miércoles, 10 de abril de 2019

DOS LIBROS CON TESTIMONIOS DE LA LUCHA PARA QUIENES LUCHAN CONTRA EL ENGAÑO

Compañera/os de los espacios, colectivos, grupos libres, independientes, autogestivos:
         Tal como estaba previsto, a fines de noviembre de 2018, el compañero impresor nos entregó ya el libro: “¡UNÁMONOS AL PUEBLO!, una lección del 68 mexicano. (Caminos Post-68).
 Nos había entregado en octubre de 2018 la 2ª Edición del libro “De la protesta callejera a la lucha por otro mundo posible”.
Ambos libros son de la autoría de Guillermo Palacios, quien en 1968 fue brigadista en la Prevocacional 4 del IPN y en 1971 fue parte del Comité de Lucha de la Vocacional 6, también del IPN. Después, en 1972-73 estuvo en la Preparatoria Popular Tacuba, dando por terminada su participación como activista estudiantil y pasando, ya de manera permanente, a otro ciclo de vida, al que llamó de integración con el pueblo. Esto porque entre los activistas  politécnicos se extendió una posición política radical, con la idea de abrir caminos hacia una nueva revolución, que destruyera el sistema capitalista dominante. Nada bueno podía esperarse ya del Estado mexicano. Las masacres del 2 de octubre de 1968 y del 10 de junio de 1971 nos convencieron de que en México estaban cerradas las vías pacíficas y civiles de lucha y no quedaba ya otro camino que el de la lucha armada.
Pero, con ese mismo objetivo se abrieron dos caminos:
El de armarse y pasar a la acción revolucionaria armada. Muchos compañeros del IPN formaron parte del grupo Lacandones, otros se ligaron a las guerrillas de Genaro Vázquez Rojas y de Lucio Cabañas Barrientos en el estado de Guerrero, o a otras de las organizaciones político-militares que surgieron durante la década de los 70’s.
Y hubo otros, también convencidos de la necesidad de una revolución que, sin duda habría de ser armada, que no optaron por irse directamente a prácticas insurreccionales, pues su pensamiento fue que una revolución no puede ser obra de pequeños grupos de valientes armados, sino que precisa ser lucha de todo el pueblo trabajador, para lo cual, la tarea inmediata era integrarse al pueblo, con los obreros en las ciudades, en las fábricas o en el campo, con las comunidades agrarias, campesinas  o indígenas.
Esto se resume aquí en un par de párrafos es lo que se relata en el libro: “¡UNÁMONOS AL PUEBLO…”, en básicamente tres fases: 
Una primera que va de 1970 a 1980, donde aborda la experiencia de lucha en una docena de fábricas, como parte de lo que en esa década se denominó “Insurgencia Obrera”
Una segunda que se inicia en 1980, al ingresar a trabajar en Teléfonos de México, que concluye en parte en 2010, cuando se jubila de esa empresa, y de alguna manera sigue ahora como parte del sector jubilados.
Todavía dentro de la segunda fase, se inicia una tercera a partir de 1994, a raíz del levantamiento armado zapatista, en la cual se incluye desde 1994 como parte de lo que ha dado en llamarse zapatismo civil (CND, FZLN, Otra Campaña y Sexta), donde continúa participando. 
En el 1er libro: “De la protesta callejera…” se abordó la experiencia del Movimiento Popular-Estudiantil, de 1968 a 1972.
En 2018 se cumplieron 50 años del 68. El Estado Mexicano, desde las autoridades académicas de la UNAM, del IPN y de otras instituciones educativas hicieron todo lo posible por institucionalizar estas fechas, en particular el 2 de octubre. El truco en ello es reducir el movimiento a la masacre. Pero, aunque efectivamente el 2 de octubre no se olvida, quieren poner ahí el punto final, es decir, a olvidar, soslayar, ocultar, enterrar todo lo demás: las asambleas, las brigadas, las grandes manifestaciones, la autodefensa frente a las fuerzas represivas, la rebeldía, la independencia, la horizontalidad, la insubordinada irreverencia hacia el Estado por su criminal proceder, la participación creciente de obreros, campesinos, comerciantes, empleados públicos, la solidaridad comprometida de profesores, escritores, artistas, intelectuales… Y todo lo que aprendimos, lo que la lucha nos enseñó, no caer en las trampas demagógicas de los señores del poder.
Repudiamos rotundamente al PRI, pero ya veíamos incubarse el “huevo de la serpiente” desde el cada vez más suplicado registro electoral del PCM, para institucionalizarse, para formar parte del mosaico electoral, para presentarse como la “opción de izquierda” y ser lo que ahora son: la cuna de la claudicación y la traición…, la “demostración” de que todos tienen un precio (una diputación,... un cargo público,... ¡la presidencia de la república...!, algún hueso qué roer...). 
Pero siempre hay algo más grande: la dignidad, esa que no tiene precio mientras se tengan convicciones libertarias firmes. ¿Pudieron los abuelos de los priístas comprar a Emiliano Zapata o a Ricardo Flores Magón? ¡Nunca! Se mantuvieron firmes, no olvidaron algo que seguimos teniendo presente hoy: ¡No rendirse. No venderse. No claudicar. No traicionar!
Y bueno, regresando a lo de los libros. La aparición de la 2ª Edición de “De la protesta Callejera…” y la publicación de “¡UNÁMONOS AL PUEBLO!..., al ser ediciones de autor, ahora sin “editor ejecutivo” y habiendo tratado directamente los costos de ambas publicaciones con el compañero impresor, nos permiten que, a la hora de hacer cuentas, los libros podrán distribuirse a un precio más accesible. La 1ª Edición de “De la protesta callejera…”, todavía con intervención de un “editor ejecutivo” se manejó a un costo mínimo de $200 por ejemplar. Y se anunciaba que en librerías estaría aún más caro. Ahora, sin esa intervención se podrán dar a $100 por ejemplar. Pero como el costo neto de producción por libro es de aproximadamente $50 por ejemplar, la idea es recuperar lo gastado y hacer un fondo que permita autogestionar otras publicaciones. 
Esto significa que nuestra propuesta para los compañeros de grupos y colectivos libres, independientes, de lucha, autónomos, de abajo y de izquierda, que estén dispuestos a contribuir en la distribución y venta de estos libros, que a nosotros sólo nos recuperen $50 por libro y que la diferencia se quede para el fondo del grupo o colectivo. Si un libro lo venden en $100, sólo nos regresan $50 y se quedan con $50. Aunque incluso pueden darlos en menos, en $70, en $80, como lo decida cada colectivo, la diferencia se queda ahí.
La idea no es hacer negocio, sino difundir una experiencia narrada desde abajo, por un activista de base, que no fue ni es dirigente de nada, ni de nadie, que no pretende enseñarle nada a nadie, que no busca señalar un camino, ni decir a nadie qué hacer o dejar de hacer. Solo trasmitir una óptica distinta de esta experiencia de lucha, de la que ya escribieron los que fueron dirigentes, los intelectuales, los novelistas, los guionistas de teatro o cine, pero faltaba una interpretación crítica desde abajo, por alguien que lo vivió y lo marcó.
La idea es también luchar porque la memoria colectiva no sea institucionalizada, reducida al martirologio, inscrita con "letras de oro" en los lugares donde la corrupta clase política perpetra falsos e hipócritas "homenajes" a los que, sin buscar nada a cambio, lucharon honesta y decididamente en las calles para hacer valer derechos que no se han cumplido cabalmente en nuestro país, ni durante la larga noche del pasado ignominioso ni en el gatopardismo que ahora busca engañar y mediatizar al pueblo trabajador con otros tintes demagógicos que trata de ocultar tras nuevas máscaras.
Que le quede claro a toda la clase política: ¡NO NOS ENGAÑAN! ¡NO LES CREEMOS! ¡NO OLVIDAMOS! ¡NO PERDONAMOS! ¡NO NOS RECONCILIAMOS CON EXPLOTADORES Y OPRESORES! ¡NO NOS RENDIMOS! ¡NO NOS VENDEMOS! ¡NO CLAUDICAMOS!
Ahora se declara demagógicamente que este año, 2019, será el año del General Emiliano Zapata. Se cumplen 100 años de su asesinato a traición. Los mismos que en tierra de Zapata buscan imponer el Plan Integral Morelos, los mismos que dieron la señal para que el compañero Samir Flores fuera asesinado. Los que buscan acabar con las tierras comunales sembrando muerte y destrucción. ¡Ya basta de eso! No podemos, no debemos permitir que la memoria de Zapata sea burlada nuevamente.
Iremos a donde nuestros hermanos de lucha de los espacios libres, autogestivos, independientes de los gobiernos y de los partidos políticos, con los trabajadores del campo y de la ciudad, con los estudiantes y profesores, con todos los que luchando abajo y a la izquierda están dispuestos a combatir al criminal sistema capitalista que despoja, explota, reprime y desprecia a los pueblos indígenas y campesinos, a los obreros y empleados, a los comerciantes y artesanos, a todas las expresiones diversas de rebeldía y resistencia... 
      La obtención de ejemplares de ambos libros es directamente con el autor: Guillermo Palacios. Asimismo para acordar la presentación de estos libros.
FB: www.facebook.com/doroteo.arango.3139         
Teléfono local: 5394-2670,
Teléfono celular: 553103-3866.

martes, 9 de abril de 2019

JORNADAS DE LUCHA “ZAPATA VIVE, SAMIR VIVE, LA LUCHA SIGUE” 100 años del asesinato del general Zapata

Considerando que a nuestro hermano Samir Flores Soberanes lo mató el régimen neoliberal; no sabemos si el gobierno, si los empresarios, si sus cárteles delincuenciales, o, si los tres juntos;
Observando que la autodenominada “Cuarta Transformación” inició con Miguel de la Madrid Hurtado, se profundizó con Carlos Salinas de Gortari, siguió su guerra de conquista con Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto; y ahora continúa con el proyecto transexenal de Andrés Manuel López Obrador y el Partido Movimiento de Regeneración Nacional.  Para los pueblos originarios el único “cambio verdadero” es el aumento de las mentiras, los engaños, las persecuciones, las amenazas, los encarcelamientos, el despojo, los asesinatos, las burlas y desprecios, la explotación humana y la destrucción de la naturaleza; en suma: el aniquilamiento de la vida colectiva que somos;
Asumiendo que el gobierno neoliberal que encabeza Andrés Manuel López Obrador tiene su vista puesta en nuestros pueblos y territorios, donde, con el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, se tiende una red de cooptación y desorganización, que abre el camino a una guerra que tiene nombre industrial, hecha de proyectos y violencias, que, apoyada en las corporaciones militares y en la próxima Guardia Nacional, expande una oscura telaraña de muerte y destrucción en los pueblos originarios del país;
Reiterando nuestra firme oposición a las políticas neoliberales de los viejos y los nuevos gobiernos, nuestra oposición a las consultas, se llamen como se llamen, que no tienen otro fin que el despojo de nuestros territorios; nuestra oposición a la minería, al represamiento de nuestros ríos, a la construcción de autopistas, a la acelerada especulación inmobiliaria de nuestras tierras, a los megaproyectos neoliberales de muerte como el Proyecto Integral Morelos, el Corredor Transístmico o el Tren Maya;
Recordando que la lucha encabezada por el General Emiliano Zapata Salazar y el Ejército Libertador del Sur y Centro representaron y siguen representando los intereses y aspiraciones de nuestros pueblos y de millones de explotados y explotadas en México y en el mundo; y que este próximo 10 de abril se cumplen 100 años del cobarde asesinato del General Emiliano Zapata Salazar por parte del régimen político que, a pesar de sus “transformaciones”, nos sigue gobernando hasta el día de hoy:
CONVOCAMOS
A la Asamblea Nacional entre los pueblos indígenas del Congreso Nacional Indígena/Concejo Indígena de Gobierno y los adherentes a la Sexta, Redes de Apoyo al Concejo Indígena de Gobierno y colectivos y organizaciones que luchan y se organizan contra el capitalismo a realizarse el 09 de abril del presente año en la comunidad indígena de Amilcingo, municipio de Temoac, Morelos, de las 10:00 de la mañana a las 18:00 horas.
Así como a la:
Movilización Nacional e Internacional a 100 años del asesinato del General Emiliano Zapata Salazar, cuyo epicentro será en Chinameca, Morelos, el 10 de abril de 2019, a partir de las 9:00 horas de la mañana.
El programa de actividades se difundirá próximamente.
ATENTAMENTE:
A marzo de 2019.
¡Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos!
¡Nunca Más Un México Sin Nosotros!
Asamblea de la Resistencia de Amilcingo,
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos-Puebla-Tlaxcala,
Congreso Nacional Indígena/Concejo Indígena de Gobierno,
Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Por acuerdo de la Asamblea Emergente Nacional ante la Violencia del Estado y la Autodeterminación de los Pueblos, realizada en la comunidad de Amilcingo, Morelos, con fecha 09 de marzo del presente año, se impulsa la presente convocatoria junto con las siguientes organizaciones:
Huexca en Resistencia, Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos, Red de apoyo al CIG-Morelos, Organización Popular Francisco Villa de Izquierda Independiente, Trabajadores de Morelos, UPCI, Cholultecas Unidos en Resistencia-CHUR, Nodorolidente, MOPIM-CNPA-MN, Instituto Cultural Autónomo Rubén Jaramillo, UPVA 28 de octubre, Red contra la Represión, Red Coyoacán, Praxis en América Latina, CNI Tepoztlán, CNI Puebla, Colectivo Resistrenzas, Red de Resistencia y Rebeldía Cineteca, Red de Rebeldías y Resistencias, UPCD, EPM, Colectivo Obrero, JEN, Comunidad de Huazulco, Zapatistas del sur de Morelos, UCIZONI, MAIZ, Integrantes UAM-Azcapotzalco, Solidaka, Unión por la Soberanía Popular, Escuela Normal Rural Popular Mactumactzá, Ejido Tenextepango, Ruacig, Rebelión, Hecho en Tlalpan, Colectivo El Zurdo, Movimiento por la libertad de los defensores del agua Tlanixco EdoMex., San Miguel Cajonos-Oaxaca, Universidad de Chapingo, Libertad bajo Palabra, Flor de la Palabra, Organización Nacional del Poder Popular.

sábado, 6 de abril de 2019

RED DE RESISTENCIA Y REBELDÍA GUANAJUATO CONVOCA A ENCUENTRO DE MUJERES

Encuentro de mujeres que luchan: Región Bajío
Enlace Zapatista:
28 de febrero de 2019.
Frente al llamado de las compañeras zapatistas:
“Compañera, hermana:
No te dejes de luchar. Aunque esos malditos capitalistas y sus nuevos malos gobiernos se salgan con la suya y nos aniquilen, pues tú tienes que seguir luchando en tu mundo.
Porque bien que lo acordamos en el encuentro que vamos a luchar para que ni una sola mujer en cualquier rincón del mundo tenga miedo de ser mujer.
Y pues tu rincón es tu rincón, compañera y hermana, y ahí te toca, como a nosotras nos toca acá en tierras zapatistas”.
Las Mujeres de la Red de Resistencia y Rebeldía del estado de Guanajuato convocan al:
Encuentro de Mujeres que Luchan:
Región Bajío,
en la ciudad de León, Guanajuato, los días 6 y 7 de abril en el domicilio Canal de Sardenata #530 en la Colonia Los Castillos.
*Sólo mujeres y niñ@s.
Facebook: @mujeresqueluchanredgto
Correo: encuentrodemujeresredgto@gmail.com

sábado, 23 de marzo de 2019

CARACOL QUE CANTA AL UNIVERSO: 23 de marzo nuevo año del calendario Náhuatl/7 Akatl

MADRES DE MAYO: “30 MIL DETENIDOS-DESPARECIDOS. PRESENTES. AHORA Y SIEMPRE”

Las Madres de Mayo
Gloria Muñoz Ramírez 
Los de abajo,
La Jornada:
23 de marzo de 2019.
¿Cuántas rondas habrán  dado las Madres de Plaza de Mayo frente a la Casa Rosada durante 43 años? Este jueves 21 de marzo, tres días antes de que se cumpla un aniversario más del día más trágico de sus vidas, una ronda más de madres, familiares y acompañantes volvió a la plaza, como todos los jueves desde el mes de abril de 1977, fecha en la que por primera vez se reunieron 14 mujeres en este lugar para iniciar el camino más doloroso del que tienen memoria: buscar a sus hijos e hijas detenidos y/o desaparecidos en la dictadura más cruenta que ha vivido Argentina.
Con más de cuatro décadas de lucha, las Madres de Plaza de Mayo son una de las organizaciones más emblemáticas de derechos humanos del mundo. “Muchos abrazos hemos recibido en todo este tiempo”, dice Mirta Acuña de Baravalle, una de las 14 fundadoras que aún vive y con sus 94 años a cuestas no deja de asistir a la simbólica ronda.
Mirta pide que se le permita no tocar otro tema de la coyuntura nacional que no sea el recuerdo de aquel 24 de marzo de 1976, fecha siniestra en la que un Golpe de Estado cívico-militar y eclesiástico le arrebató a su hija Ana María Baravalle, secuestrada en agosto de 1976, embarazada de 5 meses.
A las madres en Argentina se les pidió perdonar a los verdugos de sus 30 mil hijos e hijas. Y al finalizar cada ronda reiteran su negativa: “No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos”. Hoy, dice Mirta, “estamos aquí para hacer presente ese genocidio”. No están solas y agradecen el acompañamiento de cada jueves en la plaza, “pese a las lluvias, vientos, temperaturas que arden y fríos que entumecen”.
“Darles presencia a los hijos que sacaron de nuestras vidas”, es el objetivo de la ronda. Las madres saben que hay mucho camino por recorrer, pues, dice Mirta, “teníamos la ilusión de que la entrega de nuestros hijos no iba a ser en vano, pero se demora mucho la conquista de igualdad y dignidad para todos y todas”.
En estos días de aniversario del golpe, cierra Mirta: “nos arrinconamos un poco en nuestros propios recuerdos y dolores”; trae, como cada jueves, la memoria de dos de ellos, y cierra con el grito: “30 mil detenidos-desparecidos. Presentes. Ahora y siempre”.

EDGAR SNOWDEN DESVELA CÓMO EEUU PUDO PROVOCAR EL APAGÓN VENEZOLANO

Cómo Estados Unidos logró provocar el apagón más largo de la historia de Venezuela
El ex miembro de la CIA, Edward Snowden, desvela cómo EEUU pudo provocar el apagón venezolano
x Canarias Semanal:
La Haine:
[VER VIDEOS]
VIDEO 1:
Sabotaje eléctrico explicado por el hacker de la NSA Edward Snowden
VIDEO 2:
Entrevista a Edward Snowden
20 de marzo de 2019.
Cómo los Estados Unidos lograron provocar el apagón más largo de la historia de Venezuela.
El gobierno bolivariano ha acusado a los Estados Unidos de haber protagonizado el "apagón total" que tuvo lugar en Venezuela hace un par de semanas. En no pocos la afirmación del ejecutivo venezolano provocó desconcierto e incredulidad. Sin embargo, el testimonio del exmiembro de los servicios de inteligencia estadounidenses, Edward Snowden, ha venido a dar la razón a las autoridades de ese país latinoamericano.
A la mayoría de la gente, entre los que nos encontramos aquellos que ignoramos las inmensas posibilidades de control que permiten los avances informáticos, nos parecieron desconcertantes las primeras declaraciones de miembros del gobierno bolivariano de Venezuela, en el sentido de que habían sido los Estados Unidos los que habían protagonizado el "apagón eléctrico total" que se produjo en Venezuela hace un par de semanas.
En la medida que han transcurrido algunos días desde entonces, hemos ido teniendo la posibilidad de que algunas informaciones especializadas sobre esa materia fueron haciéndonos entender que, en efecto, ese tipo de "colapsos" es posible provocarlo a miles de kilómetros de distancia, si no se dispone como réplica de la tecnología capaz de bloquearlo.
Sin embargo, nos faltaban informaciones más precisas. Por ejemplo, la explicación que podría proporcionar alguien que además de ser un especializado informático profesional, conociera desde dentro cómo controlan este tipo de cuestiones los servicios de inteligencia norteamericanos.
Ese hombre existe. Es Edward Snowden, un ex agente de la CIA, que manejó durante años el software y el complejo tecnológico que hacía posible la realización de ese tipo de "operaciones".
En esta página les ofrecemos dos videos. En el Video N° 1 se explica qué procedimientos utilizan los Estados Unidos para operar subversivamente sobre aquellos países a los que se desea bloquear o perturbar. El Video N° 2 es una extensa, pero interesantísima entrevista en la que Edward Snowden  narra tanto en qué consistía su trabajo como espía, así como qué reflexiones lo empujaron a poner al descubierto toda la trama electrónica de espionaje de la CIA.
Y sólo nos queda añadir una observación final. Edward Snowden no puso al descubierto las actividades de la CIA a cambio de dinero u otro tipo de compensaciones. Lo hizo con el propósito exclusivo de poder estar en consonancia con los principios en los que creía. Ese gesto merece no ser nunca olvidado. En realidad Snowden se comportó como un héroe de nuestro tiempo, que merece todos nuestros elogios y respeto.

LA LIBERTAD ES LA VIDA, LA DOMESTICACIÓN ES UNA FORMA DE MUERTE EN VIDA

La loca carrera de la domesticación
EL PODER Y EL CAPITAL TRATAN DE PERPETUARSE A SÍ MISMOS
Biblioteca Social Contrabando:
Valencia, marzo de 2019
“El burgués representa el perfecto animal humano domesticado”
Aldous Huxley
Vivimos en tiempos grises. El debilitamiento de las formas comunitarias de relación y el auge del individualismo nos abocan a la soledad en masa. La adhesión a las modas comerciales y las banderas nacionales son formas desesperadas de recoser nuestras identidades desgarradas. A menudo nos cuesta encontrarle sentido a una existencia fragmentada entre trabajos precarios, consumismo tedioso e intentos de evasión en garitos o viajes, que nos dejan sabor amargo al volver a la realidad. El modelo social en que vivimos solo ofrece sucedáneos mercantiles a nuestros deseos más profundos. Solemos aceptar esta situación miserable como la única posible, porque hemos sido domesticados, desde pequeños, para ello.
Las instituciones estatales y empresariales tienen como objetivo principal perpetuarse a sí mismas; para eso deben ser las únicas mediadoras en las relaciones entre las personas. Por esa razón, toda relación comunitaria que ponga obstáculos a sus planes supone una amenaza que debe ser eliminada, sea fagocitándola, negándola o criminalizándola. Las formas culturales que no encajan en la lógica mercantil o estatista son acusadas de ser infantiles, inmaduras, arcaicas o de tener mal gusto, como pasa, por ejemplo, con la cultura de los migrantes, la del colectivo gitano o la tradición obrera.
El modelo social capitalista se basa en la explotación de una parte de la población para beneficio de otra, la desigualdad y la opresión son la base de las relaciones sociales en el Capitalismo. Esta dinámica daña nuestras vidas, provoca ansiedad, depresión y fragmentación de la personalidad. El remedio mágico que ofrecen las instituciones para superar la frustración y las insatisfacciones es aspirar a ser clase media. Nos venden continuamente la idea de una especie de paraíso terrenal al que podemos acceder si nos adaptamos a la cultura de la clase media. Pero tratar de adaptarse a ella implica un proceso de aculturación y reprogramación que suele intensificar los efectos tóxicos causados por el propio modelo social.
Aspirar a ser clase media implica aceptar el proceso domesticador como algo beneficioso. Entendemos la domesticación como el proceso que nos moldea, de la cuna a la tumba, con el objetivo de convertirnos en piezas funcionales para el modelo social actual. La familia, la escuela, el puesto de trabajo, las redes y medios de comunicación, el sistema jurídico-penal, la institución sanitaria… son algunas de las principales entidades que nos domestican. Las técnicas varían pero el objetivo es el mismo y consiste en fomentar valores, hábitos y opiniones que refuercen el modelo actual de relaciones y reprimir los que lo cuestionen. Si la libertad es la vida, la existencia domesticada es solo supervivencia, una forma de muerte en vida. Lo que realmente hay detrás del ideal de la clase media es una huida enfermiza de la realidad, una huida que nos lleva a vivir de forma todavía más miserable.
El ideal de la clase media es una ilusión producida por las élites para unificar a la población en torno al Estado y al Capitalismo. Es, también, un espejismo artificial que trata de ocultar las fracturas y conflictos sociales bajo la suave apariencia de gradaciones en la escala social. Es, en definitiva, una versión falsa y corrupta de la sociedad sin clases. El ideal de la clase media no se corresponde con las condiciones socio-económicas de la mayoría de la población (en relación a ingresos, propiedades, control relativo sobre el trabajo o redes de contactos) sino que es propio de sectores como el de las profesiones liberales, los funcionarios medios, los empresarios o los directivos. Está formado por un conjunto de ideas, valores, gustos y hábitos propios de estos sectores que se presentan como la llave para que cualquiera pueda ascender socialmente. En realidad el ascensor solo funcionó algún tiempo y para muy pocos; arriba no queda sitio. Asumir la cultura de clase media suele implicar dinámicas de autonegación y falta de autoestima para quienes no se ajustan a sus exigencias, sea por las condiciones económicas, el entorno social, los gustos, las formas de expresión, el aspecto físico, etc.
El ideal se empezó a difundir a principios del siglo XX, en momentos de crisis y conflictividad social intensos. Para retomar el control de la situación, entre otras medidas, se fomentó el crecimiento de las organizaciones estatales y empresariales, y se impulsó el comercio. Al principio, el ideal de la clase media sirvió para colonizar las almas del emergente sector de los empleados precarios (secretarias, administrativos, dependientes de comercios, etc.). El ideal debía hacer que se identificasen con sus jefes (gerentes, directivos, etc.) y no con el resto de trabajadores, a los que se acusaba de ser torpes, vagos, irresponsables y de tener mal gusto. Tras la II Guerra Mundial comenzó el despliegue de las políticas sociales estatales (el llamado Estado del bienestar) y la promoción del consumismo de masas. En este contexto, el sindicalismo y la izquierda estatista contribuyeron a arrastrar a muchos sectores de la clase trabajadora hacia el ideal de la clase media y, con ella, a la aceptación resignada del modelo social capitalista.
La carrera de la domesticación exige un esfuerzo continuo para adaptarse al ideal de la clase media, y requiere el sacrificio de todo lo que desentone con él. Este proceso disuelve las formas comunitarias, y nos convierte en una masa de corredores aislados y aturdidos. El ideal de la clase media funciona como un chubasquero mental que debe insensibilizarnos respecto a lo que pasa a nuestro alrededor y al medio en que vivimos. Solo debemos preocuparnos por lo que nos suceda a nosotros y nuestro núcleo más cercano (familia y amigos) y a veces ni eso. Ponerse este chubasquero aporta cierta impermeabilidad, una forma de inmunidad que es lo opuesto a la comunidad. Establecer relaciones comunitarias supone asumir compromisos y lealtades que rebasan nuestro ámbito personal y nos vinculan con lo social. Al debilitar las formas comunitarias de relación, la carrera degrada el compromiso y el apoyo mutuo convirtiéndolos en preferencias circunstanciales y opciones para el tiempo libre.
La carrera de la domesticación nos empuja a aceptar la desigualdad social como un mal necesario, con la meritocracia como coartada. Si ayer se justificaban las desigualdades por cuestiones de sangre, hoy la moda es hacerlo con frases del tipo; se lo merecen porque se lo han currado mucho. Esto nos aboca a estar engrosando nuestro currículum durante toda la vida para poder vendernos bien en una sociedad basada en la competición. Al fomentar la competitividad hasta el extremo, se promueve indirectamente el culto al cuerpo, la hinchazón del ego y los aspectos narcisistas de la personalidad. Se fomenta, en definitiva, una personalidad frágil, superficial y que se mantiene siempre alerta, desconfiada hacia potenciales competidores.
La carrera contrarreloj, para ascender socialmente, se acaba convirtiendo en el sentido único de la vida. El territorio es percibido como espacio de competición y mercadeo. Las viviendas se convierten en módulos de aislamiento para recobrar fuerzas. En el exterior, la imagen del espacio público cívico y cordial deberá encubrir la conflictividad social y la miseria. El trabajo y el consumo se vuelven los medios principales para lograr acceder al ideal, al tiempo que nos aportan formas sucedáneas de identidad individual y colectiva. Todo ello a costa de la destrucción de un entorno natural que está al borde del colapso.
La carrera nos empuja a desechar la imaginación y los deseos profundos y, a cambio, nos anima a potenciar la razón instrumental como la única forma de pensar. Esta forma de razonamiento está guiada por la lógica de lo que le convenga a uno en cada momento sin tener en cuenta los efectos que nuestras decisiones tienen sobre nuestro entorno. La razón instrumental, entendida como guía principal de la propia vida, debilita las formas de relación menos mercantilizadas, las que menos contaminadas están por las jerarquización social, y por eso nos aísla. El pensamiento positivo, que es parte también de la filosofía de la carrera, es una fe que culpabiliza a las personas de su propia situación y sabotea la capacidad crítica. El pensamiento positivo es el complemento perfecto de la razón instrumental porque nos aísla de nosotros mismos, disuadiéndonos de buscar el origen de nuestros propios malestares y adoptando en cambio esa sonrisa boba tan propia de la cultura de la clase media. El control, el orden y la asepsia obsesivos son, también, parte de la filosofía de la competición y tratan de mitigar la ansiedad de los corredores. El ideal de clase media lleva a percibir el entorno como una amenaza permanente, es un ideal miedoso que necesita sentir que está todo controlado y en orden. El ideal promete al aspirante inmunidad frente a las condiciones de vida de la mayoría explotada, de ahí la importancia de la asepsia.
En los últimos años, los cambios en el modelo de producción y el auge de la meritocracia han transformado el ideal de la clase media. Hoy junto al ideal clásico, se ofrece una versión alternativa perfectamente integrada y complementaria a la clásica. Es la nueva cara del Capitalismo ilustrado, cívico y ecologista; el ideal de clase media vestido con los ropajes de la contracultura de los años 60. Esta versión del ideal ofrece la posibilidad de ambicionar privilegios y logros profesionales, pero sin las restricciones del modelo clásico respecto a los gustos, valores, cultura o aficiones. La nueva versión percibe la vida entera como una carrera con su preparación técnica, sus pruebas y su éxito final en la autorrealización. El modelo alternativo es autocomplaciente y cordialmente superficial, porque trata de evitar el conflicto a toda costa. Para compensar esta superficialidad el aspirante alternativo busca desesperadamente lo auténtico, lo natural, lo cultural o espiritualmente enriquecedor, aunque sea en versión franquicia y a un precio impagable. Los aspirantes a este ideal deben volcarse en su trabajo con pasión, pero cultivando alguna actividad para el tiempo libre que los distinga de la multitud, algún deporte, afición cultural, actividad creativa o política que les permita verse como espíritus libres. Este modelo es ciudadanista, cívico y domesticado, se muestra tibio ante los conflictos sociales pero se indigna con las injusticias llamativas. Ante un mundo que se percibe como demasiado problemático y antipático, el nuevo ideal se repliega hacia un hedonismo domesticado, un consumismo anti-consumista y una rebeldía de escaparate.
Hemos sido domesticados desde niños y la cultura de clase media se filtra a todos los ámbitos, porque es la cultura dominante. Los efectos de esta imposición nos enferman individual y colectivamente. Vivir con un sueldo habitual, el más común en torno a los mil euros, y estar expuestos a la cultura de las élites nos deja desamparados en una tierra de nadie. Para quienes además, asumen esa cultura como propia, las contradicciones entre lo que viven y sus aspiraciones suele conducirles a la frustración y la depresión.
La cultura de clase media es narcisista, fomenta la superficialidad y acaba provocando un vacío interior y el aislamiento respecto del entorno. Este ideal es como un espejismo al que uno no acaba de llegar por mucho que corra. En el proceso, el aspirante suele volcarse en los estudios, el trabajo, el consumo, el aspecto físico o la psico-cosmética como recursos desesperados para calmar la ansiedad.
La carrera exige que los aspirantes estén alerta permanentemente, que sean más competitivos y voraces. Todos contra todos y sálvese quien pueda podrían ser buenos lemas para este proceso. El aspirante teme a los competidores, al contexto económico, a la pérdida de sus capacidades y tiene sobretodo miedo de fracasar, de convertirse en un perdedor, de quedarse rezagado en la carrera. Esta lógica enfermiza lleva a una forma de vida atenuada y miserable. El meollo del asunto es que la cultura de clase media es nihilista y menosprecia la vida. La domesticación nos convierte en seres parecidos a los muertos vivientes de las películas, depredadores siempre hambrientos, con el corazón y el cerebro descompuestos.
Existen otras vías, otras formas de hacer y otras culturas más saludables y acordes con la vida. Estas otras opciones no son fáciles, y no garantizan que nos libremos de la domesticación así como así, pero desde el primer momento se alejan del gris plomizo de la sumisión. Son aperturas hacia horizontes más amplios, hay mejores aspiraciones que la de convertirse en clase media.
Creemos que el proceso de domesticación intoxica nuestras vidas, y que el ideal de clase media las vuelve más miserables. Sospechamos que las cosas podrían ser de otra manera, mejores, y que luchar por transformar la realidad ya aporta un sentido nuevo y profundo al día a día.
Si queremos dignificar nuestras vidas la mejor manera es tejer relaciones de cooperación y compartición, en las que tengamos y asumamos la capacidad autónoma de decidir, cada vez más, sobre nuestros propios asuntos. Entendemos lo comunitario como un compromiso común, un conjunto de obligaciones, dones y lealtades. Es una forma de relacionarnos en la que el apoyo mutuo, el hoy por ti y mañana por mí, supera los límites de la familia y los amigos para incluir a otros explotados y oprimidos. Son relaciones que se recrean a cada momento en conflicto con lo estatal, con lo privado y sobretodo con la indiferencia. La autonomía en este contexto es la capacidad para poner en común, debatir y actuar desbordando continuamente la lógica, el lenguaje y las prácticas propias del Estado y del Capital. La autonomía es un proceso de maduración colectiva, de búsqueda continua y de lucha para no dejarse atrapar por las redes de la dominación.
El Capitalismo es un modelo que desprecia la vida, la domesticación degrada nuestra existencia y el ideal de clase media solo ofrece sucedáneos tóxicos que provocan patologías sociales. Luchar por llevar vidas más dignas es la mejor manera de salir de esta dinámica enfermiza. Pero, para eso, deberemos primero abandonar el ideal de clase media, dejar de ser aspirantes y salirnos de la loca carrera de la domesticación.

Campaña Samir Vive en San Luis Potosí: 23 de marzo, de 5 a 9 pm. Sevilla y Olmedo 300


viernes, 22 de marzo de 2019

54 ACCIÓN GLOBAL POR AYOTZINAPA (26 marzo, 16 hrs, Ángel-Hemiciclo)

#54AccionGlobalPorAyotzinapa
(26 de marzo, 16 horas, Ángel Zócalo)
Ver video invitación:

UAM: 49 DÍAS EN HUELGA POR AUMENTO SALARIAL Y RESPETO AL CONTRATO COLECTIVO

Situam exige respeto al contrato colectivo y bilateralidad laboral
José Antonio Román,
Periódico La Jornada:
Viernes 22 de marzo de 2019, p. 33
Con la exigencia de que Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) respete el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) y recuperar la bilateralidad en las relaciones laborales, son dos de los principales puntos que presentará como contrapropuesta el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (Situam), en la próxima reunión conciliatoria con las autoridades universitarias.
En la sesión que anoche todavía reunía a los integrantes del Comité de Huelga se aprobó, con algunas observaciones, el documento elaborado por la comisión ampliada, que contiene la contrapropuesta sindical en materia de violaciones contractuales, lo que avizora que este sería el primero en resolverse rumbo a una solución a la huelga que este viernes cumple 49 días.
Sin embargo, la demanda salarial de los trabajadores se mantiene en 20%, e insisten en que es posible un aumento mayor a la oferta de la UAM de 3.35% si se deciden a hacer una redistribución equitativa del presupuesto de la institución.
Además, la representación sindical acordó reanudar las pláticas conciliatorias hasta el próximo lunes 25 de marzo, debido a que todavía se incluirán algunas observaciones a su documento de contrapropuestas.
La propuesta aprobada señala que la universidad debe comprometerse a una serie de puntos, entre los cuales destaca “no contratar más personal de confianza en centros de trabajo ya existentes”; “no desplazar materia de trabajo propia del personal de base administrativo y académico”; “a informar al Situam sobre el total de su plantilla de personas de confianza, funciones y adscripción”, y “restituir en lo inmediato la materia de trabajo desplazada por el personal irregular, presentada en el segundo pliego del emplazamiento”.

LOS PUEBLOS DENUNCIAN Y RESISTEN LAS RENOVADAS POLÍTICAS DESARROLLISTAS

Provocaciones, infamias y apologías
Gilberto López y Rivas 
La Jornada:
22 de marzo de 2019.
Al cumplirse los 100 primeros días del nuevo gobierno, resulta preocupante que sus abogados de oficio hagan señalamientos focalizados sobre quienes, desde los pueblos indígenas, sus saberes y el anticapitalismo, denuncian y resisten las renovadas políticas desarrollistas, neoindigenistas y de militarización de la Cuarta Transformación.
No fueron responsables el EZLN, el Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno ni menos “voces aisladas” del “entorno zapatista”, de que el presidente Andrés Manuel López Obrador ratificara el Proyecto Integral Morelos (PIM) en su discurso en Cuautla del 10 de febrero, en el que dio marcha atrás a compromisos públicos de 2014 y 2018, y en el que estigmatizó a “radicales de izquierda”, calificados de “conservadores”, sin distinguir que, en realidad, eran integrantes de pueblos y comunidades que durante años han estado librando una batalla desigual contra el PIM, y, ahora, paradójicamente en contra del nuevo gobierno por el que la mayoría votó, que defiende y representa dicho proyecto.
Diez días después de la arenga presidencial sucede el asesinato de Samir Flores Soberanes, encarnación misma de esa lucha. Señalar, como lo hace Armando Bartra, que se pretende hacer uso político de esta muerte para “alimentar con sangre una causa que no lo necesita” es banalizar ese asesinato y una infamia política insostenible. Samir es un símbolo de la lucha de los pueblos que recuerdan con admiración y respeto sus enseñanzas. Amilcingo, su pueblo natal, se convierte en el epicentro de movilizaciones como la Asamblea Emergente Nacional ante la Violencia del Estado y la Autodeterminación de los Pueblos, celebrada el 9 de marzo, en la que se caracterizó al gobierno actual, en los hechos, como una continuidad del neoliberalismo, convocando a una movilización nacional e internacional el próximo 10 de abril en Chinameca, y declarando a AMLO como “persona non grata” en Morelos: “No permitiremos –afirman los participantes en esta asamblea– que la muerte de nuestro caudillo del sur sea insultada con la presencia de quien busca impulsar los proyectos de muerte en tierra zapatista”. Las resistencias al PIM podrían repetirse con el Tren Maya, el canal seco de Tehuantepec y con otros megaproyectos en puerta.
Los apologetas de los logros de los primeros 100 días de AMLO parecen no tomar en cuenta la realidad insoslayable de la brecha profunda entre pueblos originarios y un gobierno que ya decretó el fin del neoliberalismo, en los “100 días que conmovieron a México” (sic). Claro, como de pueblos indígenas organizados en defensa de sus territorios y sus procesos autonómicos se trata, no es asunto prioritario en la agenda gubernamental, salvo en lo que refiere al Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), que hasta hoy no ha hecho un solo señalamiento sobre el Proyecto Integral Morelos y la continuidad de la violencia contra luchadores en defensa de la Madre Tierra, como Samir.
El INPI está realizando consultas a modo en comunidades para cumplir formalmente con el Convenio 169 de la OIT, aunque Victoria Tauili-Corpuz, relatora especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU, ya externó de manera firme sus preocupaciones al gobierno actual sobre las obligaciones contraídas al respecto por el Estado mexicano, acordes al contexto constitucional y los tratados internacionales vigentes.
También, de ámbitos autorizados, difíciles de ser acusados de “conservadores” y “ultraizquierdistas”, surgen observaciones críticas coincidentes con las sostenidas por las resistencias comunitarias. Greenpeace lamentó la poca atención del actual gobierno, “más allá del discurso”, al tema del medio ambiente, y evaluó que tan sólo en 100 días de gobierno las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador –en materia ambiental y energética– perfilan a México rumbo a un desastre climático. Entre los cinco puntos en que sustenta tal afirmación se señala, precisamente, la reactivación de plantas termoeléctricas, como la de Huexca.
En este contexto de autoritarismos desde el poder: ¿A qué diálogo hipotético refiere Bartra y quién lo obstaculiza cuando se imponen consultas desde el Ejecutivo federal que han sido consideradas ilegales, ilegítimas, violatorias de los derechos colectivos de los pueblos originarios? ¿Diálogo con el delegado de la Presidencia de la República en Morelos, Hugo Érick Flores, un operador cuestionado sistemáticamente que hostigó con su presencia al digno pueblo de Huexca en la noche del pasado 5 de marzo, sin ser invitado por una asamblea comunitaria, acompañado con fuerza pública, y ofreciendo ayudas clientelares y corporativas que pretenden comprar conciencias y, que, eso sí, fraccionan y dividen comunidades? ¿Diálogo con el fiscal que “investiga” el asesinato de Samir, denostando su memoria y la integridad ética de entornos familiar y de lucha? ¿Diálogo con quien sólo escucha el eco de su palabra hecha ley?

COMUNICADO DE LAS ABEJAS DE ACTEAL DEL 22 DE MARZO DE 2019

La masacre de Acteal sigue impune, llevamos más de 21 años sin conocer la verdad
Sociedad Civil Las Abejas de Acteal,
Congreso Nacional Indígena:
22 de marzo de 2019.  
Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.
22 de marzo del 2019.
Al Congreso Nacional Indígena,
Al Concejo Indígena de Gobierno,
A las y los defensores de los derechos humanos,
A los medios libres y alternativos,
A los medios de comunicación nacional e internacional,
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional,
Hermanas y hermanos:
Nuevamente las víctimas y sobrevivientes de la masacre de Acteal, nos encontramos en la Tierra Sagrada, para honrar su memoria y demandar justicia para nuestros 45 hermanas y hermanos y más los 4 bebés no nacidos, quienes cayeron a mano de los paramilitares priistas y cardenistas de Chenalhó, por órdenes de los tres niveles de gobierno priista, el 22 de diciembre de 1997.
En el marco del Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas, denunciamos que la masacre de Acteal sigue impune, llevamos más de 21 años sin conocer la verdad, ya hasta la fecha no ha habido voluntad política de garantizar la no repetición de hechos como el de Acteal, al contrario, se siguen asesinando a defensores de derechos humanos y criminalizando la protesta social.
En este Día Internacional del Derecho a la Verdad, volvemos a insistir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ya emita el informe de fondo, lo más pronto posible. Consideramos que una justicia verdadera y digna a la masacre de Acteal, puede dar pie a que otros crímenes cometidos por los gobiernos priistas y panistas, también consigan verdad y justicia.
Pero, hasta ahora, no vemos una voluntad política de parte del presidente Andrés Manuel López Obrador en aplicar la justicia a los crímenes cometidos por sus antecesores. No sólo criticamos sin argumentos a este nuevo gobierno que tanto pregona ser la “4ta Transformación” y que hace unos días, declaró la abolición de “el modelo neoliberal y su política económica de pillaje, antipopular y entreguista”. Es que un discurso se dice fácil, pero, hasta ahora en la práctica es todo al revés.
Cuando aquí en nuestro México en verdad suceda lo que pregona el gobierno morenista, entonces nuestros territorios estarán libres de termoeléctricas, de cualquier megaproyecto extractivista, de Tren Maya, etc.
Pero, mientras en la realidad de la “4ta Transformación” y la “era del posneoliberalismo”, imponga consultas, permita asesinatos a defensoras y defensores de derechos humanos y de la Madre Tierra, como el caso del compañero Samir Flores, la detención arbitraria de los miembros del CODEDI en Oaxaca, y no se liberen a las y los presos políticos, podemos simplemente decir que, el modelo de gobierno en tiempos del priísmo se ha reencarnado en el gobierno actual.
Para nosotras y nosotros la Organización de Las Abejas de Acteal, nuestra lucha por la justicia y la construcción de nuestra autonomía como pueblo originario de México, es que un país sano y digno, lo hacemos nosotros mismos los pueblos, nunca vendrá una transformación social de un gobierno que no respeta el modo de vida y organización de los pueblos, eso está muy claro, desde que nuestra conciencia se hizo grande.
Lo que sí sabemos que va a suceder es, la organización y tejernos con los demás pueblos, intercambiar modos de luchas y trabajo de construcción de la autonomía.
Es así como hoy, hacemos memoria a nuestras hermanas y hermanos, es así cómo cada día trabajamos por la justicia y por la memoria así como las abejas que trabajan y vuelan constantemente para producir miel. Es así que desde Acteal honramos la memoria de San Romero de América que entregó su vida denunciando los crímenes que cometía el gobierno de El Salvador en contra de su propio pueblo, este 24 de marzo, cumplen 39 años de su cobarde asesinato, todo por exigir la paz y el fin a la violencia en aquel país centroamericano.
En este mes de marzo de acontecimientos históricos y uno de ellos que no queremos olvidar felicitar es el caminar del Frayba con los pueblos originarios quienes luchan por sus derechos y su autonomía, que el pasado 19 de marzo celebró su 30 aniversario, y pedimos que sigan con su corazón defensor de los derechos humanos y constructor de la paz con justicia y dignidad, anhelo incansable de nuestro Jtotik Samuel Ruiz, fundador de dicho Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas.
Ante el contexto de violaciones de derechos humanos y de los pueblos originarios, como miembros del Congreso Nacional Indígena (CNI), saludamos la Convocatoria a las Jornadas de Lucha “Zapata Vive, Samir Vive, La Lucha Sigue”. A 100 años del asesinato del general Emiliano Zapata Salazar, hecha por el CNI y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Desde Acteal, Casa de la Memoria y Esperanza, seguimos exigiendo justicia por la masacre de Acteal y reafirmar nuestra lucha contra la violencia y asesinatos a las y los defensores de los derechos humanos. Y porque queremos vivir en paz, y con justicia, ser libres en nuestras propias tierras y país.
Atentamente:
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.
Por la Mesa Directiva:
Juan Vásquez Luna
Presidente
Antonia Vásquez Pérez
Vicepresidenta
Hermilo Pérez Sántiz
Secretario General
María Vásquez Gómez
Subsecretaria
Genaro Oyalté Pérez
Tesorero
Antonia Pérez Pérez
Subtesorera