lunes, 17 de diciembre de 2018

¿Qué confianza nos puede dar el Estado cuando las legítimas demandas del pueblo son criminalizadas?

El pasado 1 de diciembre se instaló el gobierno federal que va a guiar los destinos de la nación durante los próximos seis años. Para algunos es el inicio de la “cuarta transformación”, para otros del regreso de “populismo trasnochado”. Se especula a favor o en contra, se señalan visiones de muy buena o mala voluntad, sin embargo muchos son los temas de fondo que no se señalan en los discursos y que son de una gran importancia para el futuro inmediato.
El pueblo de México votó por la necesidad de crear otro tipo de gobierno, pero, ¿hasta dónde las autoridades podrán cumplir con sus promesas? ¿Hasta dónde serán consecuentes con sus objetivos? Antes hay que tener claridad de lo ofrecido y cómo se va a concretizar.
Un ejemplo clave: se le ha dado mucha difusión a la noticia de que se creará la Guardia Nacional y se reformarán leyes para que el Estado Mayor Presidencial se incorpore a la Secretaría de la Defensa Nacional. Recordemos que tal Secretaría ha sido señalada insistentemente en todos los medios de comunicación durante mucho tiempo como la responsable de la aplicación de medidas de control y represión contra movimientos populares e individuos que han luchado por la defensa de derechos humanos, cívicos y constitucionales, quienes han sido acusados, perseguidos, encarcelados, desaparecidos y ejecutados por su defensa de los intereses populares y ciudadanos.
¿Qué confianza nos puede dar el Estado cuando las legítimas demandas del pueblo son criminalizadas? ¿Cuando los dirigentes sociales son perseguidos o reprimidos por exigir la justicia que las propias instituciones y sus jueces nos niegan?, ¿Cuando las instancias jurídicas de defensa se prostituyen poniéndose de lado del que tiene el dinero y el poder sin importar el daño que nos causan? Como ocurre con los megaproyectos ¿Acaso ya se nos olvidó el papel de los militares en el 2 de octubre de 1968, el 10 de junio de 1971, la lucha contrainsurgente que nos dejó más de 900 desaparecidos y miles de muertos? ¿El Charco, Aguas Blancas y otras decenas de violentas represiones? ¿Las decenas de desalojos contra los trabajadores de la educación o los campesinos?
Lo que se está por crear es una concentración de poder en las fuerzas militares. En vez de pensar en la creación de policías populares o cívicas (formas de autodefensa dependientes de las asambleas comunitarias u otras formas de organización populares), se pretende “eliminar” a los cuerpos de policía sustituyéndolos por militares en activo que ya no “sean militares”, sino un grupo especial llamado “Guardia Nacional” que realice trabajos no militares sino de seguridad pública, pues, de acuerdo con esa corriente, solo los militares son capaces de mantener el orden público. Por eso han justificado la desaparición de personas, como algo necesario para pacificar el país.
Es de señalar que si nuestras instituciones fueran democráticas, los que nos han mal gobernado hasta nuestros días, no estarían utilizando subterfugios, tratando de engañarnos con palabrerías para ocultar violaciones a nuestras propias leyes, usando decretos presidenciales sin la consulta a la sociedad (a pesar de que en los discursos se ha sostenido la posibilidad de referéndums y otras medidas de consulta) de cuestiones que les afectan en su conjunto, pues la Guardia Nacional se va imponiendo por la fuerza de los hechos y no por el consenso. Tampoco se oye qué se va a hacer con los miles de policías que van a quedar sin trabajo o  ¿a qué se van a dedicar muchos de ellos no aptos ni siquiera para cuidar el tráfico de las calles ni para labores policiales? ¿Engrandecerán a las bandas criminales o a los grupos paramilitares para reprimir campesinos, colonos y a estudiantes?
A los que votaron por Obrador se les olvidó el papel represor y violador de derechos humanos y en vez de crear un poder social que equilibre, como lo señala el paradigma liberal, al poder ejecutivo para evitar su peso desmedido y autoritario, se le otorga más poder y la capacidad de pasar sobre la estructura de nuestra nación, pues las fuerzas armadas no pueden participar en labores de seguridad pública sin violar la Constitución, como ya se pretende realizar con la naciente Guardia Nacional, con un poder legislativo que como antaño, hoy se encuentra también en manos del mismo sector de la sociedad: los más ricos del país y sus representantes en las Cámaras de Diputados y Senadores.
LAS ABEJAS DE ACTEAL, CHIAPAS, DENUNCIAN EL DESPLAZAMIENTO FORZADO EN CHAVAJEBAL
17 de diciembre de 2018.
En un comunicado del 22 de noviembre del 2018, la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, Municipio de Chenalhó Chiapas, denunciaron el desplazamiento forzado, de población de la comunidad  de Chavajebal, además de recordar que en diciembre se cumplirán veintiún años de la Masacre de Acteal en el año de 1997. Ahora como entonces noviembre dicen en su comunicado al CNI, “el Estado mexicano a través de sus paramilitares había oscurecido los días, había convertido en terror nuestras vidas con su guerra sucia; la muerte, agazapada se encontraba en los cañones asesinos de los verdugos priistas, para que a través de ellos enviara un castigo ejemplar contra 45 hombres y mujeres y más 4 bebés quienes se encontraban todavía dentro del vientre de sus madres, el día 22 de diciembre de 1997”.
Hoy la violencia se mantiene, por lo que Las Abejas denuncian: “1,764 personas de la comunidad de Chavajebal del municipio de El Bosque, Chiapas, se encuentran desplazados forzadamente y con hambre, frío y sus vidas en peligro de muerte. Este hecho nos hiere la conciencia y la memoria”.
El pasado 7 de noviembre del 2018, fueron obligados a desplazarse hombres, mujeres, niñas y niños a la cabecera municipal de El Bosque y a las montañas. “Este desplazamiento forzado fue causado cuando el pasado 4 de octubre del presente año fueron emboscadas cuatro personas de la comunidad de Chavajebal…”  en el camino de regreso a su comunidad desde la cabecera municipal de El Bosque. “En este ataque fallecieron el comisariado Ejidal y un comunero, el agente municipal salió ileso y otra persona más resultó herida y estuvo inconsciente durante 4 días. Estas dos personas sobrevivientes pertenecen al grupo de la Alianza vinculados al partido Morena”.
Y agregan en su comunicado: “Ante el desplazamiento forzado de casi dos mil personas de Chavajebal, exigimos a los tres niveles de gobierno, tanto municipal, estatal y federal que dejen de administrar este conflicto, como es su usos y costumbres y, que asuman su responsabilidad correspondiente, y donde no, que no se entrometan”.
La organización de Acteal percibe que no sólo es Chavajebal, sino, que tanto en Chiapas como en muchas partes de México, “suceden muchos Chavajebal, como en: Aldama, Chalchihuitán, Chenalhó, etc.”. Y como si fuera una previsión señalaron que a unos días de que asumiera el nuevo gobierno federal se presentan manipulaciones políticas, partidistas y mediáticas, así como nuevos proyectos de despojo como el llamado tren Maya. “Pero, sea como sea, tenemos memoria, y sabemos que ningún partido político le sirve al pueblo, sino, al sistema capitalista de muerte”.
Finalizan su comunicado solidarizándose también “con la Caravana de migrantes, este suceso es una migración forzada por violencia en su territorio, porque su gobierno solo piensa en los intereses de los ricos y poderosos como aquí en México. Volvemos a ratificar que ninguna persona es ilegal e invitamos a la gente a no criminalizar cualquier persona que atraviese nuestro país”.
“REPARTO DE COSA AJENA EN EL MERCADO DE LOS LADRONES”
(Fragmento del poema de Roque Dalton,
publicado por el Colectivo del periódico El Zenzontle,
17 de diciembre de 2018)
Nos han dicho que el Poder Ejecutivo es el Primer Poder
y que ese Poder Legislativo que se reparten
un grupo de sinvergüenzas fraccionado en “Gobierno”“Oposición”es el Segundo Poder
y que la prostituta (pero siempre Honorable)
Corte Suprema de Justicia es el Tercer Poder
La prensa y la radio y la TV de los ricos
se autonombran el Cuarto Poder y desde luego
marchan tomados de la mano con los primeros tres poderes.
“Ya están todos los poderes repartidos
-nos dicen a manera de conclusión-
no hay ya poder para nadie más
y si alguien opina lo contrario
para eso están el Ejército y la Guardia Nacional”.
MORALEJAS:
1)El capitalismo es un gran mercado de poderes
donde sólo comercian los ladrones
y es mortal hablar
del verdadero dueño del único poder: el pueblo.
2)Para que el verdadero dueño del poder
tenga en sus manos lo que le pertenece
no deberá tan sólo echar a los ladrones del Templo Comercial
porque se reorganizarían en los alrededores:
por el contrario, deberá derribar el mercado
sobre las cabezas de los mercaderes.

No hay comentarios.: