en unos días más (o eso esperamos).
-*-
(continuará…)
Desde la sala de cine “Comandanta Ramona”
Por la Comisión Sexta del EZLN.
El Sup Galeano, fumando, irresponsable, en la cabina de proyección.
(no soy irresponsable, bueno, sí, pero no es el tema; estoy apoyando los efectos especiales, ¿qué tal que esos días no hay niebla? ¿Ah, verdad? Y no me ganaron la mantecada, fui despojado, no es lo mismo. Y no miro películas de encueradas, son mis clases de anatomía por correspondencia; lo que pasa es que Defensa Zapatista me está autocriticándome por machito, pero, bueno, depende… ¿qué? ¿Ya se acabó? Okela, ¿no les digo?)
México, Octubre del 2018.

jueves, 25 de octubre de 2018

CNI-CIG-EZLN: LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS COMUNITARIOS DE TLANIXCO Y TRIBU YAQUI

Al Pueblo de México y del mundo
A los medios de comunicación
A las redes de apoyo al CIG
A la Sexta Nacional e Internacional
Por acuerdo de la Segunda Asamblea Nacional del Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno. Alzamos la voz de los pueblos indígenas que nos hemos dado cita en el CIDECI-UNITIERRA, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas para exigir justicia para la comunidad indígena Nahua de San Pedro Tlanixco, municipio de Tenango del Valle, Estado de México. y de la comunidad de Loma de Bacum, de la tribu Yaqui, en el estado de Sonora.
Nuestros hermanos y hermana del pueblo nahua de San Pedro Tlanixco, Tenango del Valle, Estado de México se encuentran secuestrados por el mal gobierno, que sólo busca callar la voz de quienes defienden su territorio y encarcelar por la convicción de que la lucha es por la vida, por el agua, condenándolos a 50 años de injusto encierro.
De la misma forma, el mal gobierno mantiene secuestrado al compañero Fidencio Aldama Pérez de la comunidad de Loma de Bacum, de la tribu Yaqui en el estado de Sonora por defender el territorio de su comunidad ante la agresión de un grupo violento al recinto tradicional de la tribu yaqui para la imposición de un gaseoducto.
En este momento, llamamos al pueblo de México y el mundo, a las Redes de Apoyo al CIG, a la Sexta Nacional e Internacional y a los medios de comunicación solidarios, a emprender una campaña nacional e internacional unitaria por la libertad de Dominga González Martínez, Pedro Sánchez Berriozábal, Rómulo Arias Míreles, Teófilo Pérez González, Lorenzo Sánchez Berriozábal y Marco Antonio Pérez González de la comunidad de San Pedro Tlanixco, y del compañero Fidencio Aldama Pérez de la comunidad de Loma de Bacum.
No dejaremos un solo momento de exigir lo que es justo, porque la vida de la comunidad es también la vida del agua y de cada uno de los compañeros y nuestra compañera que se encuentran privados de su libertad.
Atentamente
A 14 de octubre de 2018
Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos
¡NUNCA MAS UN MÉXICO SIN NOSOTROS!
Congreso Nacional Indígena
Congreso Indígena de Gobierno

domingo, 21 de octubre de 2018

Presentación de los libros LECUMBERRI EN EL 68 y UN SIGLO DE POESÍA COMBATIENTE

Lecumberri en el 68
A 50 años del movimiento Estudiantil
Libro de Pedro Castillo
(nota publicada en la Revista  "Comunera"  Nº 36,
septiembre-octubre de 2018.
Casa de los Pueblos, México)
Capturado el 26 de julio de 1968, Pedro Castillo fue uno de los primeros presos políticos del Movimiento Estudiantil. Este número aumentaría en los dos días siguientes  hasta completar 43. Tal coincidencia con los 43 desaparecidos de Ayotzinapa nos hace reflexionar en las circunstancias políticas que continúa sufriendo el pueblo mexicano.
         LECUMBERRI EN EL 68 es un testimonio que no se restringe al anecdotario que prevalece en la mayoría de los escritos y en las conferencias que abordan el tema. En prisión Pedro Castillo tuvo oportunidad de conocer a grandes combatientes con los que pudo ampliar su visión sobre la lucha de clases en México y concluir que el movimiento no surgió de la nada sino de la continuidad de las luchas populares que venían desde años, lustros y décadas anteriores.
          El autor también describe el conflicto, en la misma prisión, entre los claudicantes, los que buscaban a toda costa su salida negociando con el gobierno, y los que jamás aceptaron la manipulación y la deshonra.
Lecumberri se convirtió en un infierno para los espíritus sin convicción revolucionaria, pero fue una prueba para quienes siguieron y siguen considerándose guerreros. Porque durante el Movimiento de 1968, indudablemente hubo víctimas en la confrontación contra el Estado criminal; pero lo que debemos rescatar, a medio siglo, es el espíritu de combatientes y no de mártires que mostró la base estudiantil, incluidos muchos camaradas que cayeron presos.
Con LECUMBERRI EN El 68,Pedro Castillo aclara lo que algunos “cronistas” apenas intuyen. Además rescata  luchas populares que se han buscado sepultar. Este es un libro fundamental, sobre todo para las nuevas generaciones de estudiantes que han tomado conciencia del futuro que les espera si los proyectos de la oligarquía siguen adelante.

NICARAGUA: ORTEGUISMO NO ES IGUAL A SANDINISMO (Réplica a panfleto del PCE)

La izquierda del mundo debe pasar por procesos de autocrítica y deconstrucción
12N ZGZ-Feninista:
16 de octubre de 2018.
Red Latina sin fronteras:
Foto: @ChicaRamirezNIC.
18 de octubre de 2018. 
Bastaría con tomar un avión y vivir en carne propia las realidades de los países centroamericanos para luego emitir comunicados carentes de sensibilidad a la lucha de estos pueblos. Mientras en Honduras se desarrolla el éxodo más grande de personas huyendo de la pobreza y miseria, en Nicaragua un pueblo se ve luchando codo a codo en un proceso de liberación.
La respuesta del PCE(*) al comunicado del 12N feminista de Zaragozaes simplemente uno de los tantos panfletos políticos gastados de Guerra Fría, superioridad eurocéntrica y paternalismo blanco para no aceptar que la izquierda del mundo debe pasar por procesos de autocrítica y deconstrucción.
Bastaría que l@s miembr@s del PCE intentaran por un momento dejar de idealizar caudillos y comprendieran que la lucha de las izquierdas latinoamericanas es un  proceso que nace también de la construcción de las propias teorías y vivencias. Estos movimientos no necesitan del permiso europeo para seguir escribiendo su historia.
En América Latina conocemos de primera mano los tentáculos del imperialismo norteamericano; pero, en esta ocasión, el PCE se equivoca. No hay mayor peligro que confundir el Orteguismo con el proceso legítimo y revolucionario del Sandinismo.
El PCE debe urgentemente hacer una autocrítica a sus privilegios eurocéntricos. Como ya lo han manifestado por las redes sociales las compañeras nicaragüenses: la lucha es contra el genocida, dictador de Ortega y toda una familia.
Defender lo indefendible es querer hacer la vista gorda al llamado de los escritores e intelectuales como Sergio Ramírez, Ernesto Cardenal, Gioconda Belli…, el mismo Movimiento Zapatista entre otros en América Latina, exigiendo la renuncia de un dictador que asesina, persigue, exilia día a día al pueblo de Nicaragua.
Invitamos al PCE a conocer de primera mano la realidad de los pueblos latinoamericanos para no quedarse en la burbuja del privilegio blanco que señala con la falsa autoridad moral los comunicados legítimos de las organizaciones anticolonialistas, antirracistas y antipatriarcales.
Desde el 12N ZGZ-Feminista reafirmamos el apoyo, solidaridad y fuerza a todas las compañeras perseguidas políticas, encarceladas, exiliadas y asesinadas por las fuerzas represivas y al servicio de Ortega. Desde México hasta Argentina; en América Latina se respira lucha y no es gracias a comunicados del PCE que intentan con un evidente paternalismo explicarnos nuestra historia.
¡Contra un feminismo eurocentrista y privilegiado, sororidad feminista migrante y racializada!
16 octubre, 2018

COLECTIVO TONALÁ DENUNCIA AMENAZAS Y AGRESIONES EN CONTRA DE CRISTIAN CHÁVEZ


Hostigamiento, amenazas y agresiones del Ayuntamiento de Tonalá, Jalisco contra el compañero Cristian Chávez
Congreso Nacional Indígena:
21 de octubre de 2018. 
A los medios de comunicación,
Al Congreso Nacional Indígena,
A las redes de apoyo al Concejo Indígena de Gobierno,
A las organizaciones de derechos humanos:
Denunciamos el hostigamiento, amenazas y agresiones por parte de funcionarios del Ayuntamiento de Tonalá, Jalisco en contra de Cristian Chávez, que se han agudizado ante su trabajo visible y público en la defensa de derechos humanos.
Alrededor de las 12:30 de la noche, llegó un grupo violento de alrededor de 15 personas que gritaban a Cristian que saliera de su casa, en medio de amenazas e insultos, usando como presunto argumento un reclamo que hizo Cristian por un perro agresivo, el grupo era encabezado por Michel Sustaita Montoya, quien dice ser funcionario del ayuntamiento municipal de Tonalá, Jalisco y es hijo de Vidal Sustaita Becerra, quien actualmente se desempeña como coordinador de agencias y delegaciones del mismo ayuntamiento.
En el año 2005, se constituyó, siendo Vidal Sustaita delegado municipal, la asamblea de vecinos de Loma Dorada para detener la imposición de ductos para Gas Natural, lo que derivó en una serie de hostigamientos e intimidaciones contra los miembros de la asamblea.
En el año 2010, ante la cancelación de un tramo de la llamada Vía Recreativa, vía ciclista que se instala los domingos, en que el mismo funcionario era delegado municipal, la asamblea determinó instalar por sus propios medios la vía peatonal a la que llamó Vía Comunitaria, lo que nuevamente derivó en intimidaciones y amenazas por parte del funcionario.
Luego de que en el contexto del pasado proceso electoral, el Colectivo Tonalá realizara acciones como la recolección de firmas, reuniones y mesas de información para impulsar la propuesta organizativa del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera María de Jesús Patricio, se agudizaron las acciones de hostigamiento por parte del gobierno municipal en contra de miembros del colectivo, quienes además han apoyado en el aspecto jurídico y de derechos humanos a la Comunidad Indígena de Tonalá.
En fechas recientes, simultáneo al proceso electoral, tuvieron lugar una serie de provocaciones, amenazas y agresiones en contra de varios compañeros, como fue el cortar un árbol que estaba en la propiedad, presuntamente para la realización de una obra civil en la calle, con la autorización de Vidal Sustaita para invadir la propiedad de la familia de Cristian, a lo que siguieron agresiones físicas a mujeres, una de ellas embarazada, que se encontraban presentes e inconformes por la ilegal acción.
Por lo anterior, se interpusieron las denuncias correspondientes ante la agencia del ministerio público y hacemos responsable a Michel Sustaita Montoya, Vidal Sustaita Becerra y al gobierno municipal de Tonalá, Jalisco de cualquier agresión que pueda sufrir Cristian Chávez o su familia.
Atentamente:
21 de octubre de 2018.
COLECTIVO TONALÁ.

¡2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA! ¡FUE EL ESTADO! ¡FUE EL EJÉRCITO!

Antimonumento 1968-2018: ¡NI PERDÓN!
¡NI OLVIDO!
(Video: Vicente Arista)
Ver video:
Desinformémonos, Periodismo de abajo:
21 de octubre de 1968.
Nota de Doroteo Arango,
La Voz del Anáhuac.
Video que documenta el traslado del Antimonumento 1968-2018de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo de la Ciudad de México, en las entrañas de un gran gorila: Gustavo Díaz Ordaz. Custodiado por compañer@s de la Brigada Marabunta, finalmente se instala por decenas de manos en el costado poniente de la plancha de la llamada Plaza de la Constitución, frente al desemboque de la calle Francisco I. Madero. 
           La botarga gorilesca que ocultó el Antimonumento fue desechada y quemada ahí en el Zócalo, mientras en torno suyo, al ritmo de la bazucada, danzaba una multitud alegre y entusiasta de jóvenes. 
El Antimonumento es una columna piramidal trunca, sobre la que está ensamblado el símbolo del Movimiento Estudiantil-Popular: un gran círculo en rojo y negro, formado por las letras LD (libertades democráticas, en alusión al contenido del Movimiento), del cual emerge, desplegando el vuelo, una gran paloma blanca (parodia del logo oficial de la Olimpiada).
Hay que recordar que este símbolo fue el ganador de un concurso convocado por el CNH y compañer@s de la gráfica del Movimiento, en agosto de 1968. De entonces a la fecha, el Comité 68 lo ha hecho suyo como “logo”.  
En este 50 Aniversario se realizó, como todos los años la marcha de Tlatelolco al Zócalo. En esta ocasión la afluencia estudiantil fue masiva. Además de los “veteranos”del Movimiento, grandes contingentes de la UNAM, el IPN, la UAM, la UACM, la UPN, las Normales, Chapingo y otros, acompañados por sindicatos, organizaciones sociales y políticas, y mucha gente del pueblo sin ninguna filiación política.
Una gran manta del IPN con el siguiente mensaje: 
“1968-2018. Somos los nietos de los que no pudiste matar. Somos los hijos de los que no pudiste callar. Somos los hermanos que no pudiste desaparecer. 50 años de lucha”.
Estuvieron presentes, como desde hace 4 años, las madres y padres de los normalistas rurales de Ayotzinapa, desaparecidos por el Estado cuando tomaban autobuses en Iguala, para el traslado de las Normales Rurales a la marcha del 2 de octubre de 2014.
Como siempre, en este tipo de movilizaciones, participaron contingentes populares de lucha y resistencia: Atenco, Aztecas 215, otomís residentes en la ciudad, damnificados de los sismos de hace un año, trabajadores de la salud, maestros disidentes y muchos otros.
Y ahí, en el Zócalo, quedó el Antimonumento 1968-2018, cuidado por la noche por la Brigada Marabunta, para que a nadie se le ocurra ordenar su retiro o destrucción. Casi tres semanas después ahí sigue, como silenciosa protesta y reiterando la acusación directa: “¡2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA!: ¡FUE EL ESTADO!, ¡FUE EL EJÉRCITO!”

sábado, 20 de octubre de 2018

PUEBLOS ORIGINARIOS ‘DESAIRAN’ CONSULTA SOBRE CONSTRUCCIÓN DEL NAIM


Sí queremos el desarrollo, pero que no esté basado en el despojo
Valentina González
Este material se comparte con autorización de la Ibero
Desinformémonos, Periodismo de abajo:
20 de octubre de 2018.
Raúl Martínez, integrante de la Plataforma Organizativa contra el Nuevo Aeropuerto y Aerotrópolis, aseguró que los pueblos originarios no tuvieron nada que ver en la forma en cómo se planificó la consulta ciudadana sobre la construcción del NAIM -la cual se realizará del 25 al 28 de octubre-, por lo que no la promueven ni la apoyan públicamente.
“Nos queda claro que no es nuestra consulta, que se está imponiendo y que se realizaría estuviéramos o no de acuerdo. La vemos como un medio para difundir las afectaciones que significan este proyecto. Pero nosotros no promovemos la construcción de aeropuertos, por eso no podemos decidir en dónde construirlo porque defendemos la cuenca”, expresó Martínez durante el evento ‘El Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Diálogo con las voces de resistencia’que se realizó en la Ibero.
En ese sentido, uno de los líderes de los pueblos originarios hizo un llamado para que quienes participen en la consulta digan ‘NO’ al NAIM, no porque apoyen este ejercicio participativo, sino porque quieren evitar la construcción de aeropuertos en la cuenca del Valle de México.
De acuerdo con Martínez, a la hora de realizar las dos preguntas que serán parte de la consulta se olvidó decir que la pista aérea de Santa Lucía también está asentada en un lago. Por esta razón, comentó, cuando se hace un proyecto se tiene que manejar la prevención de riesgo, el diagnóstico preciso para restitución de daños y la protección de los derechos humanos.
“No es viable la realización de ningún proyecto aeroportuario en la cuenca del Valle de México por la gravedad y los riesgos que esto implica; por eso, en la campaña ‘Yo prefiero el lago’ se tendrá que agregar ‘rescatemos la cuenca’ porque si no tenemos esa visión dejamos la oportunidad de defender el futuro inmediato”. Recordó que la crisis hídrica -vaticinada para 2025- se adelantará a 2020.
Agregó que el proyecto del NAIM está rodeado de la más absoluta opacidad, por eso exigió al gobierno electo que si se decide la construcción se tiene que transparentar y se tienen que fincar las responsabilidades administrativas porque no se puede aceptar que se solape la ilegalidad que rodea a la magna obra.
Por su parte, Fernando Córdova, coordinador del Grupo de Análisis de Manifestaciones de Impacto ambiental del Programa Observatorio Socioambiental, Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), señaló que las preguntas están bien en términos de lo que se está eligiendo: un proyecto central que concentre todo o un sistema aeroportuario.
“Están bien desarrolladas, no las siento sesgadas en términos de lo que se está planteando. Revisamos el proyecto desde 2014 con una perspectiva académica y científica; hemos dado mucho acompañamiento a los pueblos en defensa de los recursos justamente porque veíamos esta gran afectación. Somos parte de los juicios que se han hecho en contra del NAIM desde los peritajes del impacto ambiental, juicios que no se han resuelto y que son importantes en el corto plazo”, añadió Córdova.
El especialista consideró que el proyecto fracasará porque se han menospreciado los conflictos ambientales, constructivos, sociales y económicos. “Pudimos darnos cuenta de eso hace 18 años o hace cuatros años, incluso antes de empezar las obras, pero podemos hacer algo ahorita que lleva 20% el proyecto. El problema es que las implicaciones del fracaso son mucho más grandes conforme pasa el tiempo”, dijo.
De acuerdo con Córdova, todo el proyecto de la zona federal son 10 mil hectáreas. El aeropuerto requiere 5 mil y el único cambio irreversible es la plancha de la terminal aérea pues ya está cimentada, pero son 100 hectáreas que representan el 1% de la superficie. De tal manera que si se detiene el proyecto se tiene 99% para la recuperación. Pero si avanza más, fracasará porque habrá conflictos a nivel social y legal.
“Pero estamos jugando con una irreversibilidad en los cambios que hay en ese terreno y es momento de pararlo. Es momento de resolver este problema en paz, si los mexicanos salimos y decimos que no queremos un aeropuerto en Texcoco”.
A su vez, María Julieta Lamberti, coordinadora de investigación de Project on Organizing, Development, Education, and Research, señaló que en la construcción del NAICM sólo se benefician los intereses corporativos, pues la mayoría de los contratos para la su construcción fueron por adjudicación directa y no cumplieron con los estándares internacionales en términos de compras públicas, transparencia y contrataciones abiertas, dificultando conocer a los beneficiarios reales de la obra.
“Se realizaron contratos a personas no expertas que tenían relaciones con directivos del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM). No se realizó un correcto seguimiento de los entregables de contratos cruciales para la comunidad”, expresó.
Trinidad Ramírez, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) Atenco, hizo un llamado a los estudiantes para que levanten la voz y no se dejen llevar por la manipulación, pues hay una línea planteada por los “señores del dinero”.
     “Vean la parte humana, no somos objetos, ni mercancías, nosotros sentimos y nos indignamos con la imposición. Pedimos a que unan su voz y se informen sobre quiénes protestan y cómo viven. Sí queremos el desarrollo, pero que no esté basado en el despojo porque eso ha modificado leyes para hacer legítimo lo ilegítimo y eso debe cambiar. No somos los pobrecitos de Atenco, somos los que estamos resistiendo y luchando y hacemos un llamado urgente a unirnos, los universitarios y el pueblo. Necesitamos poner candado a las tierras”, expresó.

¡TUMBEMOS EL MURO! Pronunciamiento del CNI-CIG en apoyo a la Caravana de Migrantes

Herman@s migrantes: acompañemos su andar, su resistencia y su rebeldía
Congreso Nacional Indígena:
20 de octubre de 2018.
El Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno, abrimos nuestro corazón y nuestra rabia. Llamamos a la solidaridad urgente hacia nuestros hermanos y hermanas que sufren el desplazamiento forzoso por la destrucción que los grandes capitales siembran en cada rincón del mundo, destrucción que se convierte en violencia, despojo y pobreza.
Llamamos respetuosamente a las redes de apoyo al CIG, a la Sexta Nacional e Internacional y a las organizaciones de derechos humanos a manifestar, por todos los medios posibles, su apoyo a la caravana de nuestr@s herman@s migrantes, que acompañemos su andar, su resistencia y rebeldía, que rompamos con ellos los cercos y los muros del poder.
El camino de nuestras hermanas y hermanos trae consigo la tragedia sistémica de nuestro mundo, el profundo daño que el capitalismo ha causado a nuestra Madre Tierra y con ella a todos los pueblos. El desplazamiento, el éxodo de cientos, miles, millones comenzó hace años y hoy se acuerpa y surge en forma de caravana de migrantes. Pero esto es apenas uno de los síntomas del colapso que en cada una de las lenguas en las que hablamos el Congreso Nacional Indígena, hemos venido denunciando, el colapso desde el que estamos llamando a la organización para resistir y rebelarnos.
Lo que debe detenerse no es el andar de la humanidad, sino la invasión del gran capital, los caminos solo los podemos abrir con y entre todas y todos.
Atentamente
Octubre de 2018
Por la reconstitución integral de nuestros pueblos
¡NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS!
Congreso Nacional Indígena
Concejo Indígena de Gobierno

23 AÑOS DE LA COORDINADORA REGIONAL DE AUTORIDADES COMUNITARIAS-POLICÍA COMUNITARIA

CRAC-PC: A 23 años de impartición de justicia comunitaria
Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan:
Desinformémonos, Periodismo de abajo:
20 de octubre de 2018.
Este pasado 14 y 15 de octubre se celebraron los 23 años de los inicios del sistema de justicia comunitario de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) en la que convergieron varias organizaciones sociales, colectivos libertarios y las casas de justicia de la policía comunitaria. En asamblea se pronunciaron por la libertad de los presos políticos, principalmente por los presos de la policía comunitaria y los integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota (CECOP).
La asamblea dio inicio aproximadamente como a las 13:00 horas con la bienvenida por parte del coordinador de la casa de justicia de la comunidad de El Paraíso, José Antonio Fidencia, quien introdujo que la CRAC-PC lleva 23 años impartiendo justicia y siete años en El Paraíso. “Quiero decirles que la lucha no tiene fin; que mientras caminemos, gritemos la lucha seguirá para brindar seguridad a nuestros pueblos”.
También se aludió que hace 23 años, en el año 1995 nació la policía comunitaria en el municipio de Malinaltepec como un proyecto, en estos momentos es una institución reconocida por los tratados internacionales. A 23 años la policía comunitaria es y seguirá siendo una experiencia exitosa en la impartición de justicia.
Se abordó el tema de la criminalización de la CRAC-PC por parte del Estado. También hizo un llamado por la unidad y la coordinación de las casas de justicia para enfrentar los embates del gobierno. Lo que nosotros debemos seguir haciendo es impulsar las reformas o propuestas que salgan del pueblo. Reconocen a Arturo Campos por demostrar su inocencia.
Por su parte Arturo Campos, indígena tu’un savi, señala que muchos integrantes de la CRAC-PC fueron presos incluyéndose, mientras otros siguen encarcelados sólo por luchar por los pueblos, por la seguridad o por las tierras como es el caso del CECOP. El gobierno tiene alianzas con la delincuencia organizada. Desde aquí les decimos a los gobiernos que estamos en contra de las mineras que nos viene a quitar los recursos que tenemos en nuestro territorio. También exigimos la aparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014. Sabemos que el gobierno tuvo que ver con la desaparición de los 43, dicen que fueron quemados, pero no hay pruebas que lo sustenten.
A las 4:00 de la tarde terminó la plenaria con críticas al gobernador Héctor Astudillo Flores por la reforma al artículo 14 de la Ley 701 en la cual se borra la figura de las policías comunitarias.
El día 15 de octubre se realizó la marcha de policías comunitarios, las organizaciones y la gente que se solidariza con el trabajo que realizan por la seguridad de todas las personas de las comunidades.
Al final de la marcha quien clausuró fue el operador de conflictos sociales del gobernador Héctor Astudillo, César Flores Maldonado, entre chiflidos y gritos de integrantes de los policías comunitarios que exigieron libertad a los presos políticos. Le gritaron asesino por los ataques contra la policía comunitaria de los Bienes comunales de Cacahuatepec. Los hechos más recientes fueron las ejecuciones de tres comunitarios en la comunidad de la Concepción el 7 de enero de 2018. Fueron encarcelados 25 comunitarios e integrantes del CECOP, salieron 8 y quedan 17 acusados por homicidio, sin embargo, los familiares siempre han mencionado que su único delito fue alzar la voz y defender las tierras donde habitan desde hace mucho tiempo y moran sus abuelos. Cabe mencionar que Gonzalo Molina continua en la lucha por su libertad.