lunes, 14 de mayo de 2018

Denuncia Pública: En Ecuador defender la vida es "delito", se castiga con el linchamiento

Denuncia Pública: Ecuador, territorio del extractivismo.
Defender la vida es delito y conduce al linchamiento
Pueblos en Camino
mayo 2018.
Ver video:
Acá la denuncia pública y el testimonio de Yaku Pérez Guartambel, Presidente de la CAOI y ECUARRUNARI quien, junto con otros dos dirigentes indígenas de la FOA: Mario Gonzalo Fárez Ramón, Víctor Hernández Siavichay y Manuel Gayllas, fueron retenidos en la vía que conduce a Río Blanco de la parroquia de Molletudo, Cuanca y estuvieron a punto de ser linchados por personas vinculadas con la minera China  Jundfield Ecuagoldmining quienes pretendían prenderles fuego tras rociarlos con gasolina. Abiertamente les acusaron de incendiar un predio de la minera y de ser defensores del agua; delito por el cual, para quienes hacen parte del proyecto extractivo minero de oro, merecen la muerte. Les dejaron vivir solamente con la condición de comprometerse a nunca más pisar ese territorio y dejar de oponerse al proyecto minero. Como se ve en el video anexo, la policía no hizo nada para defenderlos. Además, recopilando testimonios y evidencias, la CONAIE confirmó que ese predio fue incendiado por la represión contra la comunidad que protestaba pacíficamente contra la minera.
Este proyecto,  hace parte de una mayor que recibe el nombre de República del Ecuador, antes entregada a pedazos por gobiernos de derecha y recientemente en su totalidad pignorado a transnacionales europeas, chinas y de todas las potencias. Siendo los dueños de Ecuador para destruirlo extrayendo lo que les sirve para hacer ganancias, son también la ley y por ello, quienes aún defienden el territorio y la vida, están condenados al exilio y al hambre sin futuro en las que fueran sus tierras y a la muerte si insisten en la dignidad. No es sólo en Ecuador. 
Todos los gobiernos por igual,progresistasy fascistas, han hecho lo mismo. Por eso asesinan defensoras y defensores de los territorios desde Argentina, Chile, Paraguay, Brasil, pasando por Perú, Venezuela, Colombia, toda Centro América hasta Nicaragua, Honduras, Guatemala, México y también en Norteamérica. La denuncia de Yaku Pérez Guartambel es nuestra. 
La conquista a sangre y fuego para el extractivismo transnacional recluta además, a hijas e hijos de nuestros pueblos y territorios. Unos como funcionarios del gobierno, otros como trabajadores o cómplices de las empresas, muchos en fuerzas represoras de oficio, otros como sicarios y así, las comunidades divididas y los pueblos vendidos y arrodillados, aún con discursos revolucionarioscomo los que pronunciaba Rafael Correa con un descaro y desfachatez totales, porque los que lo precedieron entregaron al país anunciando que lo hacían mientras él decía defenderlode los despojadores mientras les daba absolutamente todo. No sólo les daba todo sino que es él quien ha estado detrás de la persecución y odio contra Yaku Pérez Guartamblel. Perseguir y matar la dignidad para enriquecerse y servir a los conquistadores es una despreciable traición repugnante. 
¡Así No! ¡No Más! 
Manuel Rozental, Vilma Almendra, Juan Carlos la Rosa, Carlos Enrique Corredor Jiménez, René Olvera, Red Ddeser Qro, Hugo Blanco Galdós, Carmen Blanco Valer
Cuenca de Guapondelig, 
12 de mayo del año Andino 5.526/ colonial 2018
Yaku Pérez Guartambeldirige denuncia al Director General de Front Line Defenders
YAKU PÉREZ GUARTAMBEL, ecuatoriano, con cédula de identidad 0102475449, doctor en jurisprudencia, domiciliado en la calle Juan Morales A/8 y Av. Pichincha de la ciudad de Cuenca de Guapondelig, provincial del Azuay, Pueblo Kañari del Estado Plurinacional de Ecuador por mis propios derechos y en calidad de presidente de la Confederación de Pueblos Kichwas del Ecuador y la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas denuncio:
El día miércoles 9 de mayo de 2018 a eso de las 7h30 am aproximadamente en la vía que conduce hacia la comunidad Rio Blanco de la parroquia Molleturo del Cantón Cuenca, provincia del Azuay a unas dos cuadras antes de la plaza de Cochapamba de la mencionada parroquia Molleturo, fui detenido junto a los dirigentes indígenas de la FOA: Mario Gonzalo Fárez Ramón, Víctor Hernández Siavichay y Manuel Gayllas por un grupo de personas quienes decían ser de la comunidad Cochapamba y a la vez trabajadores de la empresa de procedencia china Jundfield Ecuagoldminig que con voz iracunda decían “eres el mayor opositor a la minería y autor de la quema del campamento minero en Rio blanco”. 
Luego vino la agresión al vehículo, con una tenaza rompieron los neumáticos, activaron una alarma y arribaron como unas sesenta personas, que decían “devuelve el campamento que quemaste, maldito devuelve los overoles, los cascos, las botas, las herramientas que quemaste en el campamento, devuélvenos el trabajo, aquí te quemamos, como ordenaste que quemen el campamento de la empresa” era una situación de absoluto descontrol, decían “maldito caíste en la trampa, así como quemaste el campamento con tus amiguitos así te quemaremos vivo, de aquí no sales sino en cenizas”. 
Luego que quitaron las lleves del carro, posteriormente a la fuerza ordenaron que prenda el carro y maneje hacia un barranco, no tenían neumáticos el carro no caminaba sino solo en aros, por eso fue lento el traslado, la muchedumbre empujó 2 cuadradas aproximadamente; en eso conversaban que llegaban periodistas, cambiaron de ruta llevando al carro y los cuatro ocupantes a la plaza frente a la escuela de Cochapamaba y en presencia de niños de la escuela, me hicieron bajar a empujones y golpeas, me tiraron al piso, me obligaron a sacar las botas, el poncho, la casaca, para ver si tenia algún celular más, y otros documentos que diga estar contra la minería, me tiraron del cabello, se mofaban indicando que van a cortarme el pelo, escupieron en mi rostro, y todo el tiempo decían “hoy te quemaremos vivo”, pero antes tenemos que crucificarte que aprendas a no hablar mal de la minería. 
Otra vez a empujones me ingresaban al carro y otra vez me obligan a que salga y declare quienes son tus cómplices, a que vienes a Molleturo, me tenían de un lado a otro, del carro me llevaron a empujones a una garita a encerrar, pero no tenían las llaves, fueron a pedir al director de la escuela, vino el director de la escuela y se opuso indicando que no involucren a la escuela. Luego me llevaron a una casa donde había materiales de la minera ahí nos exigieron firmar una acta para que me comprometa a dar trabajo a los que se quedan sin trabajo en la minera, a dar profesores para la escuela, que ahora pagan la empresa minera. Todo el tiempo me acusaban de “atrasapueblos, maldito opositor al desarrollo, supuesto defensor del agua, instigador al pueblo que se levante contra la minera”. En eso vino un señor y dijo: “que prendan nomás dice, al parecer la empresa minera, que echen gasolina en el carro y este maldito Pérez”, en eso hubo una alarma que venían gente de Molletruro salieron la mayoría dejando a unos pocos hombres y mujeres a resguardarnos. Se demoraron largo más de dos horas al parecer estaban en discusión y al final parece que hubo enfrentamiento porque decían pero si les rompimos el parabrisas del un camión que no vuelvan más. Si no hubiesen venido los moradores de Molleturo anteriormente mencionados, los agresores no nos habrían liberado y seguramente hubiesen cumplido sus amenazas de quitarnos la vida, quemándonos en la plaza. Al final nos liberaron a eso delas 14h30 tras un compromiso de no volver a pisar Molleturo y no oponerme a la minería y que si vuelvo a oponerme la minería te mataremos, te quemaremos vivos, y mas amenazas.
El origen de todo esto es la resistencia pacífica de las comunidades indígenas de Rio Blanco y comunidades de Molleturo y otras del Ecuador al despojo, a la reinvasión de empresas multinacionales que violan el derecho humano al agua, las tierras y territorios ancestrales, el cumplimento de la consulta previa, consentimiento libre e infirmado, el derecho a la salud, al medio ambiente libre de contaminación al sumak kawsay.
Hoy comuneros de Molleturo están siendo perseguidos, intimidados por la empresa China Junfield Ecuagoldminig y el Estado de Ecuador, por ello solicitamos:
1.- Se realice una investigación rigurosa y contrastada sobre violaciones de derechos humanos cometidas por la empresa China Junfield Ecuagoldminig, sus trabajadores como el secuestro y tentativa de asesinato del que fuimos victimas y el gobierno de Ecuador que en vez de investigar ha tomado partido defendiendo a las empresas mineras y lo grave hay antecedentes de victimas indígenas y en mi caso sufrí varias detenciones arbitrarias por el Estado en 1992, 2009, 2010, 2013, 2015, incluso agresiones brutales de la policía que me dejaron inconsciente por dos ocasiones que terminé en el hospital Eugenio Espejo en kito, el 3 de diciembre de 2016. Todo esto a fin de evitar más riesgos de sufrir la violencia y abusos del Estado y las empresas extractivas hacia mi persona y mis compañeros activistas defensores de derechos humanos y derechos de la medre naturaleza (Pachamama)
2.- Que inste al gobierno de Ecuador cumpla con el mandato minero 6 que extinguía las concesiones mineras que estén junto a fuentes de agua y el cumplimiento de la consulta previa libre e informada. A fin de que los pueblos indígenas mantener su identidad cultural o ejercer el control sobre sus tierras ancestrales y sus fuente naturales.
3.- Conminen al Gobierno de Ecuador implementar leyes y políticas que hagan realidad la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, el Convenio 169 de la OIT, La Declaración Americana sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y otros instrumentos Internacionales de Derechos Humanos en torno a:
·      Garantizar que los pueblos indígenas tienen voz en las decisiones que les afectan;
·      Mantener sus identidades culturales propias
·      Vivir sin discriminación ni la amenaza de tortura tratos inhumanos y tentativas de asesinatos, secuestros.
·      Tener acceso seguro a las tierras y a unos recursos esenciales para su bienestar y estilos de vida.
·      En espera urgente de su pronunciamiento público y una misiva al Gobierno de Ecuador, Relatoría de Pueblos Indígenas, y Grupo de trabajo sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas/ Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y otros organismo de derechos humanos, quedo muy reconocido por vuestro apoyo.
Yaku Pérez Guartambel
Por el consejo de Gobierno de la ECUARUNARI y CAOI
Cuenca de Guapondelig,
12 de mayo del año Andino 5.526/ colonial 2018
Fraternamente
Adjunto video de un testimonio del intento de asesinato y secuestro y links para que puedan evidenciar lo indicado

Campamento minero en Río Blanco fue incendiado por seguridad y Policía Nacional
El campamento minero chino del proyecto Río Blanco situado en la parroquia Molleturo de la provincia de Azuay sufrió incendio por represión ejercida por la seguridad de la empresa transnacional y la policía nacional la noche del 8 de mayo de 2018.
Jaime Vargas, presidente de CONAIE, junto a dos dirigentes más; la Ecuarunari y FOA llegaron este 10 de mayo a la comunidad Río Blanco, parroquia Molleturo en el que la población inició acciones de hecho pacífico en rechazo a la presencia de la empresa transnacional minera china Junefield Resources Ecuador S.A., Ecuagoldmining.
Habitantes de la comunidad relataron que la seguridad de la empresa, así como la policía nacional, de inicio lanzaron bombas lacrimógenos a niñas, mujeres y hombres quienes se manifestaban de forma pacífica en la zona.
La bomba lacrimógena lanzada por la seguridad y Policía impactó en un material químico, mismo que ocasionó el incendio. El repetido ataque por parte de la seguridad y Policía con bombas lacrimógenos y bombas molotov contra los manifestantes pacíficos hizo que el fuego se propague a lo largo del campamento, así ocasionando daños materiales.
La violencia ejercida por la fuerza pública contra los comuneros es nuestra de vulneración de los derechos colectivos.
Las y los comuneros exigen la salida de la transnacional china que ocasiona daños ambientales en los páramos de la Parroquia Molleturo.
Jaime Vargas, presidente de CONAIE, afirmó que “se está defendiendo lo que es nuestro, nuestra propiedad, nuestros territorios que nos dejaron nuestros abuelos”.
“No están solos, si tenemos que movernos a nivel nacional, nos moveremos”, sentenció Jaime Vargas durante la visita a la comunidad Río Blanco.
Las y los comuneros indicaron que mantendrán esta medida de hecho hasta que la empresa china salga de sus territorios.
Durante la asamblea mantenida por los dirigentes nacionales, regionales y locales con comuneros de Río Blanco, Molleturo, escoltaban el ingreso al campamento aproximadamente 35 militares y 50 policías de forma permanente. Mientras dos vehículos militares rondaba entre ida y vuelta la entrada así como el campamento.
La CONAIE, Ecuarunari y FOA realizarán acciones de respaldo a la lucha del Pueblo de la comunidad Río Blanco, Molleturo.
CONAIE Comunicación
Viernes 11 de Mayo de 2018

No hay comentarios.: