jueves, 19 de abril de 2018

JESÚS PIEDRA IBARRA, A 43 AÑOS DE SU DESAPARICIÓN FORZADA SEGUIMOS LUCHANDO

Seguiremos luchando contra la desaparición forzada y la impunidad, y buscando la verdad y la justicia hasta alcanzarla
Rosario Ibarra, 
Rosario Piedra, 
Claudia Piedra, 
Carlos Piedra y 
Jorge Gálvez.
Fotos de Gaspar Morquecho Escamilla.
18 de abril de 2018.
Ciudad de Monterrey, Nuevo León, 18 de abril de 1975, entre las 20 y las 20:30 horas, en la calle Arteaga, esquina con Félix U. Gómez, Jesús Piedra Ibarra esperaba el transporte urbano sin saber que estaba rodeado y acechado por policías y soldados que se abalanzaron sobre él para detenerlo.
Atado de pies y manos fue llevado a las instalaciones de la Dirección Federal de Seguridad en la ciudad y de ahí a un rancho en Higueras, donde fue torturado y después trasladado al Campo Militar número 1. Ahí lo dejaron en las manos criminales de Miguel Nazar Haro y Luis de la Barreda Moreno.
Alguien lo entregó. Alguien lo traicionó, no cabe la menor duda; sus captores sabían el lugar, la hora y la ropa que llevaría. Nada más ruin, abominable, despreciable, abyecto, bajo y vil que un traidor.
A lo largo de estos 43 años en que hemos tratado de acabar con la desaparición forzada y rescatar y liberar a Jesús y a los cientos antes, ahora miles de desaparecidos, hemos atestiguado de forma indirecta por los testimonios recabados y por lo sufrido en carne propia cómo en cada desaparición forzada siempre han intervenido las fuerzas armadas de este país, ya sea directamente o solapando a quien la comete.
Han atentado una y otra vez durante décadas contra un pueblo al que juraron defender y al que han traicionado y entregado, sojuzgado por el terror a los designios del gobierno criminal en turno: los verdaderos traidores a la patria.
Hoy reafirmamos que seguiremos luchando contra la desaparición forzada y la impunidad, y buscando la justicia hasta alcanzarla.
A Jesús Piedra y a todos los desaparecidos
¡Vivos los llevaron! ¡Vivos los queremos!
Rosario Ibarra, Rosario Piedra, Claudia Piedra, Carlos Piedra y Jorge Gálvez

No hay comentarios.: