jueves, 7 de febrero de 2019

TREN MAYA “INDUDABLEMENTE VA A SER UN DESASTRE ECOLÓGICO”: Francisco Toledo

Las comunidades indígenas afectadas deben ser consultadas de manera seria, bajo los estándares internacionales
Redacción Desinformémonos,
Con información de La Jornada:
07 de febrero de 2019.
Ciudad de México/Desinformémonos.- El megaproyecto del Tren Maya, que atravesará cinco estados del sureste del país, “indudablemente va a ser un desastre ecológico”, aseguró el artista Francisco Toledo en entrevista con La Jornada, tras haber participado en la sesión inaugural del Encuentro en defensa del territorio, los bienes comunes y los derechos de los pueblos, en Santa María Atzompa, Oaxaca.
Toledo resaltó que para la construcción del proyecto las comunidades indígenas afectadas deben ser consultados de manera seria bajo los estándares internacionales “y no como esas cosas que hicieron”, en referencia a la consulta ciudadana y la ceremonia para pedirle permiso a la Madre Tierra que realizó el presidente Andrés Manuel López Obrador.
“Técnicos deben dar su opinión, así como biólogos y demás especialistas, para saber todo lo que hay que hacer antes de tocar la región”, señaló el artista, quien aseguró que el proyecto representa una amenaza para el medio ambiente y la biósfera, principalmente en Yucatán.
Agregó que “realmente no se ha dado a conocer en qué consiste exactamente el proyecto; no se sabe gran cosa, sólo que el presidente habló de dos o tres carriles, pero nada concreto. Habrá que pedir más información’’.
Por otra parte, sobre el proyecto del tren transístmico señaló que entre las consecuencias ambientales están los daños a la selva de los Chimalapas, que colinda con Chiapas.
Toledo ya había manifestado su oposición ante los megaproyectos como el Tren Maya en una misiva enviada a López Obrador, en la que rechazaba que no se tomara en cuenta a “las comunidades indígenas asentadas históricamente en los terrenos que cruzarán las vías”.
En la carta, el artista pedía a AMLO que hiciera valer “el derecho que tienen las comunidades indígenas de la región maya para otorgar o negar su consentimiento previo, libre e informado respecto a un proyecto de infraestructura que afectará sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual, como afectará también las tierras que habitan”.

No hay comentarios.: