jueves, 9 de agosto de 2018

EL ESPÍRITU DEL LAGO DE TEXCOCO RECORRE LA REUNIÓN DE INGENIEROS CON AMLO

AMLO propone consultar a "los que saben"  sobre el NAICM
Miguel Valencia
07 de agosto de 2018.
Cientos de ingenieros abarrotamos el día de hoy (6 de agosto) el Palacio de Minería, en el desayuno que las organizaciones de ingenieros de México ofrecieron para recibir a AMLO. Hubo ingenieros de todo tipo, desde aeronáuticos hasta  agrícolas y ambientales. Parece que los ingenieros químicos éramos muy escasos, pero, estábamos representados por la designada futura secretaria de Energía, Rocío Nahle.   Se escucharon discursos en los que se informa del grado en el que ha sido desplazada la ingeniería mexicana por la ingeniería extranjera en los últimos 30 años, bastantes lamentos por la invasión del neoliberalismo en nuestro país y la falta de obras diseñadas y construidas por ingenieros mexicanos y muchas expresiones y propuestas que hacen recordar los años 70. 
AMLO hizo una larga exposición de sus propuestas, no se atrevió a tocar temas candentes como el fracking, los megaproyectos y el desastre climático,  pero, habló del muy pobre ingreso de inversiones generados por la reforma energética y la gran cantidad de obras en las que la corrupción se llevó buena parte del dinero.  Algunas de sus propuestas principales me parecen reprobables, por su enorme potencial destructivo, no parece que tenga cerca alguna persona con sensibilidad ecológica que le explique lo que significa el desarrollismo y le sobran asesores con grandes ideas desarrollistas. 
Inevitablemente, el tema del NAICM apareció al final de su largo discurso y los ingenieros aguzaron el oído. Casi todos quieren saber qué sucederá con el megaproyecto por excelencia de México.  AMLO explicó las alternativas: continuar la obra con algunos cambios, concesionarla, cancelarla, hacer las pistas en Santa Lucía o mejorar el actual aeropuerto. No hizo mención de aspectos ecológicos, pero habló bastante de asuntos financieros. Propuso consultar a "los que saben" ( los ingenieros), por lo que los invitó a presentarle una opinión unificada (¿¿??) antes del 15 de septiembre. Algunos se molestaron por esta propuesta ¿qué saben los ingenieros que no saben de aeronáutica? Luego, dijo que presentaría a la opinión pública la opinión de los ingenieros, para que opinara. Bastantes más se molestaron con esta propuesta ¿qué sabe la opinión pública de ingeniería?, ¿por qué politizar el proyecto?, ¿acaso el proyecto no es ante todo un proyecto político? Tecnocracia vs democracia. 
A quienes en la mesa decían que sólo quienes saben de aeronáutica deberían opinar sobre el NAICM les indiqué que los megaproyectos no puede ser analizados desde una sola perspectiva, por importante que parezca (como la finanza o la economía) deben ser analizados desde múltiples puntos de vista, no sólo técnico (suelos, hidrología, contaminación del aire, urbanización, riesgo de accidentes, etc.), sino cultural (poetas, músicos, amantes de la naturaleza, antropólogos, filósofos, historiadores), vecinal (los directamente afectados por la operación del megaproyecto), regional (la Cuenca afectada), nacional (los riesgos financieros nacionales), mundial (por sus efectos en el clima de la Tierra). Desde luego, ni todos los ingenieros juntos pueden dar una buena respuesta a estas amenazas. Se requiere la opinión de todos aquellos que en el mundo aman los lagos y las aves , de aquellos que aman el Lago de Texcoco y la historia asociada a él, de aquellos que aman la Cuenca del Valle de México.
Los ingenieros presentes en este desayuno representan una poderosa fuerza política, muchos ingenieros se han convertido en leyenda. Carlos Slim, un ingeniero famoso, estuvo cerca de AMLO y recibió muy elogiosas palabras al final del discurso de este último.  Creo que muchos otros profesionistas, investigadores, profesores, activistas y amateurs de la ecología podrían organizar antes del 15 de septiembre reuniones para discutir la pertinencia de las opciones que presenta AMLO, para reforzar la propuesta que hemos planteado desde hace más de 15 años: No al Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, NAICM. 
EL NAICM es una afrenta al espíritu del Lago de Texcoco: puede acarrear respuestas negativas inconmensurables.          

No hay comentarios.: