miércoles, 16 de enero de 2019

LA ASAMBLEA DE SAN DIONISIO DEL MAR ELIGE UN NUEVO GOBIERNO COMUNITARIO

Espacio Social: La lucha por la autonomía en San Dionisio del Mar (Audio y Video)
Fuente Educa Oaxaca, La Minuta: 
14 de enero de 2019.
Escucha y descarga el Espacio Social: 
Mira el video promocional (2 min.). 
Contexto: 
14 Enero 2019.
San Dionisio del Mar es una comunidad ikoots, ubicada en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, que desde 2012 enfrenta un conflicto social que ha adquirido tintes electorales. En diciembre pasado las elecciones extraordinarias en dicho municipio fueron canceladas por el ambiente de crispación. 
Previamente, candidatas y candidatos de cuatro partidos, denunciaron la presencia de personas armadas, actos de intimidación y amenazas patrocinadas por Teresita de Jesús, ex presidenta municipal. 
Estos hechos se enmarcan a raíz de la lucha contra la imposición de un parque eólico de la empresa Mareña Renovables, en la Barra Santa Teresa. 
En ese año un grupo de habitantes decidieron desconocer a la autoridad municipal y regresar a sus modos de organización ancestral y cada tres años renuevan a sus dirigentes, como autoridades comunitarias. 
Hasta hoy, la Asamblea General de Pueblos de San Dionisio del Mar se organiza día a día para defender el mar, la tierra, el territorio y el viento, porque son fuente de alimento y vida para las nuevas generaciones. 
En esta ocasión, el Espacio Social de Servicios para una Educación Alternativa, dedica su programa para ahondar en la lucha de esta comunidad y para que se le reconozca su sistema de organización indígena y así hacer frente a las presiones para imponer megaproyectos en su tierra. 
Un parque eólico en San Dionisio del Mar, afecta directamente la pesca, principal sustento del pueblo ikoot, a través de las vibraciones creadas por las turbinas. Además mata a las aves y contamina la tierra y los mantos acuíferos por las grandes cantidades de aceite que se utilizan para el funcionamiento de las aspas de las torres aerogeneradoras. Todo esto implica que los parques eólicos distan mucho de ser fuentes de “energía limpia”, como se les publicita. 
Y son también pretexto para el despojo de territorio por parte de las empresas interesadas en esta forma de extractivismo depredador. Estas empresas, para imponer sus proyectos utilizan grupos paramilitares, encargados de combatir lo resistencia de las comunidades, rompiendo el tejido social y propiciando la corrupción y conflictos políticos. Empresas como la CFE y Fenosa son las principales responsables.

No hay comentarios.: