miércoles, 11 de abril de 2018

PAÍS VASCO: ¿Cómo colaborar con aquellos que no te consideran un interlocutor necesario, ni respetado?

País Vasco: ¿Cómo colaborar con quien te desprecia?
Escrito por Militantes y ex-militantes de la Izquierda Abertzale/Argia
Por Itziar Retolaza (En nombre de un grupo de militantes y ex-militantes de la izquierda abertzale)
Red Latina sin fronteras
10 abril, 2018
Somos militantes y ex-militantes de la izquierda abertzale muy indignadas con la situación que vivimos. Poco a poco, en estos últimos años, se han desactivado casi todos los movimientos populares de la izquierda abertzale, y ha sido la izquierda abertzale oficial quien optó por hacerlo.
Incluso antes de desactivarlos, hemos sido testigos de cómo nos censuraban lemas de pancartas y manifestaciones, cómo se suspendían actos políticos que se habían organizado durante décadas (manifestaciones pro-amnistía, concentraciones a favor de la ikurriña, concentraciones en contra de las fuerzas armadas de los Estados, etcétera). De esa manera, se desmovilizó a la gente, se suspendieron actos de protesta (e incluso se generó y difundió una mala imagen de la protesta), y se centralizaron todas las movilizaciones que se pusieron a cargo de movimientos políticamente correctos(en el sentido más preocupante de lo que es ser políticamente correcto). Se promueven únicamente convocatorias masivas bien dirigidas y controladas, y se desprecian las convocatorias populares que no siguen esa lógica. La izquierda abertzale oficial está ciñéndose al lema hay que sacar el conflicto de las callesy llevarlo a los despachos. Y todo esto, asegurándonos que éste era el buen camino, que con esta nueva vía iba a mejorar la situación de las y los presos políticos, y se iba a acelerar su excarcelación, y que mejorarían las condiciones para materializar el proyecto independentista.
En ese contexto, se ha renunciado al euskara y la cultura como principal seña de identidad, a la amnistía, a las luchas sociales, a la territorialidad, etcétera. Parece que el único y último objetivo es atraer al PNV a un movimiento nacional e independentista, aun a sabiendas de que el PNV está muy cómodo en el marco autonómico y en la actual estructura social, económica y cultural. En ese afán de acercarse al PNV, y en ese afán de controlar todo movimiento, la izquierda abertzale oficialha creado desprecio hacia militantes y ex-militantes que opinamos diferente, y ha difundido falsos rumores sobre nosotras.
Por otro lado, el PNV y el estado español no cesan de exigir a la izquierda abertzale que reniegue de su pasado y pida perdón. Pero nadie exige responsabilidades al estado español y al PNV (la criminalización de la kale borroka promovida por Juan María Atutxa con la teorización de los denominados gruposY; las torturas y la violencia policial de la Ertzaintza; la complicidad con los estados en los procesos de ilegalización de partidos políticos y movimientos sociales, y en la detención y encarcelamiento de militantes políticos; la pasividad ante el cierre de Egin irratia, del periódico Egin, la revista Ardibeltza…). ¿Cómo colaborar con aquellos que no te consideran un interlocutor necesario, ni respetado? ¿Cómo colaborar con quien te ignora porque no te necesita? No nos engañemos, la historia así lo refrenda, los objetivos del PNV son otros.

No hay comentarios.: