martes, 29 de mayo de 2018

CNI: En las ciudades, donde está el corazón del capitalismo, el movimiento anticapitalista está más desorganizado

En las ciudades es donde está el corazón del capitalismo y donde el movimiento anticapitalista está más desorganizado
Palabras de Carlos González, miembro de la Comisión de Coordinación y Seguimiento del Congreso Nacional Indígena en el II Encuentro Metropolitano  de Redes, Colectivos, Organizaciones, Individu@s y Adherentes a la Sexta en apoyo al CIG y su vocera Marichuy, realizado el 19 de mayo, en el auditorio Piña Chan de la ENAH
Buenas tardes, compañeros, compañeras:
Nos da gusto estar en esta reunión con ustedes. Como ustedes saben, hace unos días se reunió el Concejo Indígena de Gobierno y resolvió continuar con la consulta a la Sexta Nacional e Internacional, a las Redes de Apoyo, a los colectivos, organizaciones e individuos que en su momento se adscribieron y decidieron apoyar la propuesta del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera.
Y va a ser hasta el mes de octubre que realicemos una asamblea nacional indígena, probablemente en el estado de Chiapas, para definir qué es lo que sigue.
¿Por qué esto? A nosotros lo que nos interesa ahorita, más que nada, es conocer la opinión, el pensamiento que tenemos cada uno de nosotros de qué es lo que debemos continuar.
Leí el documento que es síntesis de lo que trabajaron en abril y es cierto lo que en él se dice: La fuerza que tenemos es pequeña frente a la hidra capitalista, frente a esta avalancha que representa en estos momentos el capitalismo mundial.
Los pueblos indígenas están resintiendo de manera especial, de manera violenta como pocos, esta virulencia del capitalismo por apropiarse de sus tierras, de sus territorios, dejando detrás secuelas de muerte, de sangre, encarcelados, encarceladas, desaparecidos, desaparecidas, asesinados, asesinadas.
Fue precisamente, como ya lo hemos explicado una y cien veces, en el marco de esta guerra violenta en contra de nuestros pueblos que decidimos lanzar la propuesta de formar el Concejo Indígena de Gobierno y proponer a la compañera María de Jesús como su vocera y aspirante a la presidencia de la república, como una vía para visibilizar esta guerra y las luchas de resistencia de nuestros pueblos, como una vía para acercarnos con pueblos indígenas de todo el país y con pueblos no indígenas, también de todo el país, para empezar a caminar lo que ahorita, de algún modo se está dando aquí, el acercamiento de colectivos, de organizaciones, en torno a la propuesta, para pensar, para reflexionar qué sigue.
En lo particular me preocupa, y nos preocupa, la ciudad de México. Se los comento porque justamente estamos en un encuentro que se dice metropolitano, de redes, colectivos, organizaciones, individuos.
Para nosotros, para nosotras, el corazón del capitalismo está en las ciudades. Y es en las ciudades donde este movimiento anticapitalista está más profundamente desorganizado. Es en donde observamos más división, incluso entre los poquitos y las poquitas que somos.
Desde hace muchos años, me acuerdo, desde 2006, cuando comenzamos a construir la Sexta, el tope más fuerte, creo yo, que tuvimos, fue el organizativo, y fue en la Ciudad de México.
Nosotros y nosotras, como Congreso Nacional Indígena, y un servidor, miembro de la Comisión de Coordinación y Seguimiento del Congreso Nacional Indígena, queremos invitarles a hacer un esfuerzo grande para unificar las luchas, las resistencias que tenemos en la ciudad, que tenemos en las ciudades; acercarnos con los otros colectivos que son distintos de nosotros, de nosotras y pensar, como lo dice el documento, que para construir un programa de lucha tenemos que ubicar al enemigo principal.
Y el enemigo principal no está entre nosotros, ni entre nosotras.
El enemigo principal sabemos que es al capitalismo y su Estado. El estado mexicano es afín a los intereses capitalistas; es producto del desarrollo capitalista en este país y todo lo que va haciendo, todo lo que implican sus instituciones, los partidos políticos, el proceso electoral, las llamadas reformas estructurales, que tienen como finalidad vender los recursos de este país a los capitalistas extranjeros y nacionales, no obedece más que a esos intereses.
Entonces, compañeras y compañeros, me invitaron a tomar la palabra. Yo no pensaba tomarla porque justamente vienen nuestros concejales y concejalas a dar la palabra.
Únicamente quisiera invitarlos a que vayamos construyendo procesos de unidad entre los colectivos, organizaciones que trabajamos en la ciudad, que tenemos como referente la lucha anticapitalista y que nos hemos acercado a esta propuesta del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera. A que vayamos construyendo unidad, a que redoblemos esfuerzos en estos meses.
No sé si ya nos mandaron lo que piensan, su valoración que tienen de cómo vieron el proceso anterior. Si no, pues lo estaríamos esperando. Hay un correo electrónico por ahí, en el cual estamos recibiendo las propuestas, las valoraciones, que hagan los colectivos, las redes de apoyo.
Y vamos a estudiar cada una de estas valoraciones, cada opinión, así sea de un compañero, sea una organización grande. No nos interesa pues tanto si son muchos o si son poquitos.
Vamos a escuchar cada palabra de cada colectivo, de cada organización, de cada persona en lo individual y para el mes de octubre pensamos que vamos a hacer una propuesta, pero primero tenemos que escuchar lo que están pensando y lo que nuestros pueblos también están pensando.
En los pueblos originarios de México hoy están viviendo guerras, resistencias, escenarios de violencia bastante graves y nosotros, en esa circunstancia, vamos despacio. Aquí vemos que ya van un poco adelantados, ya están caracterizando qué tipo de organización quieren, el programa… qué bueno.
Nosotros vamos bastante despacio, compañeras y compañeros, pero queremos ir al paso del último, de la última.
Entonces, les invitamos a que las valoraciones que tengan sí nos las hagan llegar. Si ya lo hicieron, pues yo creo que nuestras compañeras que están en esa comisión van a estar revisando eso.
Y sobre todo, invitar a construir procesos de unidad en la Ciudad de México, en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.
Gracias, compañeros.

No hay comentarios.: