sábado, 9 de abril de 2016

LA INTERNACIONAL: HIMNO DEL PROLETARIADO MUNDIAL (versión comunista, letra original)

Subido el 06 de abril de 2008
La Internacional
El himno Comunista por excelencia, en español.

Arriba los pobres del mundo
en pie los esclavos sin pan
alcémonos todos al grito:
¡Viva la Internacional!

Removamos todas las trabas
que oprimen al proletario,
cambiemos al mundo de base
hundiendo al imperio burgués.

Agrupémonos todos,
en la lucha final,
y alzan los pueblos con valor
por la Internacional. (Bis)

El día que el triunfo alcancemos
ni esclavos ni dueños habrá,
los odios que al mundo envenenan
al punto se extinguirán.

El hombre del hombre es hermano
derechos iguales tendrán
la Tierra será el paraíso,
patria de la Humanidad.

Agrupémonos todos
en la lucha final.
Y se alzan los pueblos
por la Internacional.

Agrupémonos todos
en la lucha final.
Y se alzan los pueblos con valor
por la Internacional.

El día que el triunfo alcancemos
ni esclavos ni dueños habrá,
los odios que al mundo envenenan
al punto se extinguirán.

El hombre del hombre es hermano
derechos iguales tendrán
la Tierra será el paraíso,
patria de la Humanidad.

Que la tierra de todos sus frutos
dicha y paz a nuestro hogar,
que el trabajo sea el sostén que a todos
de su abundancia hará gozar.
Versión original de La Internacional
Escrito: Junio de 1871.
Autor de la letra: Eugène Pottier,
Autor de la música: Pierre Degeuter.
Traducción: Grupo Germinal.
Versión digital al español: Grupo Germinal.
La Internacional es históricamente el himno internacionalista del proletariado revolucionario.
Su letra original fue escrita por el obrero electo de la Comuna de París Eugène Pottier, en junio de 1871. La música la compuso a su vez otro obrero, Pierre Degeuter.
En julio de 1888, en una reunión de la Junta Sindical de vendedores de periódicos de Lille, se interpretó por primera vez en público. La Internacional ha sido usada, con diferentes modificaciones de la letra, por los anarquistas de la I Internacional y fue el himno de la II, la III y la IV Internacionales, de la mayoría de los partidos obreros y de muchos sindicatos.
A continuación transcribimos la letra original de Eugène Pottier, traducida por nosotros. En castellano existen al menos dos versiones: la socialdemócrata, cantada tradicionalmente en las filas del PSOE y la UGT; y la 'comunista', mucho menos deformada respecto a la letra original y que por ello es la que publicamos más abajo.
En todo caso, destacamos al lector que las letras utilizadas actualmente en todas las versiones que nosotros conocemos eliminan los párrafos antepenúltimo y penúltimo de la letra de Pottier. Es obvio que dicha censura responde a la degeneración de las actuales direcciones de la clase obrera, que han renunciado definitivamente no sólo a derrocar el poder del capital, sino incluso a la simple defensa de los intereses de conjunto del proletariado sin concesiones a la clase enemiga.
LA INTERNACIONAL
Letra: Eugène Pottier
Música: Pierre Degeuter
París, junio de 1871.
¡En pie! ¡condenados de la tierra!
¡En pie! ¡esclavos del hambre!
La razón atruena en su cráter:
Es la erupción final.

¡Del pasado hagamos tabla rasa,
Muchedumbre esclava, ¡en pie! ¡en pie!
El mundo va a cambiar de base:
¡No somos nada, seámoslo todo!
(Estribillo)

Es la lucha final:
Agrupémonos, y mañana,
la Internacional
será el género humano
(bis)

No hay salvadores supremos:
¡Ni Dios, ni César, ni tribuno,
productores, salvémonos nosotros mismos!
¡Decretemos el bien común!

¡Para que el ladrón vomite lo robado,
para sacar el espíritu de la prisión,
aventemos nosotros mismos nuestra fragua,
golpeemos el hierro en caliente!
(Estribillo)

El Estado oprime y la ley engaña;
El Impuesto sangra al desgraciado;
Ningún deber se impone al rico;
El derecho del pobre es una palabra hueca.

Ya basta de languidecer bajo tutela,
La igualdad quiere otras leyes;
¡"No más derechos sin deberes”!, dice
"Iguales, ¡no más deberes sin derechos!”
(Estribillo)

Abominables en su apoteosis,
los reyes de la mina y el ferrocarril
¿Alguna vez han hecho algo más
que desvalijar al trabajo?

En las cajas fuertes de la banda
lo que [el trabajo] creó se fundió.
decretando que se le vuelva,
el pueblo no quiere más que lo que se le debe.
(Estribillo)

Los Reyes nos embriagan con vanidades,
¡Paz entre nosotros, guerra a los tiranos!
Apliquemos la huelga a los ejércitos,
¡Culatas al aire, y rompamos filas!

Si se obstinan, estos caníbales,
En hacer de nosotros héroes,
Sabrán pronto que nuestras balas
Son para nuestros propios generales
(Estribillo)

Obreros, campesinos, somos
el gran partido de los trabajadores;
la tierra sólo pertenece a los hombres,
los ociosos se irán a otra parte.

¡Con cuanta carne nuestra se alimentan!
¡Pero si los cuervos, los buitres,
una de estas mañanas, desaparecen,
el sol brillará siempre!
(Estribillo)

No hay comentarios.: