lunes, 25 de febrero de 2019

“¡YO PREFIERO LA VIDA, LA MUERTE NO SE NEGOCIA EN UNA CONSULTA! ¡NO A LA TERMO!”

Huexca, Samir Vive: “Yo prefiero la vida y no la imposición”
Artículo de El Zenzontle en la revista Comunera #39 de febrero de 2019.
La Jornada de Oriente:
25 de febrero de 2019.
La termoeléctrica instalada en Huexca, municipio de Yecapixtla, que edificó la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en contra de la opinión y resistencia de las comunidades y organizaciones defensoras de los derechos de los pueblos, forma parte de uno de los más grandes proyectos de destrucción: el Proyecto Integral Morelos (PIM). Consiste en un largo recorrido de despojos que va de Tlaxcala a Morelos con un gasoducto, puntos de probable redistribución potencial y las termoeléctricas cuya operación necesita de grandes volúmenes de agua que atentan contra el acueducto y el río en la región de Cuautla y la agricultura campesina dela región.
Es un proyecto de muerte que agrava su trazo peligroso al cruzar las faldas del volcán activo, el Popocatépetl, al estar en una zona sísmica que se mostró cruenta en el sismo del 19 de septiembre de 2017, y que cuenta con válvulas de distribución del gas para crear zonas industriales y de consiguiente urbanización ¡a 20 kilómetros del cráter del Popo!
Desde su proyección, el despojo de tierras, las excavaciones y construcción de gasoducto y termoeléctrica. Así como las falsas promociones y “consultas” gubernamentales, provocaron la resistencia y el rechazo como alerta local y regional, la organización comunitaria, la información sustentada técnica, científica y socialmente, así como a la defensa legal y legítima y a las movilizaciones en los estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos. Eso trajo auto organización comunitaria, consciencia de lucha, y solidaridad, pero también y desde el primer momento represión: cárcel, persecución, tortura a detenidos y campañas de los gobernadores contra quienes resisten al PIM, demostrando los daños que ya ocasiona y que crecerán.
Ahora reconoce que se ha generado tensión tras la consulta ilegal no previa ni informada y con el ataque verbal del gobierno federal a los opositores a la termoeléctrica que abrió la puerta al crimen de Estado ejecutado por sicarios contra uno de sus más destacados luchadores sociales, el campesino y herrero, el comunicador comunitario, maestro y padre defensor de los niños, el defensor del autogobiernos comunitario en Amilcingo, Samir Flores Soberanes.
La oposición popular ha confrontado a los tres niveles de gobiernos sean panistas, priistas, perredistas y ahora morenistas y de encuentro social, pues el sistema político considera incuestionable la importancia del PIM con diversos pretextos (“progreso”, ventajas a los inversionistas y ahora la tramposa dotación de energía eléctrica para el estado de Morelos y una oferta de tarifas bajas para los consumidores en Morelos). Para los poderes los intereses capitalistas y gubernamentales están por encima de la vida actual y futura de las comunidades en riesgo, incluidos los daños a la Madre Tierra: el agua, la vegetación, el aire, el sonido y la vida toda.
El colmo es ver a Andrés Manuel López Obrador convocando y elogiando una consulta relámpago el 23 y 24 de febrero que no es legal, pero sí tramposa, pues busca legitimar este proyecto destructivo. Consulta para todo Morelos, municipios de Puebla y Tlaxcala y no sólo a las comunidades de la zona afectada por el funcionamiento del gasoducto y la termoeléctrica en Huexca, asegurándose su imposición, incluso anunciando el uso de  las fuerzas federales para construir el tramo del gasoducto. El presidente incumple sus promesas de campaña electoral de oponerse a la termoeléctrica acusando a la oposición de “izquierda radical” y “conservadores”.
Las respuestas a este agravio iniciaron con gritos el mismo día que AMLO, resucitaba el PIM en sus mítines, pero también con una digna carta del Frente de Pueblos en Defensa del Agua, la Tierra y el Aire de Morelos, Puebla y Tlaxcala, seguida de muchos reclamos, tanto de académicos, científicos y técnicos, señalando los riesgos y las alternativas a la Termo.
La campaña informativa local regional, nacional y mundial señala el camino a seguir: “Yo prefiero la vida y el medio ambiente sano”. “Yo prefiero la vida y no la imposición” y “¡Yo prefiero la vida, la muerte no se negocia en una consulta! No al termo!” Samir vive y alguna vez recomendó para seguir luchando organizados: levantar los ojos, empuñar la mano, alzar la voz.

No hay comentarios.: