sábado, 8 de diciembre de 2018

¡UNÁMONOS AL PUEBLO!: una enseñanza del 68 mexicano (Caminos Post-68), muy pronto

Es grato comunicarles a todas y a todos que probablemente en este mismo mes quede impreso el libro ¡UNÁMONOS AL PUEBLO!: una enseñanza del 68 mexicano (Caminos Post-68), que da continuidad a De la protesta callejera a la lucha por otro mundo posible, del que se han publicado ya dos ediciones (la primera en febrero de este año, la segunda a fines de octubre del mismo).
         Ambos libros son de la autoría de Guillermo Palacios, quien participó en 1968 como estudiante de la Prevocacional 4 y en 1971 de la Vocacional 6, ambas del IPN. Fue entonces activista del movimiento estudiantil. En 1972-73 estuvo en la Preparatoria Popular Tacuba como “profe”de Seminario Político y Social, asignatura extra curricular, propia de la Preparatoria Popular.
Aunque desde 1970 había comenzado ya otro camino: el de la integración al pueblo. Este camino fue uno de los que adoptó una parte de los activistas del movimiento estudiantil. Como muchos otros activistas de ese movimiento hubo quienes tomaron ese camino, convencidos, tras las masacres del 2 de octubre de 1968 y del 10 de junio de 1971 que estaban cerradas en México las vías civiles y pacíficas de lucha.
Como se recordará, en la década de los 70’s, cundió en parte del movimiento estudiantil el sentimiento de la derrota. Pero no todos se dieron por vencidos. Al contrario, hubo quienes decidieron seguir luchando, convencidos de que solamente una nueva revolución podría acabar con el sistema capitalista, que hace posibles esa clase de crímenes.
Una parte de los que tuvieron tal convicción pasaron a la clandestinidad y formaron grupos de insurgencia armada. Otra parte de los activistas de entonces, también convencidos de la necesidad de una nueva revolución, consideraron que esta es posible sólo junto al pueblo trabajador, organizado y consciente, que la revolución no podría ser obra de pequeños grupos de valientes armados. De estos otros activistas fue parte el autor de esos libros. Unos se fueron a las fábricas, otros al campo, algunos más a las colonias proletarias a trabajar con el pueblo de las ciudades y el campo, a hacer trabajo político, a organizar, a hacer conciencia, sumándose a las luchas de la gente en sus lugares de trabajo o en los espacios en que vive y lucha. Resultado de esto fue el fortalecimiento de las insurgencias obreras, campesinas y populares que irrumpieron en casi todo el territorio nacional en la década de los 70’s.
El autor fue obrero entre 1970 y 1980 en diversas fábricas. En 1980 ingresó a la empresa, aún paraestatal, Teléfonos de México, ahí participó como trabajador de base dando la lucha en defensa de los derechos de los trabajadores. Dada la alianza del Sindicato de Telefonistas con esa empresa con una política neocharra y neoliberal, pasó a otros espacios de lucha. En 2010 se jubiló de Telmex.
Llegó el momento en que, desde 1994, se incorporó a lo que ha dado en llamarse zapatismo civil: se sumó a la Convención Nacional Democrática, convocada por el EZLN en 1994. Adherido a la Cuarta Declaración de la Selva Lacandona, en 1996 se integró al Frente Zapatista de Liberación Nacional. En 2005 se adhirió a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y se sumó a la Otra Campaña, también convocada por el EZLN. A partir de 2012, sigue como adherente a la Sexta y continúa participando.
Estas etapas de lucha son las que se abordan en el segundo libro: ¡UNÁMONOS AL PUEBLO!...”
Una parte de los primeros pasos en el camino de la integración al pueblo se abordaban en las últimas páginas de la primera edición de De la protesta callejera…”
Pero como esos “primeros pasos”se desarrollan más ampliamente en el segundo libro, la 2ª edición del primer libro ya no las incluye y se extiende a todo lo que siguió.
Es muy probable que el segundo libro quede ya impreso a finales de este mes (noviembre de 2018). Por lo que se podrá organizar la presentación de ambos libros a partir de diciembre.
A diferencia de la 1ª Edición del primer libro, la 2ª Edición del mismo y el segundo libro son totalmente de autor, ya sin “editor ejecutivo”, por lo que ambos libros incluso se podrán poner a disposición de quienes quieran leerlos a un precio más módico. Esto se debe a que el compañero impresor es también un camarada que fue preso político del 26 de julio de 1968 a marzo de 1971 y que coincide en la postura radical con el autor. Así que ahora los costos se trataron directamente, sin ninguna intermediación.
Va esta información a los compañeros de los diferentes espacios independientes, para ir programando la presentación de ambos libros con colectivos y organizaciones obreras, campesinas, populares y estudiantiles independientes de todos los partidos políticos, que luchan en contra del sistema capitalista.

No hay comentarios.: