domingo, 21 de octubre de 2018

¡2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA! ¡FUE EL ESTADO! ¡FUE EL EJÉRCITO!

Antimonumento 1968-2018: ¡NI PERDÓN!
¡NI OLVIDO!
(Video: Vicente Arista)
Ver video:
Desinformémonos, Periodismo de abajo:
21 de octubre de 1968.
Nota de Doroteo Arango,
La Voz del Anáhuac.
Video que documenta el traslado del Antimonumento 1968-2018de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo de la Ciudad de México, en las entrañas de un gran gorila: Gustavo Díaz Ordaz. Custodiado por compañer@s de la Brigada Marabunta, finalmente se instala por decenas de manos en el costado poniente de la plancha de la llamada Plaza de la Constitución, frente al desemboque de la calle Francisco I. Madero. 
           La botarga gorilesca que ocultó el Antimonumento fue desechada y quemada ahí en el Zócalo, mientras en torno suyo, al ritmo de la bazucada, danzaba una multitud alegre y entusiasta de jóvenes. 
El Antimonumento es una columna piramidal trunca, sobre la que está ensamblado el símbolo del Movimiento Estudiantil-Popular: un gran círculo en rojo y negro, formado por las letras LD (libertades democráticas, en alusión al contenido del Movimiento), del cual emerge, desplegando el vuelo, una gran paloma blanca (parodia del logo oficial de la Olimpiada).
Hay que recordar que este símbolo fue el ganador de un concurso convocado por el CNH y compañer@s de la gráfica del Movimiento, en agosto de 1968. De entonces a la fecha, el Comité 68 lo ha hecho suyo como “logo”.  
En este 50 Aniversario se realizó, como todos los años la marcha de Tlatelolco al Zócalo. En esta ocasión la afluencia estudiantil fue masiva. Además de los “veteranos”del Movimiento, grandes contingentes de la UNAM, el IPN, la UAM, la UACM, la UPN, las Normales, Chapingo y otros, acompañados por sindicatos, organizaciones sociales y políticas, y mucha gente del pueblo sin ninguna filiación política.
Una gran manta del IPN con el siguiente mensaje: 
“1968-2018. Somos los nietos de los que no pudiste matar. Somos los hijos de los que no pudiste callar. Somos los hermanos que no pudiste desaparecer. 50 años de lucha”.
Estuvieron presentes, como desde hace 4 años, las madres y padres de los normalistas rurales de Ayotzinapa, desaparecidos por el Estado cuando tomaban autobuses en Iguala, para el traslado de las Normales Rurales a la marcha del 2 de octubre de 2014.
Como siempre, en este tipo de movilizaciones, participaron contingentes populares de lucha y resistencia: Atenco, Aztecas 215, otomís residentes en la ciudad, damnificados de los sismos de hace un año, trabajadores de la salud, maestros disidentes y muchos otros.
Y ahí, en el Zócalo, quedó el Antimonumento 1968-2018, cuidado por la noche por la Brigada Marabunta, para que a nadie se le ocurra ordenar su retiro o destrucción. Casi tres semanas después ahí sigue, como silenciosa protesta y reiterando la acusación directa: “¡2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA!: ¡FUE EL ESTADO!, ¡FUE EL EJÉRCITO!”

No hay comentarios.: