miércoles, 22 de agosto de 2018

CRÓNICA DE JULIO Y AGOSTO DE 1968: DE LA OFENSIVA AL CLÍMAX DEL MOVIMIENTO

Granaderos tras el ataque brutal a la Vocacional 5, 23 de julio de 1968
MÉXICO, 1968: UNA PROTESTA POR LA BRUTALIDAD POLICÍACA DETONA UN GRAN MOVIMIENTO.
Doroteo Arango,
La Voz del Anáhuac,
julio-agosto de 2018.
26 de julio: Estudiantes politécnicos en el Monumento a la revolución cuestionan a la FNET: "¿Ante quién vamos a protestar en el Casco?, ¡Zócalo!"
En estas fechas se cumplen ya 50 años del Movimiento Estudiantil-Popular de 1968. Pero ¿cómo comenzó todo?
Como era costumbre, en las inmediaciones de escuelas de educación media y superior, en las calles aledañas, grupos de muchachos juegan “cascaritas”de futbol, “tochitos”de americano o “retadoras”de frontón, al terminar, los perdedores no quedan conformes, se pacta una revanchao eso termina en pleito callejero.
Esto ocurrió el 22 de julio  de 1968 en la Ciudadela, donde estaban las Vocacionales 2 y 5 del IPN y una preparatoria particular, hubo pleito, pero intervino la policía y los disolvió.
El 23 de julio, cuando se disponían a continuar el pleito en la calle, vuelve a intervenir la policía (granaderos), pero ahora con más agresividad, incluso allanan la Voca 5 y agreden a estudiantes y profesores que nada tenían que ver con el pleito callejero. Este hecho los indigna y presionan a la FNET, organización charra que entonces “representaba”a los estudiantes del IPN. 
Se organizó una manifestación para el 26 de julio para ir de la Ciudadela al Casco de Santo Tomás. Los estudiantes agredidos y los que ya no estaban de acuerdo con el control priísta exigieron que la marcha fuera en el Zócalo, pues ahí estaban los órganos de gobierno que controlan a los cuerpos policíacos. Se salieron del redil de la FNET. Los que sí llegaron al Casco ahí se dieron cuento de la falsa protesta y, dando la espalda a los charros, se fueron a alcanzar a sus compañeros que se encaminaron al Zócalo. Pero, otra vez los granaderos los reprimieron, ahora más brutalmente.  
Militares preparan bazuca para derribar la puerta centenaria del Colegio de Sal Ildefonso. Madrugada del 30 de julio.
Algunos estudiantes se replegaron a la Alameda, donde jóvenes universitarios se manifestaban en solidaridad con la revolución cubana. La policía golpeó a todos. Otros corrieron al barrio universitario y se refugiaron en la Prepa de San Ildefonso. Para defenderse pusieron barricadas. Ardieron algunos camiones para impedir el avance de la policía. Ahí estuvieron cercados hasta el 28 de julio.
El29 de julio se realizaron asambleas en todas las escuelas del IPN, se declararon en huelga, desconocieron a la FNET, exigieron la libertad de todos los estudiantes presos el 26 de julio, la renuncia de los jefes  policíacos y la desaparición del cuerpo de granaderos. También las prepas de San Ildefonso pararon labores. IPN y UNAM se unían hermanados en una lucha contra la brutalidad policíaca. Comenzaba el movimiento.
La noche del 29-30 de julio el ejército tomó las Vocacionales 5 y 7, y las Preparatorias de San Ildefonso, que resistían en el viejo edificio de altos muros de piedra y grandes portones. Para tomar la Prepa 3, el ejército hizo un boquete con un disparo de bazuca contra el antiguo portón. Ahí, además de detenidos hubo muertos. Esto indignó aún más a los estudiantes.
Contingente del IPN durante la manifestación del 5 de agosto: profesores del van al frente.
Contingente de la Vocacional 5 en la manifestación politécnica, de Zacatenco al Casco de Santo Tomás
De ahí en adelante se desencadenó un gran movimiento:
30 de lulio: Los estudiantes universitarios realizan asambleas. El rector de la UNAM iza a media asta la bandera en señal de luto por la violación de la autonomía universitaria. Convoca a realizar el día 1º de agosto una manifestación, a las 4pm. 
1º de agosto: Barros Sierra encabeza la manifestación anunciada. Se había planteado ir al Zócalo, pero la presencia del ejército en el Parque Hundido los disuade: en Félix Cuevas dan prudente vuelta a la derecha y regresan a CU. 
4 de agosto: Las escuelas del IPN forman una Coordinadora de escuelas en huelga. Paulatinamente se suman la UNAM, Chapingo, las Normales, algunas universidades de los estados e incluso algunas privadas se fueron a una huelga que tuvo alcances nacionales. Y como órgano representativo se integra el Consejo Nacional de Huelga. En conferencia de prensa se da a conocer el pliego de demandas a partir de los acuerdos de las asambleas:
1) Destitución de los jefes de  la policía,
2) Desaparición del cuerpo de granaderos,
3) Libertad a todos los presos políticos,
4) Derogación de los artículos 145 y 145bis del Código Penal (delito de disolución social, con el que se procesaba a luchadores sociales y opositores políticos)
5) Indemnización por los heridos y muertos,
6) Deslinde de responsabilidades entre funcionarios del gobierno responsables de la represión.
El movimiento crece rápidamente, se organiza y realiza brigadeo informativo en toda la ciudad y en algunos estados. Se construyen vínculos con obreros, vecinos y grupos campesinos. Esto frena la represión. Casi todo el mes de agosto el movimiento mantiene la iniciativa. Se convocan grandes manifestaciones:
Después de la manifestación del 5 de agosto se recuperaron los camiones del politécnico y se pusieron al servicio del movimiento: para brigadas masivas a centros fabriles y para trasladarse a las manifestaciones.
5 de agosto: Estudiantes del IPN se organizan para realizar la manifestación politécnica. Guillermo Massieu, director general del IPN se niega a encabezarla. Así, independientes, los politécnicos, sin director ni FNET, recorren el norte de la ciudad: de Zacatenco al Casco de Santo Tomás. Se movilizan más de 100 mil estudiantes, acompañados por los profesores no controlados por el SNTE. Participan también Chapingo, la Normal Superior, la Nacional de Maestros, la UNAM, escuelas del INBA y algunas universidades privadas. En el mitin se anuncia que si en 72 horas el gobierno no da respuesta al pliego petitorio, la huelga será general y por tiempo indefinido. El CNH será el único interlocutor válido.
13 de agosto: El CNH convoca una manifestación que se plantea tomar el Zócalo. No solicita “permiso”, como era costumbre, pues “para ejercer un derecho constitucional no se necesita pedir permiso”, así que, en rebeldía, la manifestación parte del Casco de Santo Tomás a las 5pm. Hay tensión pues será la primera vez que una manifestación de protesta se propone tomar ese espacio, reservado sólo para actos oficiales. No aparecen cuerpos policíacos ni militares para impedirlo. Así, ya de noche, se arriba al Zócalo en un ambiente de alegría y de triunfo. A esta manifestación asisten alrededor de 300 mil personas, la mayoría estudiantes, pero con visible participación popular: padres de familia, vecinos y trabajadores.
El 27 de agosto el Zócalo fue insuficiente, participaron en la manifestación más de medio millón de personas
El 27 de agosto, más de medio millón de personas abarrotaron el Zócalo. Un grupo de estudiantes pide permiso en Catedral para tañer las campanas. Además de permitirlo, los entonces encargados de la Catedral encienden las luces de la fachada. De alguna escuela, alguien ata al asta bandera una bandera rojinegra, lo más alto que alcanzaron (unos 2 o 3 metros, haciendo pirámide humana), al concluir el mitin la retiran. Entonces, un policía infiltrado en el movimiento, que los medios se encargaron de presentar como uno de los “principales líderes”, Sócrates Campos Lemus aprovechó la euforia de los manifestantes y llamó a quedarse en el Zócalo para forzar el inicio del diálogo público ahí, el 1º de septiembre, cuando se supone que el presidente debe presentar su informe de gobierno. Este era el pretexto que el gobierno esperaba para irse con todo contra el movimiento. Esa misma noche el Zócalo fue desalojado violentamente y se inició una contraofensiva represiva que continuaremos relatando… 
(CONTINUARÁ)
27 de agosto: Zócalo lleno. Encargados de la Catedral permitieron a una brigada estudiantil tañer las campanas y encendieron las luces de la fachada.
Tanques del ejército desalojan el zócalo en la madrugada del 28 de agosto. En horas de la mañana el gobierno monta un acto de "desagravio" que se le sale de control y también disuelve las protestas con el ejército 

No hay comentarios.: