domingo, 24 de marzo de 2019

7 MIL 879 POZOS EN MÉXICO QUE EXPLOTAN HIDROCARBUROS CON FRACKING

Foto: Maquinaria usada para Fracking en Beckingham
© Steve Morgan / Greenpeace
El fracking, una amenaza para el agua en México
Pablo Ramírez,
Publicado originalmente en Greenpeace:
Desinformémonos, Periodismo de abajo:
23 de marzo de 2019.
En la actualidad, uno de los síntomas de la crisis climática que vivimos es la escasez de recursos naturales en zonas altamente vulnerables al cambio climático, fenómeno que amenaza a la humanidad y del cual, los científicos expertos han advertido que el acceso al agua será uno de sus impactos más graves.
Pensemos en la cantidad de agua que se necesita para satisfacer el consumo de la población mexicana. Según el Banco Mundial, en nuestro país hay 129 millones de habitantes, si tomamos en cuenta que de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, el consumo diario de agua por persona es de 380 litros de agua, aproximadamente, esto significaría que al día se necesitan 49 mil 20 millones de litros de agua para satisfacer la demanda de todos los mexicanos; aunque se estima que  9 millones de personas no tienen acceso a agua potable.
Si a esta situación le sumamos el uso intensivo del agua para el sector industrial, el panorama se vuelve más preocupante. Un claro ejemplo es el fracking o fractura hidráulica, una técnica de extracción de hidrocarburos altamente contaminante que requiere cantidades excesivas de agua. Aunque la actual administración ha declarado públicamente que no será utilizada, para el presupuesto de egresos de 2019 se destinaron 3 mil 350 millones de pesos para su implementación en diversos proyectos.
Cartocrítica, una iniciativa civil que promueve la transparencia publicó en enero de este año que actualmente existen 7 mil 879 pozos en México que se explotan a partir de fractura hidráulica. Se calcula que cada pozo requiere para su operación entre 9 y 29 millones de litros de agua, esto significa que para su explotación se necesitan entre 70 mil 911 y 228 mil 491 millones de litros de agua, lo que equivale a 14 millones 182 mil 200 pipas de agua con una capacidad de 5 mil litros; si formáramos estas pipas tendríamos una fila que podría cubrir la distancia de Tijuana a Cancún 14 veces.
Garantizar el abasto de agua para la población debe ser una prioridad, sobre todo en la situación climática que vivimos. Bajo esta lógica resulta urgente la prohibición por ley del fracking en nuestro país: no basta con buenas intenciones, este compromiso tiene que traducirse en lo legal.
México está dentro de los países más vulnerables al cambio climático por su ubicación geográfica y por la cantidad de personas que viven bajo el umbral de pobreza, por eso es imprescindible que la acción climática sea pronta y efectiva, así como desarrollar una estrategia nacional de adaptación que permita hacer frente a los efectos del cambio climático que ya están ocurriendo en nuestro país.

No hay comentarios.: