jueves, 24 de enero de 2019

Declaración de los participantes en la Red de Solidaridad México-Australia (MASN) y amigos: el EZLN no está solo.


Declaración de los participantes en la Red de Solidaridad México-Australia (MASN) y amigos: el EZLN no está solo.

A nuestr@s camaradas zapatistas en Chiapas,
A nuestr@s compañer@s en México y en el mundo,

Algun@s de nosotr@s tenemos la edad suficiente para recordar las impresionantes imágenes de rebeldes indígenas que ocuparon San Cristóbal de Las Casas en 1994. Leímos los informes con asombro y emoción. Estas visiones se convirtieron en emblemáticas de una ola de luchas mundiales contra los planes de comercio mundial del último capitalismo y el consiguiente empobrecimiento de la mayoría de los pueblos y territorios del mundo. Capturaron las atenciones desde muchas perspectivas diferentes, bajo un estandarte de resistencia global que continúa moldeando el mundo que conocemos hoy.
Diez años después, algunos de nosotros nos reunimos para formar una organización en Australia con el objetivo de pensar sobre la política zapatista y comprometernos críticamente con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. La mayoría de nosotr@s nunca habíamos estado en México, y mucho menos en las comunidades autónomas zapatistas. Esto no importaba porque podríamos aprender de las palabras de nuestr@s camaradas zapatistas sin importar en qué parte del mundo estuviéramos. Es cierto que la situación que enfrentamos en varias ciudades de Australia fue (y sigue siendo) muy diferente a la situación que se vivió en La Garrucha o en la communidad 22 de Diciembre. Pero sentimos que compartíamos el deseo de un mundo en común, no un mundo a disposición de las grandes ambiciones capitalistas de extraer los recursos minerales, destruir los bosques y ponernos a todos a trabajar al servicio de la billetera de los patrones. Nosotr@s también vivimos en tierras donde el genocidio de los pueblos indígenas continúa ocurriendo para que el capital pueda comandar los territorios y los pueblos que pertenecen a la madre tierra. Si bien Australia puede ser rica como nación, sigue teniendo algunas de las peores tasas de enfermedades curables y pobreza del mundo entre sus pueblos originarios. L@s zapatistas expresaron con sus palabras lo que muchas personas aquí se habían sentido durante mucho tiempo.
En 2005 otr@s llegamos. Junt@s hemos leido y hemos discutido la Sexta con diversos grupos e individuos en los lugares donde vivimos, y con compañeros del Intergaláctico. Pensamos entonces y seguimos pensando ahora en cómo l@s zapatistas hacen preguntas sobre el mundo, con sus periscopios invertidos, buscando las resistencias y rebeliones que siempre están sucediendo desde abajo. Fue difícil traducir "desde abajo y a la izquierda" en inglés. Aunque la traducción continúe siendo un poco rara, hemos podido ver esta idea en la practica de muchas luchas, y en las que continuamos haciendo parte en nuestras comunidades y lugares de trabajo.
Se pasaron rápidamente diez años. Aún mas compañeroas, compañeras y compañeros llegaron preguntando de la experiencia zapatista y de cómo se organizan en contra del sistema capitalista en otros lugares. Qué extraño que la orden de libre comercio multinacional a la que se opuso el EZLN haya sido declarada muerta por el jefe más ruidoso de la hidra, el presidente de los EE. UU. A medida que el capitalismo responde a nuestras luchas, sus estrategias están obligadas a cambiar, pero la dignidad de nuestros camaradas zapatistas ha perdurado. Ahora vemos que México tiene un gobierno de centro-izquierda, una herramienta que busca dividir y socavar el poder de los movimientos sociales. Nos hacemos eco del total rechazo del EZLN al Tren Maya y los demás megaproyectos que amenazan seriamente los territorios autónomos y las formas de vida de los pueblos indígenas. También hemos visto en los períodos de gobierno del Partido Laborista Australiano, donde se encuentran algunas de las políticas más regresivas para la organización del trabajo, la vigilancia de las fronteras, el robo de los territorios indígenas, y la explotación de la educación en interés del capital y no de los estudiantes.
"Caminar preguntando" resuena con nosotros como un método para comprender el orden mundial cambiante. Tal vez las preguntas que necesitamos formular en nuestra caminata aquí en la llamada Australia no sean exactamente las mismas que las necesarias en México, tal vez algunas de ellas lo sean. Pero lo que creemos es cierto, es que solo a través de preguntas y de las luchas desde abajo en nuestros propios contextos podemos construir un mundo de luchas que finalmente puede derrotar a la hidra capitalista.
Denunciamos cualquier agresión en territorio zapatista por parte del Estado mexicano o por grupos civiles y paramilitares respaldados por el Estado. Hacemos responsable al gobierno mexicano de cualquier confrontación que pueda surgir como resultado de un intento de apoderarse del territorio zapatista o socavar la capacidad de los zapatistas para organizar democrática y pacíficamente sus propias vidas.
Quizás estemos demasiado lejos para detener los proyectos de desarrollo de la hidra o la presencia amenazadora del ejército en Chiapas, pero somos tod@s parte de la construcción de un mundo donde estos planes no puedan llegar a buen término.
Sabemos que el EZLN no está solo, vemos evidencia de esto todos los días.

Miembros de la antigua Red de Solidaridad México-Australia
Sydney, Wollongong, Brisbane, Tasmania, Melbourne

UNITE

Flood Media

Sydney con Honduras

Red de Solidaridad con los Pueblos Latinoamericanos (LASNET)

Jura Books
Sydney, Australia, https://www.jura.org.au/


_*_*_*_*_*_*_*_

ENGLISH VERSION

Statement from participants in the Mexico-Australia Solidarity Network (MASN) and Friends: the EZLN is not alone.

To our comrades Zapatistas in Chiapas,
To our comrades in Mexico and in the world.

Some of us are old enough to remember the stunning images of indigenous rebels storming San Cristobal de Las Casas in 1994. We took in the reports with awe and excitement. These visions became emblematic of a wave of global struggles against late capitalism’s global trade plans and the subsequent impoverishment of the majority world’s peoples and lands. They captured the attentions of many different perspectives, under a banner of global resistance that continues to shape the world we know today.

Ten years later, some of us gathered together to form an organization in Australia aiming to think about Zapatista politics and critically engage with the Sixth Declaration of the Lacandon Jungle. Most of us had never been to Mexico, let alone to the Zapatistas’ autonomous communities. This didn’t matter. We could learn from the words of our Zapatista comrades regardless of where in the world we were. True, the situation that we confront in various cities in Australia was (and continues to be) very different to the situation lived in La Garrucha or 22 de Diciembre. But we felt that we shared a desire for a world in common, not a world at the disposal of big capitalist ambitions to excavate the mineral resources, to destroy the forests and to put us all to work at the service of the bosses’ wallet. We too live on lands where genocide of Indigenous peoples continues to occur in order for capital to command the lands and the peoples who belong to the land. While Australia may be rich as a nation, it continues to have some of the world’s worst rates of curable diseases and poverty among its Aboriginal peoples. The Zapatistas put into words what many of people here had felt for a long time.

From 2005 we read and discussed the Sixth with diverse groups and individuals in the places where we live, and with comrades from the Intergalactic. We thought then and continue to think now about how the Zapatistas ask questions about the world, with their periscopes inverted, looking for the resistances and rebellions that are always happening from below. It was tricky translating “desde abajo y a la izquierda” in English. We hope, even though the translation continues to sound a bit weird, that we have been able to carry this into the many struggles we continue to be part of in our communities and workplaces.

Fast-forward ten years. How strange that the multinational free trade order that the EZLN responded to has been declared dead by the loudest head of the hydra, the President of the USA. In some ways the world has indeed changed since we first learned of our comrades in Chiapas’ struggle. As capitalism responds to our struggles its strategies are bound to change, but the dignity of our Zapatista comrades has endured. We see now that Mexico has a centrist-left government, a tool that seeks to divide and undermine the power of social movements. We echo the EZLN’s total rejection of the Maya-Train and other mega-projects that seriously threaten the autonomous territories and ways of life of indigenous peoples. We have also seen in the Australian Labour Party’s periods of government, where some of the most regressive policies for the organisation of labour, the policing of borders, the theft of Indigenous lands, the exploitation of education in the interests of capital not of students. ‘Walking while asking questions’ resonates with us as a method to grasp the shifting world order. Maybe the questions we need to ask on our walk here in so-called Australia are not exactly the same as those necessary in Mexico, maybe some of them are. But what we think is certain, is that it is only through asking questions and struggling from below in our own contexts that we can build a world of struggles that can finally defeat the capitalist hydra.

We denounce any aggression on Zapatista territory by the Mexican State or by civilian groups and paramilitaries backed by the State. We hold the Mexican Government responsible for any confrontation that may arise as a result of attempt to seize Zapatista territory or undermine the Zapatistas capacity to democratically and peacefully organise their own lives.

Perhaps we are too far away to stop the Hydra’s development projects in Chiapas or the army’s encroachment on Zapatista communities, but we are part of building a world where these plans cannot come to fruition.

We know that the EZLN is not alone, we see evidence of this everyday.

Members of the former Mexico-Australia Solidarity Network,
Sydney, Wollongong, Brisbane, Tasmania, Melbourne

UNITE,
Brisbane, Australia https://www.facebook.com/unitebrisbane/

Flood Media
Brisbane, Australia https://www.floodmedia.org/about/

Sydney with Honduras
Sydney, Australia https://sydneywithhonduras.wordpress.com/

No hay comentarios.: