domingo, 30 de diciembre de 2018

TORTURA, CÁRCEL, MUERTE: ORTEGA-MURILLO OPERAN IGUAL QUE SOMOZA

Asesinato, encarcelación y persecución, crímenes del régimen en Nicaragua verificados por el GIEI
Redacción Desinformémonos, Periodismo de abajo:
Foto: Héctor Guerrero | El País
27 de diciembre de 2018.
Ciudad de México/Desinformémonos.- En el informe final del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) fueron verificados con evidencias los crímenes de asesinato, encarcelación u otra privación grave de la libertad física y de persecución a manos de las fuerzas del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, mientras que la violación, la tortura y la desaparición forzada deben ser todavía investigados cuando existan las “condiciones que garanticen el acceso a la información del Estado y, sobre todo, un trato adecuado a víctimas y testigos”, explicaron los expertos.
De acuerdo con el GIEI, uno de los crímenes más cometidos fue el asesinato, es decir, “todo acto de dar muerte a una o más personas como parte del ataque (del Estado a la población)”, sin que se exija que ese acto “haya estado premeditado”.
“Hay numerosas evidencias de policías e integrantes de grupos paraestatales disparando directamente contra personas en contextos de manifestaciones, de tomas de universidades y de procedimientos para desarticular barricadas o tranques”, destaca el informe, y añade: “se han utilizado armas de alto poder ofensivo, incluyendo armas de guerra, disparadas directamente contra las personas”.
En cuanto al encarcelación, el Grupo Interdisciplinario indicó que son “rasgos definitorios de este crimen el hecho de que las personas hayan sido privadas de la libertad sin orden judicial, o sin que se les informasen sus derechos o el contenido de la acusación que pesaba sobre ellas”. Además, explicó que en la mayoría de los casos las personas fueron criminalizadas y puestas en prisión preventiva para después ser “sometidas a procesos irregulares”.
“Muchas de estas privaciones de la libertad fueron ejecutadas por grupos paraestatales, y en otros casos por fuerzas policiales pero sin orden judicial, sin hacer saber los derechos a las personas detenidas y, en ocasiones, negando toda información sobre su paradero a sus familiares”, agrega el informe.
Sobre la persecución, el GIEI aclaró que “si bien los hechos de asesinatos, torturas, encarcelaciones y violaciones podrían configurar el crimen de lesa humanidad de persecución, los actos de persecución no se limitan a ellos”, pues se extienden a que el autor haya “privado gravemente a una o más personas de sus derechos fundamentales”por motivos “inaceptables”, tales como los motivos políticos.
De acuerdo con el Grupo, otros delitos que pueden incluirse en la persecución son las violaciones de derechos a la integridad, a la libertad y la seguridad de las personas, a la libertad de expresión, al derecho de reunión, y al debido proceso, así como afectaciones graves al derecho de propiedad, entre otros.
Nicaragua fue señalada por crímenes de lesa humanidad en el informe, sin embargo, además del ataque generalizado o sistemático contra la población, se procedió a la verificación de los delitos específicos.

No hay comentarios.: