miércoles, 6 de febrero de 2019

SEGUIMOS DE PIE: PREPARATORIA COMUNITARIA “JOSÉ MARTÍ”, Ixhuatán, Oaxaca

Fiesta de la solidaridad en Ixhuatán
Celebración del trabajo comunitario
Colaboración:
Por Preparatoria Comunitaria José Martí,
Agencia Autónoma de Comunicación SubVersiones:
05 de febrero de 2019.
De septiembre de 2017 a enero de 2019 han pasado muchas cosas: el tiempo que nos parece eterno, aunque más bien ha sido el arduo trabajo que realizamos profesores y estudiantes de nuestra escuela.
Pasamos de la emergencia y la ayuda humanitaria a sobreponernos al miedo al vernos con los y las demás. Anduvimos del reconstruir nuestros espacios de clases a un curso al que llamamos “Acción y Participación Juvenil Comunitaria” en el que “disoñamos” la reconstrucción. Y mientras tanto, la Universidad Lasalle Oaxaca construyó nuestros nuevos salones.
Este 25 de enero nos dimos cita la comunidad escolar prepa, la comunidad Lasalle, invitados e invitadas que vinieron de Veracruz, Oaxaca y Ciudad de México y, por supuesto, se hicieron presentes las mujeres que en 2017 atendieron los comedores emergentes en el Barrio Ostuta, Río Viejo y Villanueva trayendo las botanas para la fiesta. En esta ocasión las autoridades municipales nos acompañaron a esta fiesta.
La fiesta fue amenizada por Omar y su Nueva Proyección, y por los Compas de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, quienes solidariamente pusieron equipo, su música, su viaje y la alegría que caracteriza el cariño entre los pueblos.
La Compañera Heather Anne Harper y sus compañeros músicos (Tania Guadalupe Torres Magallanes, Omar Jara Ríos, Edison Estrella Cobo y Heriberto Paredes) nos hicieron llegar un saludo cantando “Yo Vengo a ofrecer mi corazón”, de Fito Páez, al tiempo que hicieron una colección de fotografías del trabajo de reconstrucción realizado por los y las jóvenes estudiantes.
Por fin pudimos hacer un programa sencillo, pero lleno de alegría. Fue una fiesta como las que se hacen en Ixhuatán, pudimos palpar la alegría de quienes nos respaldan en este quehacer comunitario, a quienes respaldan el trabajo de los y las jóvenes que día con día hacen un esfuerzo por aprender y trabajar por su comunidad.
Además de todo no solo trabajan en los talleres o acciones comunitarias; la mayoría de nuestros jóvenes trabaja por las mañanas y/o por las tardes en los mototaxis, ayudando a otras personas o en la pesca.
El día de hoy 29 de enero, hemos utilizado los salones, nos iremos adecuando a ellos después de estar más de un año en nuestros espacios pequeños, a los que les guardamos cariño.
Ha habido mucha emoción al entrar a los salones, hicimos asamblea y acordamos dar buen uso y cuidado a nuestros nuevos espacios.
Agradecemos a quienes han estado presentes en todo este proceso, a quienes se siguen sumando, pues nuestra reconstrucción tiene otros componentes que aún se irán viendo poco a poco.
Ha habido mucha emoción al entrar a los salones, hicimos asamblea y acordamos dar buen uso y cuidado a nuestros nuevos espacios.
Agradecemos a quienes han estado presentes en todo este proceso, a quienes se siguen sumando, pues nuestra reconstrucción tiene otros componentes que aún se irán viendo poco a poco.
En la Bienvenida al evento, el director de la escuela leyó el siguiente texto:
Si no creyera en la locura de la garganta del cenzontle, si no creyera en el delirio, si no creyera… (Como decía Silvio Rodríguez) en la solidaridad, en la reciprocidad comunal, en la autonomía, no tendríamos edificio hoy.
Nos arriesgamos a apostarle a nuestra gente, más que al afán de pedirle al gobierno que cumpla lo que sabemos no cumplirá. Nos arriesgamos a caminar río arriba, a contracorriente, buscando lo inalcanzable, y logramos un modelo educativo que responde a las necesidades y tiene logros concretos.
Lo que nuestros fundadores iniciaron hoy sigue vigente, lo que las comunidades hacen y respaldan perduran para siempre. Hoy la Preparatoria del profesor Trujillo, de la maestra Adela, se levanta más grande y con proyectos grandes.
Lo que ahora celebramos no es resultado de la gestión de sus directivos; si hay gente que nos aprecia dentro y fuera de Ixhuatán es por el trabajo de nuestros jóvenes. Aquellos que se aventuran a perder la pena y hacen, quienes se han integrado a un taller, utilizan uno o más de nuestros medios de formación son quienes han sido vistos y son buscados.
No se nos olvide que debemos estar alerta y juntarnos en la fiesta para recordar que estamos amenazados de muerte por las empresas mineras, eólicas y salineras que vienen a despojarnos de nuestros territorios. No se nos olvide que ellos y ellas esperan como cazadores, como mercenarios, como asesinos el momento de atacar. Estemos atentos y atentas.
Recordamos con mucho cariño el trabajo de nuestros compañeros Luis Donaldo Fuentes Martínez en la obra de Teatro “Ostuta Vida o Muerte” y el trabajo fotográfico de Jesús Cruz Ruiz, a quienes hemos depositado como semilla en manos de Madre tierra hace 40 días.
Por jóvenes como ellos, a nuestra escuela, en los últimos, años hemos recibido personas de distintas partes del mundo, Pakistán, Eslovenia, países que ni siquiera sabíamos de su existencia, han estado aquí aprendiendo de nuestros jóvenes.
De esta gente que nos ha visitado y de quienes nos encontramos en la emergencia de 2017, como la Universidad Lasalle, la UNAM, Chapingo, entre una larga lista de amistades, hoy seguimos de pie.
Muchas gracias a todos y todas quienes hoy están presentes, a los y las jóvenes estudiantes, a las madres y padres de familia, a la Universidad Lasalle, a los directores de las distintas escuelas, a las autoridades de Ixhuatán, a los agentes municipales, a nuestros muchos amigos y amigas de Ixhuatán, de sus alrededores y de otros lugares, incluso del extranjero, como los compañeros de Canadá que hoy nos visitan, a quienes desde el extranjero nos siguen y nos envían hoy sus saludos. Al padre obispo Arturo Lona Reyes, quien por una enfermedad hoy no puede estar presente, a pesar de su deseo de venir a bendecir este espacio. Muchas gracias por ser parte de este sueño, de esta esperanza y de esta lucha.
Aquí estamos, aquí seguimos, de pie, como los árboles de raíces profundas y alto ramaje, los árboles que sostienen la vida, cobijan y sirven de referencia al caminante. Aquí seguimos, de pie. Bienvenidos y bienvenidas a esta fiesta de la solidaridad, esta es su casa.
Bienvenidos, bienvenidas.
San Francisco Ixhuatán, Oaxaca a 25 de enero de 2019.

No hay comentarios.: