lunes, 7 de mayo de 2018

RvsR: No olvidamos ni perdonamos los crímenes perpetrados hace 12 años en Atenco

05 mayo, 2018 
 
Después de la brutal represión del 3 y 4 de mayo de 2006, que dejó dos jóvenes muertos, más de doscientos encarcelados, y la tortura sexual de más de una veintena de mujeres, en San Salvador Atenco, la Policía Federal Preventiva ocupó la población, provocando terror a sus habitantes. El 5 de mayo miles de personas, ante todo adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, salimos de la Universidad de Chapingo rumbo al poblado agredido, junto con el finado Subcomandante Insurgente Marcos, representante de la Comisión Sexta del EZLN, quien encabezó la marcha. La PFP, al acercarse el contingente, abandonó la población y San Salvador Atenco quedó liberado de la criminal presencia policial.
En la plaza del pueblo, muy bien expresó el Sucomandante Marcos:
“… ‘Qué héroes’, ‘qué estado de derecho’, ¡qué mierda! y todavía lo están pavoneando por todas partes, ¿cuál es el privilegio?, ¿cuál es el honor que tiene el gobierno de matar a un niño?, ¿cuál es el honor de golpear y violar mujeres?, ¿cuál es el honor de tener presos ancianos golpeados?, ¿qué honor tiene ese estado de derecho?, ¿dónde está el estado derecho a la hora que el gobernador Marín lo compra con dos botellas de coñac, a la hora que la señora Sahagún le compra un pedazo de país a sus hijos, a la hora que toda esa bola de ladrones que están allá arriba, roban y son exhibidos en grabaciones y videos y nos quieren decir acá abajo que ‘el estado de derecho’, que ‘no a la violencia’, la violencia la vino aquí a traer el gobierno no la gente”.
Hoy, en el 2018, termina el sexenio de uno de los principales responsables de los crímenes de Atenco, sumando más crímenes, más muerte, desapariciones, asesinatos a su nombre. Descaradamente termina el sexenio Enrique Peña Nieto. Vicente Fox, continúa también impune, y como un mal chiste aún se pasea por los medios de paga. El PRD, quien en un desplegado publicado el 4 de mayo, apoyó los actos del entonces gobernador Enrique Peña, se llena hoy la boca de democracia, aliándose con el PAN, con un candidato que ha mostrado desprecio y humillación, incluso, a sus subalternos, como lo muestran las recientes fotografías en que es cargado, como señor por un siervo, por uno de sus militantes. Mientras López Obrador, candidato del PRD en ese momento, no dio ninguna muestra de solidaridad, por el contrario, no se cansó de deslindarse del movimiento de Atenco y, tibiamente sólo atinó a decir que el diálogo sólo podrá resolver el conflicto.
No olvidamos los crímenes, no olvidamos a los responsables, ni tampoco que con organización y determinación, ese 5 de mayo de 2006, se pudo liberar San Salvador Atenco.
Contra el despojo y la represión: ¡la solidaridad!Red contra la Represión y por la Solidaridad (RvsR)

No hay comentarios.: