martes, 10 de abril de 2018

Comunicado de balance de un día de despojo en la Zad y llamado general a ir allá para detener el operativo.

¡DESALOJO DE LA ZAD! Llaman a solidaridad 
"Cada casa desalojada, era una parte de la vida que buscan erradicar"
Espoir Chiapas:
9 abril, 2018.
La tarde se termina en una zona húmeda asfixiada/un boscaje asfixiado por los gases lacrimógenos después de varias horas de resistencia frente a la destrucción de viviendas y granjas de la Zad. 
Al menos 9 lugares de vida colectivos perecieron, con sus diversas casas particulares rotas, sus talleres hechos pedazos, sus jardines pisoteados: planchettes, planchouette, lama fâché, noue non plu, youpiyoupi, jessie james, phare ouest, chèvrerie, 100 noms...
La invasión policíaca encontró frente a ella varias formas de resistencia: barricadas, bloqueos de tractores, cuerpo a cuerpo, personas subiendo en los techos, cantando, abrazándose. 
En los campos frente a los elementos de la gendarmería y sus máquinas de muerte, encontramos a ancianos, jóvenes, vecinos, campesinos, ocupantes, compañer@s de todos lados. 6 de los apoyos movilizados allá fueron heridos y 7 personas detenidas. 
Frente a la desproporción de la fuerza presente y la absoluta superioridad militar de la policía, un poco de ingenio y de imaginación bastaron para meter dos veces el fuego a sus máquinas. El dios del lodo dejó otra empantanada.
Cada casa desalojada, rota por las mandíbulas de sus máquinas de muerte, era una parte de la vida aquí que el Estado buscaba erradicar, y una parte firme de la rabia que se levantaba dentro de nosotros. Una rabia que se estuvo difundiendo todo el día hacia todos los y las que veían desde más lejos esos eventos, sin haber podido acudir todavía a la Zad. 
Ahora estaremos cada vez más numerosos en los próximos días si el operativo sigue. Regresaremos masivamente para no dejar sin casa a los que el Estado pensó desalojar hoy de la zona húmeda del bosque.
La destrucción de la bodega, de los invernaderos y del aprisco de los "100 noms", la evacuación de sus burros y de sus borregos terminó por revelar la hipocresía absoluta de la prefectura, particularmente en cuanto a su pretensión declarada de conservar los proyectos agrícolas. 
La prefecta aprovecha para insistir en un chantaje abyecto hacia los otros lugares con proyectos agrícolas: abandonen su visión colectiva ahora o conocerán el mismo destino y las mismas destrucciones. 
La casa de los "vraies rouges", los huertos medicinales y jardineros del "Rouge et Noir"y muchos otros podrían estar en la mira mañana. Al respeto de esta granja, un amparo ha sido depositado por el abogado Hurriet en contra de la prefectura.
Los habitantes de los "100 noms"ya se habían dado a conocer con la empresa AGO-VINCI y con la prefectura en 2013, y de nuevo en 2016 y 2018. AGO-VINCI les hizo caso omiso a sabiendas, y se burló de sus derechos de la manera más grosera, rechazándoles el acceso con un proceso nominativo de desalojo.
Otra vez hoy, el alguacil que acompañaba el desalojo del lugar les negó el acceso al juzgamiento de desalojo y rehusó darles su nombre.
Todo el día, numerosos apoyos se manifestaron: comunicados, llamados de varias organizaciones (SudRail, Greenpeace, etc.), ocupación de la presidencia municipal en Forcalquier, plantones en toda Francia.
Mañana el Estado anuncia seguir con los desalojos y con su voluntad de erradicar la experiencia de la Zad. Habrá que impedirles, echar raíces, quedarnos. Llamamos a todos los que puedan a que vengan aquí desde la madrugada para obstaculizarles. Llamamos a la movilización y a reacciones determinadas por todos lados en Francia
¡La Zad permanecerá!

No hay comentarios.: