miércoles, 25 de abril de 2018

IFETEL Y DUEÑOS DE TELMEX PRETENDEN DESMANTELAR EL CONTRATO COLECTIVO

El conflicto actual en Telmex
La Voz del Anáhuac
25 septiembre, 2017
(Replicamos hoy un a publicación realizada hace 8 meses. Este 25 de abril  debe revisarse el Contrato Colectivo de Trabajo de Telmex, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana debe emplazar a huelga para esto y se habrá cumplido un año de que se ha estado prorrogando  otro emplazamiento a huelga, por violaciones al CCT, ante la pretensión de la división funcional de Telmex planteada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones.  La empresa Telmex y el IFT han estado dando pasos en tal sentido. El STRM se ha visto obligado a llamar a los trabajadores a resistir, pero sin  aportar elementos para una movilización  contundente. Con la incertidumbre de hasta dónde serán afectados sus derechos laborales, los trabajadores están a la expectativa de qué hacer para impedirlo. El Sindicato no informa claramente. Al parecer se prepara un golpe demoledor a este gremio. Estaremos al pendiente de lo que ocurra, con la indudable solidaridad para con la base telefonista).   
En abril de 2017, el Sindicato de Telefonistas emplazó a huelga a la empresa Teléfonos de México. El plazo vencía el 25 de abril, cuando se revisa el Contrato Colectivo o los salarios, según corresponda. Año non (2017) correspondió revisión salarial. Pero en esta ocasión hubo un segundo emplazamiento a huelga con plazo en la misma fecha, pero que se ha prorrogado una y otra vez, por violaciones al Contrato Colectivo (la última prórroga vence el 25 de septiembre a las 12 horas). Esto detonado por una disposición del Ifetel que pretende imponer la división funcional a la empresa  Teléfonos de México, con lo que esta dejaría de ser considerada preponderante, condición por la que no se le ha permitido participar en el llamado triple play (convergencia de voz, datos e imagen), desde que se abrió la competencia en las telecomunicaciones.
Esta división funcional le es muy conveniente a la empresa, pero no a sus trabajadores, pues con esto se pretende liquidar el Contrato Colectivo, pues tal división funcional sería mediante la cesión (venta) de las funciones operativas en una o más empresas.
Al ver el peligro de desaparecer, el Sindicato de Telefonistas, se vio obligado a emplazar a huelga, a pesar de que ha sostenido una “alianza estratégica” con la empresa desde que fue privatizada, argumentando que defender a la empresa es defender la fuente de trabajo. El sindicato, liderado por Francisco Hernández Juárez desde hace más de 40 años ha cedido paulatinamente a la empresa, modificaciones en el Contrato Colectivo que benefician al patrón, como la flexibilidad, la movilidad, la polivalencia y afectando derechos como la jubilación, las vacantes y la materia de trabajo.
Ante esto los trabajadores de base se han movilizado, han realizado mítines frente al Ifetel y frente a la empresa, han realizado marchas, un paro de labores y se preparan para la huelga, misma que tendría que hacerse efectiva el día 25 de abril (si es que no hay una nueva prórroga...).
Así se manifiestan los Telefonistas Activos y Jubilados críticos a la cúpula del STRM:
NO PERMITAMOS QUE TELMEX SEA DIVIDIDA.
Nuestra situación laboral atraviesa un momento delicado por el intento de los dueños de Telmex y América Móvil de separar la planta externa. Primero introdujeron gran cantidad de empresas contratistas que comenzaron a hacer nuestro trabajo. Más tarde se llevaron la telefonía celular y la separaron en una empresa diferente a Telmex (Telcel). Posteriormente desgajaron la telefonía y también la convirtieron en una empresa separada (Telmex-Internacional).
Y continuaron adelgazando la materia de trabajo que estaba concentrada en Telmex al llevarse numeroso material y equipo a filiales como RED UNO, RESA, ALDECA, etc.. Todo esto lo permitió el Secretario General del STRM, a través de convertir al patrón Carlos Slim en el aliado estratégico de nuestro Sindicato y al no poner un alto a todas las afectaciones a nuestro Contrato Colectivo de Trabajo (CCT).
Ahora que mediante el Instituto Federal de Telecomunicaciones los dueños de la empresa pretenden partir a la mitad tanto  la empresa como la materia de trabajo, también está el juego el Contrato Colectivo y el conjunto de derechos laborales que ampara.
Ante una ofensiva patronal de esta magnitud, sólo la acción resuelta de los telefonistas puede detenerla. Sólo con el estallamiento de la huelga, donde paremos totalmente la empresa y no permitamos el ingreso del personal de confianza ni de los terceros y filiales, esto como un medio de defendernos y poder contener los apetitos de ganancia desenfrenada de nuestros patrones, o sea una huelga como las 4 huelgas promovidas en los 70’s desde abajo por los trabajadores a las cuales FHJ jamás apoyó y estuvo en contra siempre.
No repitamos el error de una huelga de papel, al estilo de FHJ en los 80’s, donde tuvimos que levantar nuestras banderas de lucha para salir a trabajar, es decir, con una huelga de caricatura, de la cual los dueños de Telmex y del gobierno federal se regocijaban, pues era de risa. Defendamos nuestro CCT con la demanda de una sola empresa, un solo Sindicato, un solo CCT, con una huelga auténtica donde todos y cada uno de los telefonistas defendamos con energía nuestros derechos, la fuente de trabajo y exijamos respeto a nuestras prestaciones con la huelga.
¡A ORGANIZAR LA HUELGA PARA DEFENDER NUESTRO CONTRATO COLECTIVO Y LA FUENTE DE TRABAJO!
 (Texto de un volante distribuido el martes 12 de septiembre de 2017 en la Asamblea del Sector Jubilados de Telmex, Sección Matriz).

No hay comentarios.: