lunes, 11 de febrero de 2019

“NO VAMOS A PERMITIR QUE LOS MALOS GOBIERNOS LAS DESPOJEN DE SUS TERRITORIOS”

Carta de mujeres del mundo a las zapatistas.
Redacción Desinformémonos,
Periodismo de abajo:
11 de febrero de 2019.
Ciudad de México/Desinformémonos.- Casi 900 organizaciones, colectivos, redes y mujeres enviaron una carta a las mujeres zapatistas para asegurar que no permitirán “que los malos gobiernos las despojen de sus territorios que dan raíz, latir y rumbo a lo que son y sueñan”.
En la carta, las firmantes rechazaron cualquier práctica extractiva que atente contra los pueblos indígenas y que amenace sus territorios, como el fracking, los gasoductos, oleoductos, las hidroeléctricas, monocultivos agroindustriales y la infraestructura que sirve para el desarrollo turístico y que “sólo benefician a los grandes proyectos empresariales a costa de la destrucción de las poblaciones indígenas y no indígenas”.
De la misma forma, se comprometieron a denunciar de diferentes modos “para que las prácticas de resistencia de los pueblos no se utilicen para folklorizar las culturas ancestrales, para justificar las iniciativas de muerte y de enfermedad que es el sistema capitalista patriarcal”.
A continuación la carta completa:

CARTA A LAS MUJERES ZAPATISTAS
DE LAS MUJERES QUE LUCHAMOS EN MÉXICO Y EL MUNDO
(adhieren 891, Organizaciones, Colectivos, Redes, personas)

A nuestras compañeras zapatistas,
A las mujeres del mundo que luchan,
A las abuelas, madres, hermanas, jóvenas y niñas,
A quienes asumen tener corazón de mujer:
Las que suscribimos estas palabras somos mujeres de México y del mundo, convocadas por las zapatistas el 8 de marzo del 2018 al “Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan”.
Tenemos presente que cada una de nosotras nos comprometimos a luchar, cada quien desde nuestros lugares de origen o desde los lugares que nos abrazan, desde nuestras distintas culturas y ocupaciones “para que nunca más una mujer en el mundo, del color que sea, del tamaño que sea, del origen que sea, se sienta sola o tenga miedo”. Nos comprometimos con la luz que ustedes nos compartieron en nuestro encuentro, con la luz que ustedes son para nosotras. Seguimos cuidando esa lucecita para ser, caminar y luchar juntas.
Por eso hoy nos manifestamos para decirles que no vamos a permitir que los malos gobiernos las despojen de sus territorios que dan raíz, latir y rumbo a lo que son y sueñan. Y vamos a denunciar de diferentes modos, para que las prácticas de resistencia de los pueblos no se utilicen para folklorizar las culturas ancestrales, para justificar las iniciativas de muerte y de enfermedad que es el sistema capitalista patriarcal.
Les decimos que ante la situación de guerra que seguimos viviendo como mujeres “acordamos vivir, y como para nosotras vivir es luchar, pues acordamos luchar cada quien según su modo, su lugar y su tiempo”.
Ahora es momento de decirles a los malos gobiernos, de ayer y hoy, y de distintos lugares del mundo que: repudiamos, desde las múltiples geografías a las que pertenecemos, las prácticas de concesión, extracción y usufructo de nuestra Madre Tierra. El fracking, los gasoductos, oleoductos, las hidroeléctricas, monocultivos agroindustriales y la infraestructura que sirve para el desarrollo turístico solo benefician a los grandes proyectos empresariales a costa de la destrucción de las poblaciones indígenas y no indígenas. Frente a los intereses por tener ganancia de más y más dinero, nosotras vamos a luchar por la Vida de las personas y los seres vivos que habitan los territorios. Nosotras las mujeres sabemos del valor de la vida y por eso construimos para la vida.
¡Les decimos que las mujeres sí podemos con nuestro corazón colectivo y que no están solas nuestras compañeras, amigas y hermanas zapatistas, así como no lo están sus hijos, hijas, familias y pueblos!

No hay comentarios.: