viernes, 20 de octubre de 2017

Algunas mentiras que se están derrumbando con el proceso del #CIG #CNI #EZLN y su vocera Marichuy


Las mentiras antizapatistas caen ante la iniciativa del CIG-CNI y vocera
Zapateando
Babel
Javier Hernández Alpízar
Publicado el 19 / octubre / 2017
1.- Que “los zapatistas son cada vez más poquitos”: Falso, han crecido en todos los sentidos de la palabra crecer.
2.- Que “a los zapatistas ya no los teme nadie”: Falso, los temen el sistema político mexicano entero, el INE y el sistema de partidos.
3.- Que “los zapatistas son un fenómeno mediático y de internet”: Falso, aun bloqueando la internet y la telefonía en los lugares por donde pasan, su multitudinario movimiento está mandando el mensaje: “Aquí estamos, no hemos claudicado jamás y pasamos a la ofensiva y vamos por todo”.
4.- Que “los zapatistas están en iguales o peores condiciones que antes del alzamiento”: Falso, están en mejores condiciones que nunca, con sus propios gobiernos e instituciones autónomas y apoyando incluso a los indígenas no zapatistas que ahora quieren dar su apoyo al CIG aun desafiando amenazas de los caciques partidistas.
5.- Que “los zapatistas son mero folklor y su modus vivendi es el turismo”: Falso, ellos han dado lugar a una alternativa política que no se puede encasillar en los dogmas ortodoxos “reformismo vs. revolución”, “democracia directa vs. democracia representativa”, “local vs. global”, “vía armada vs. vía civil”, y muchos otros compartimientos estancos que han superado con hechos (y también con su pensamiento anticapitalista).
6.- Que los zapatistas son meramente “un complot” contra “la izquierda” sistémica; Falso: por el contrario, mientras las izquierdas domésticas se disputan el apoyo de los empresarios, los zapatistas están cambiando la vida y el mundo en sus territorios y desafiando al capital con una propuesta política diferente, tanto que las mentes cuadradas no la entienden y ni siquiera lo intentan.
7.- Que la autonomía zapatista llevaría “al atraso y la violación de derechos humanos”, Falso: el desarrollo humano de las comunidades zapatistas, las mujeres, los jóvenes y las jóvenes, contrasta con el hundimiento en la barbarie en que ha sumido el capitalismo al resto del país.
Parece claro que querer cambiar el mundo y no tomar en cuenta a los zapatistas actuales es un absurdo.

No hay comentarios.: