viernes, 6 de julio de 2018

¿”TRIUNFO DEMOCRÁTICO POPULAR” O SIMULACIÓN PACTADA CON EL PODER DEL CAPITAL?

AMLO y Alfonso Romo: luna de miel con la burguesía
LA DEMOCRACIA A SALVO
Alberto Híjar Serrano
04 de julio de 2018
Cuando por todas partes del mundo la democracia electoral y parlamentaria agoniza, en México deslumbra el “festín triunfador” de Morena en todos los niveles del poder estatal. Con Trump por delante, las felicitaciones al ganador llegan de todas partes. La democracia con apellido burgués está a salvo pero a la par, el clamor popular aparentemente espontáneo, llena jardines y plazas y hace que después de la media noche los gritos de “presidente, presidente” reciban a la fatigada familia López Obrador al llegar a su casa en el sur de la Ciudad de México. 
Los resultados oficiales “con un control que nunca antes se había hecho”, revelan la debacle del PRI, el mediano desastre del PAN y el triunfo de Morena superior al 50% de los votos en todos los niveles de gobierno. “La democracia está a salvo”. 
Pero ahora sigue lo bueno porque las Fuerzas de Liberación Nacional “liquidadas por el EZLN” al nacer en 1993, resurgen para demandar el retiro del ejército de calles y carreteras, el juicio civil de los militares criminales y su definitiva exclusión de la seguridad pública. Los familiares de Ayotzinapa insisten en investigar la participación de los militares en los crímenes de Iguala y los migrantes y jornaleros piden algo más que actos de caridad. El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua vuelve a solicitar audiencia con el Presidente para tratar el problema del nuevo aeropuerto internacional y la devastación a la que da lugar y que en lugar de detenerse, resuelve el problema mayúsculo del relleno del lago con la instalación de un tren en lugar de los costosos camiones cargados de tezontle y roca de los cerros destruidos con la afectación de los poblados próximos y de la Ciudad de México a la que volverán las inundaciones y las tolvaneras como simún africano. Estar del lado de las necesidades populares exige acordar no sólo con las cúpulas empresariales y políticas, sino con las organizaciones populares en pie de lucha desde años atrás en que han construido investigaciones y soluciones precisas apoyadas por especialistas universitarios, tal como ocurre con la reforma educativa orientada por la CNTE que por lo pronto, levantó plantones y marchas que pudiera renovar si no es atendida por la Presidencia. El Congreso pendiente para renovar el Instituto Politécnico Nacional, es tarea prioritaria del movimiento estudiantil. El alerta roja que impidió la instalación de casillas en algunos pueblos de Michoacán, Guerrero y Chiapas, los defensores de la tierra-territorio-terruño aguardan atención a sus exigencias de suspensión de la minería devastadora.
En países con mejor organización de lucha como Argentina, los criminales de guerra han sido sometidos a cárcel y proceso pese a su avanzada edad. Guatemala es caso especial al enjuiciar a un expresidente, situación que en México sólo significó la comparecencia de Luis Echeverría a un juzgado y la reducción de su posible castigo a reclusión domiciliaria. A cambio, el exgobernador de Tabasco, Granier, ha sido puesto en libertad y se han olvidado los procesos contra Padrés y los exgobernadores de Veracruz, Duarte y su esposa, y el de Quintana Roo, Roberto Borge. Castigo a los culpables, reparación para las víctimas y damnificados, y cárcel a los asesinos, son exigencias populares en espera de cumplimiento tan inmediato como las reuniones con las cúpulas empresariales.
El “esplendor democrático” resulta, por tanto, contradictorio pues lo mismo significa una prueba histórica de que “la democracia electoral y parlamentaria burguesa todavía funciona”, pero su sustento popular exige no detener la organización de base ni por un momento como respuesta a la reunión de los expertos en defensa y continuación del capitalismo. Todo esto significa la debacle de los partidos políticos que terminaron en consorcios sin ninguna otra pretensión.
Lo cierto es que “ha triunfado un movimiento con probada aceptación popular resultante de doce años de fatigosa campaña de pueblo en pueblo”. Haciendo cuentas, los triunfos populares en América tienen el mismo sustento como en Cuba el Movimiento 26 de Julio, en Nicaragua con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, en Chile con la Unidad Popular. Salvo en Cuba, al triunfo no siguió la construcción de un partido con proyecto político, económico y social de largo plazo, sino que los boicots imperialistas de todo tipo y las conspiraciones empresariales y militares dieron al traste con la raíz popular que no creció ni profundizó pese a que en Venezuela, el Chavismo construyó un movimiento de organizaciones de base que todavía tiene un funcionamiento opuesto a las posibilidades latentes de dictadura. 
Activar las alertas rojas en respuesta a los acuerdos con las cúpulas capitalistas, los elogios de las coaliciones empresariales globalizadas y el gobierno de Trump, es una necesidad para que “la gran cuarta reforma histórica de México” no termine en derrota popular.
4 julio 2018
NOTA: Los entrecomillados, cursivas negritas son nuestras, no del autor del artículo.  También el título de la entrada es nuestro: ¿”TRIUNFO DEMOCRÁTICO POPULAR” O SIMULACIÓN PACTADA CON EL PODER DEL CAPITAL?
La Voz del Anáhuac.

No hay comentarios.: