lunes, 15 de enero de 2018

Carlos Domínguez Rodríguez: Primer periodista asesinado en 2018 en México

Siempre fue muy crítico frente a las autoridades locales, señalaba claramente los fracasos de la política de seguridad del gobierno federal y la impunidad en el país.
Por: Redacción / Noventa Grados
Lunes, 15 de Enero de 2018 
Ciudad de México, 15 de enero de 2018.-  El año comienza muy mal para la prensa mexicana. El sábado 13 de enero el periodista Carlos Domínguez Rodríguez fue asesinado cobardemente en las calles de Nuevo Laredo, Estado de Tamaulipas. Reporteros sin Fronteras (RSF) expresa su solidaridad a sus familiares y pide que se realice una investigación inmediata de los hechos y alerta sobre una nueva ola de violencia contra periodistas en este año de elecciones federales.
En el Centro de la ciudad de Nuevo Laredo, estado de Tamaulipas (noreste del país), el periodista Carlos Domínguez Rodríguez circulaba en su automóvil a plena luz del día, cuando hombres armados y encapuchados lo interceptan en su auto junto con familiares. Lo apuñalaron a sangre fría.
Carlos Domínguez Rodríguez era periodista y columnista del diario Noreste Digital y del sitio web informativo HorizontedeMatamoros. Sus colegas, entrevistados por RSF, reconocen su trabajo y su independencia. Carlos Domínguez Rodríguez tenía cerca de 40 años de experiencia como periodista y siempre fue muy crítico frente a las autoridades locales, en particular con el exalcalde del municipio de Nuevo Laredo, Carlos Cantú Rosas, y la actual presidenta municipal de la ciudad de San Nicolás, Verónica Castellanos.
En sus artículos, Carlos denunciaba a menudo los secuestros cometidos, así como el aumento de los actos de violencia orquestados por el crimen organizado en Nuevo Laredo. Un día antes de que lo asesinaran publicó una editorial titulada: “La violencia estremece el suelo mexicano en temporada preelectoral”, en la que señalaba claramente los fracasos de la política de seguridad del gobierno federal, la impunidad en el país en los últimos 18 años. También denunciaba que “desde San Nicolás, el municipio más pobre de Tamaulipas, se expresan abundantes reproches contra su alcaldesa Verónica Benavides Castellanos […] quien arremete contra periodistas que exponen sus garrafales faltas”.
“Es alarmante constatar que, para los periodistas en México, 2018 comienza tan mal como terminó 2017”, lamentó Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF. “México no debe seguir siendo en 2018 el segundo país del mundo más mortífero para la prensa, como lo fue en 2017. Debe realizarse inmediatamente una investigación independiente por este asesinato. Por otra parte, como lo prometió en 2017, el gobierno mexicano debe redoblar sus esfuerzos para garantizar la seguridad de los periodistas y fortalecer los mecanismos de protección existentes. Este compromiso es aún más importante, dado que este año se realizarán en México elecciones generales, periodo en que la prensa suele ser tomada como blanco”, agregó.
Para los colegas de Carlos, no cabe duda de que su asesinato está relacionado con su trabajo periodístico. Horas después de que ocurrieron los hechos, Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, condenó los hechos en un comunicado y se comprometió a que este crimen no permanezca en la impunidad.
En 2017 se registraron al menos 11 casos de periodistas asesinados en los que el crimen estuvo relacionado directamente con su labor periodística, lo que hace de México el segundo país más mortífero  del mundo para la prensa, después de Siria (ver el balance de RSF 2017).
México ocupa el lugar 147, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada por RSF. 

No hay comentarios.: