lunes, 1 de octubre de 2018

FORO RESISTENCIA Y REBELDÍA CONTRA EL NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL DE MÉXICO

El NAIM, proyecto de ganar caiga quien caiga
Javier Salinas Cesáreo
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 1º de octubre de 2018, p. 3
Texcoco, Méx., La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en los terrenos del ex lago de Texcoco representa un arrebato a sangre y fuego del territorio de los pueblos y la desintegración de las comunidades; además, no cumple con ninguno de los supuestos desarrollos regionales para beneficio de la población y sólo representa un gran negocio del grupo de poder oligárquico, consideraron especialistas e investigadores.
Durante el foro Resistencia y rebeldía contra el nuevo aeropuerto, organizado en el jardín principal de Texcoco, los participantes dieron a conocer que especialistas que apoyan el NAIM, aun cuando sus estudios les indican que el sitio es inviable, lo hacen porque saben que es un proyecto de ganar dinero caiga quien caiga, sin importarles aspectos ambientales, ecológicos o de suelo, ni la población aledaña.
Gilberto López y Rivas, investigador de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, afirmó que el impacto ecológico en el uso del agua y la desecación del ex lago por el NAIM afectará las formas de organización de quienes viven de la tierra y de la agricultura. Sostuvo que este tipo de megaproyectos divide a las comunidades fuertemente, y muchas veces no se cumple ninguno de los supuestos desarrollos regionales.
Robo de recursos
El proyecto más que nada es una manera de robo de los recursos públicos, es una manera de dar una gran cantidad de licitaciones a los amigos del Grupo Atlacomulco (...) La construcción del aeropuerto va a ser muy dañina para todo el entorno de Texcoco y de toda esta zona del estado de México.
Heriberto Salas, de la Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México en Defensa de la Tierra, el Agua y su Cultura, afirmó que se arrebató territorio para el NAIM de manera violenta por medio de policías, soldados, marinos y grupos de choque paramilitares, que alteran la paz social de los pueblos y rompen el tejido social por la división entre familias.
Indicó que desconocen la consulta a la que convocó Andrés Manuel López Obrador, porque es ilegal, impositiva, e intenta confundir y forzar al pueblo de México a decidir entre sólo dos opciones sobre la construcción del aeropuerto.

No hay comentarios.: