domingo, 8 de mayo de 2016

Atenco: A 15 años de resistencia y 10 de Mayo Rojo, el digno andar del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra

Atenco, crónica de un pueblo rebelde
Video: Canal de dedosbriosos
Subido el 08 de mayo de 2016
A diez años del Mayo Rojo y quince de la resistencia Atenquense en contra del nuevo aeropuerto en tierras ejidales, es preciso recapitular los hechos que han marcado el andar del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y voltear la mirada, en primer lugar, hacia el análisis crítico de su propia historia con el fin de aprender de los aciertos y errores cometidos en el camino, para así, dar el siguiente paso.
Eso por un lado, por el otro está la memoria de quienes han sufrido las embestidas del Estado Mexicano, con toda su clase política y sus partidos (PAN, PRI PRD, etc.) y de este sistema inicuo, memoria que debe permanecer como ideal, como bandera, como un motor que permita avanzar en la justa lucha de los oprimidos. Viene entonces a colación la frase de Alberto Híjar: La memoria por si sola es nostalgia llorosa, organizada para sostener la lucha es garantía de victoria.
La lucha contra el Nuevo Aeropuerto es lucha de tod@s
La Voz del Anáhuac
08 de mayo de 2016.
El FPDT, desde 2001 lucha  contra el despojo, contra el “desarrollo” y el “progreso” que amenaza la cultura, la historia, la vida de los pueblos a la orilla del agua. No a la venta de la tierra, no a la expropiación, no al despojo se expresan en su consigna central: LA TIERRA NO SE VENDE, SE AMA Y SE DEFIENDE. En 2002 la decidida lucha de Atenco logra echar abajo el decreto expropiatorio.
        En mayo 2006, cuando el FPDT se adhiere a la Otra Campaña del EZLN, en Estado monta la provocación: traiciona su palabra de permitir que los floricultores de Texcoco puedan vender sus flores el 3 de mayo, los reprime. EL FPDT solidario con los floricultores es también brutalmente agredido: MAYO ROJO, el 4 de mayo policías federales, estatales y municipales irrumpen en el pueblo, golpean y detienen brutalmente a más de 200, caen asesinados dos jóvenes y decenas de mujeres son vejadas sexualmente. Dirigentes del FPDT son condenados a penas que van de 31 a 112 años de cárcel.
        La solidaridad nacional e internacional logra la liberación de todos los presos de Atenco y la Otra Campaña.
        En 2012, Enrique Peña Nieto reactiva el proyecto del nuevo aeropuerto, frustrado diez años atrás. Ahora no expropia la tierra, con engaños, bajo amenaza o chantaje, dividiendo a las comunidades, montando asambleas fraudulentas, utilizando comisarios ejidales corruptos, pretende hacer creer que el aeropuerto será en tierras federales. Pero el megaproyecto no es sólo la terminal aérea, es también una red de carreteras, complejos inmobiliarios, hoteleros y comerciales, es una urbanización salvaje en una región agrícola, es el desplazamiento forzado de pueblos enteros, es la destrucción de una extensa zona de recarga acuífera, es el aniquilamiento del ecosistema, del hábitat de aves migratorias, del alga espirulina, del chichicaxtle, del maíz, el frijol, la alfalfa, el sorgo, el haba, en suma del sustento milenario de los pueblos de la región, del tejido social, la cultura, la historia. Es un magnoecocidio. Es en aras del “desarrollo” y el “progreso” la siembra de la muerte.
Hoy nuevamente el FPDT se apresta a defender su territorio, a luchar en defensa de la tierra, el agua y la vida, contra ese megaproyecto neoliberal de despojo, destrucción y muerte.
Y toda esta devastación afecta no sólo a los pueblos de la región. También a los pueblos de los municipios vecinos y de la ciudad de México. Por esto, el problema no es sólo de Atenco, no sólo del oriente del Estado de México, es problema de todos los habitantes a kilómetros a la redonda. Y es problema de todas las personas dignas, conscientes, sensibles, solidarias de México y el mundo. La lucha de Atenco es también de todas y todos los que luchamos por la vida, contra la muerte. Es hora de hacer todo lo necesario contra la ambición del capital, contra su ignorante estupidez y soberbia.

No hay comentarios.: