domingo, 16 de diciembre de 2018

LA PELÍCULA “ROMA” DE ALFONSO CUARÓN DESVELA EL TEMA DEL TRABAJO DOMÉSTICO

Roma estremece a la sociedad mexicana
Magali Espinosa / Damián Mendoza / Nayeli Manuel
Este material se comparte con autorización de UNAM Global
Desinformémonos, Periodismo de abajo:
VER VIDEOS:
Roma estremece a la sociedad mexicana
  UNAM Global
Lo que Rompeviento se llevó - Roma

Encuentro de Alfonso Cuarón, Eugenio Caballero y Tatiana Huezo en el CUEC

CUEC UNAM Canal oficial
15 de diciembre de 2018. 
No cabe duda que la película Roma de Alfonso Cuarón ha sido polémica, no sólo por su nula exhibición en las cadenas comerciales, sino porque el filme desvela el tema de las trabajadoras domésticas y sus condiciones laborales en nuestro país.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en Méxicotrabajan en la informalidad 30.5 millones de personas, y de ellas, 2 millones 210 mil 100 desempeñan alguna actividad relacionada con el trabajo doméstico remunerado.
En ese contexto, Julia del Carmen Chávez Carapia, coordinadora del Centro de Estudios de Género de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM, explicó que en el trabajo doméstico existen dos modalidades: la no remunerada y la remunerada.
“El trabajo doméstico es una actividad que no se es remunerada y que realizan la gran mayoría de las mujeres, son todas las actividades de reproducción social que se dan en la familia. Las actividades de reproducción social son todas aquellas que están relacionadas con tener hijos, cuidar a los hijos, darles de comer, pero también atender a la pareja responsable de proveer económicamente el hogar”.
Aunque sea una actividad remunerada, el trabajo doméstico no es un oficio que suela contar con prestaciones como aguinaldo, seguro social o alguna ley que ampare a los trabajadores. Además, en algunos casos las condiciones laborales rayan en la esclavitud con ganancias menores al salario mínimo y horas continuas de trabajo.
“El trabajo doméstico también se presta a muchas situaciones. Se presta a la esclavitud, pues las mujeres están todo el día sin un horario de fijo, pueden estar día y noche, sin descansos, con salarios bajos, sin prestaciones sociales como seguro, vacaciones. Entonces, ahí encontramos esa problemática”.
LOS CAMBIOS
La lucha de las trabajadoras domésticas organizadas tiene al menos dos décadas, de acuerdo a la iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo, en materia de personas trabajadoras del hogar, presentada el pasado 4 de diciembre en el Senado de la República, la cual exige un marco legal para la regulación de este tipo de labor.
El miércoles 5 de diciembre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó el proyecto del ministro Alberto Pérez Dayán que señala el registro de los trabajadores domésticos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
“No existe alguna razón constitucionalmente válida por la cual la Ley Federal del Trabajo y la Ley del IMSS excluya el trabajo doméstico del régimen obligatorio de seguridad social, lo cual provoca una discriminación injusta contra dichas trabajadoras”, sostuvo la SCJN.
TRABAJO DOMÉSTICO Y PARAMILITARISMO
Doroteo Arango,
La Voz del Anáhuac.
Diciembre de 2018.
Además de poner ante la mirada de la sociedad la realidad del trabajo doméstico, la película, ambientada en el contexto del México de los años 70, recrea la conflictividad que se vivía en México desde 1968: el movimiento estudiantil y la acción represiva del Estado mexicano. El ambiente de “Roma”, es el de la colonia de clase media donde trabaja Cleo, se centra en 1971, año en que se perpetra la masacre del 10 de junio, utilizando a un grupo paramilitar, reclutado entre jóvenes lumpenproletarios, conocida como “Halconazo”, pues el nombre del grupo, entrenado en artes marciales y manejo de armas de alto poder, es el de “Halcones”. Lo cual tiene particular importancia, pues refleja el clima de terror desatado contra un movimiento rebelde que resiste durante años después de la masacre del 2 de octubre de 1968. Presenciar en un largometraje el entrenamiento paramilitar y la acción criminal de “Los Halcones”es un hecho histórico que no bebe olvidarse y que desgraciadamente no ha sido desmontado, pues esas prácticas continúan siendo parte de la política represiva y que se sigue utilizando contra los pueblos que se organizan en autonomía y que resisten contra los megaproyectos capitalistas de despojo, destrucción y muerte. 
         El actual discurso de la llamada  “cuarta transformación”, no ha dado aún señales claras de no estar dispuesto a dejar atrás esas formas, pero sí ha sido muy clara su decisión de seguir adelante con los proyectos capitalistas, soslayan su carácter neoliberal, los presentan como proyectos prioritarios y les dan la fachada democrática a través de “consultas ciudadanas”: Nuevo Aeropuerto Internacional, Tren Maya, Corredor Transístmico, Zonas Económicas Especiales y otros que van en el mismo sentido que los impulsados durante toda la época neoliberal.
   Estas consideraciones, en particular, las relativas al paramilitarismo, no deben dejar de ser vigiladas por la sociedad mexicana.         

No hay comentarios.: