jueves, 7 de marzo de 2019

ALFONSO CUARÓN ENTREVISTA A FELIPE CAZALS DIRECTOR DE “CANOA”

CANOA película mexicana dramática realizada y dirigida por Felipe Cazals en 1975
CANOA está basada en una tragedia ocurrida el 14 de septiembre de 1968 en el poblado de San Miguel Canoa en el estado de Puebla.
En la entrevista, Alfonso Cuarón y Felipe Cazals charlan acerca del proceso de realización de esta película.
Publicado el 10 de mayo de 2017.
Canoa (película completa)
https://www.youtube.com/watch?v=3-1g1lFMm8s
Publicado el 11 de agosto de 2012.
Película “Canoa”
Denuncia de un hecho vergonzoso
La película nos habla del conflicto  surgido en un pueblo llamado “San Miguel Canoa” donde 5 jóvenes trabajadores de la universidad de Puebla deciden ir al volcán “La Malinche”, una tormenta  interrumpe su camino por lo cual deciden pasar la noche en el pueblo  en las faldas del volcán, la gente, influenciada por el padre del pueblo confunde a los trabajadores por comunistas y deciden eliminarlos antes de que estos  maten al párroco y coloquen la bandera rojinegra “comunista” que supuestamente querían poner, es así como se crea un conflicto al grado de que las personas del pueblo golpean y quieran linchar a los empleados.
El contexto en el que se presenta el conflicto (1968) es de una crisis nacional y mundial. México pasaba por movilizaciones principalmente estudiantiles y personas que se manifestaban en contra del gobierno capitalista, reclaman derechos  civiles y de toda la humanidad, por lo que, principalmente lo jóvenes, eran vistos como terroristas, personas que alteran el orden social,  cuyos comportamientos son violentos, según lo transmiten los medios de comunicación, toda esta crisis se une a la crisis que pasaba el pueblo, una crisis social, económica y política. Era un pueblo prácticamente sin ley. El párroco se hacía cargo de todos los problemas del pueblo, el decidía qué se hacía, cómo y cuándo. Existía entre la gente una gran religiosidad, este gran apego a la religión era aprovechado por el párroco para manipularlos  y trasmitir en ellos  creencias  y comportamientos  erróneos, para mantener el control del pueblo. Así mismo se observa que el pueblo vive en una gran pobreza, es gente  que cuida lo  poco o mucho que tiene, gente ignorante, analfabeta, esto permite que sean manipulados con gran facilidad, poco críticos de la situación social por la que pasaba México en ese  momento.
Todo esto influyó para que la gente tomara esas acciones violentas en contra de los empleados universitarios.
Actores en la trama:
§  Trabajadores universitarios,
§  Párroco (religión),
§  Presidente municipal (autoridades),
§  El pueblo,
§  Medios de comunicación.
Trabajadores: Eran trabajadores de la Universidad de Puebla  pero fueron confundidos con estudiantes comunistas.E el objetivo de estos era ir al volcán “La Malinche” pero al ver que la tormenta les impedía seguir su camino, deciden pasar la noche en el pueblo San Miguel Canoa. Estos son confundidos por comunistas cuyos propósitos, según el párroco y el pueblo, son quitarles su ganado, matar al párroco del pueblo, robar los hijos de la gente e  imponer un estado comunista,  colocando una bandera rojinegra en la parroquia.
Párroco (religión): Era el que guiaba la pueblo en todos los aspectos, él  mantenía en orden y ejercía un gran control y poder sobre la gente, se encargaba de la organización  en todos los aspectos políticos, religiosos y económicos. Su papel principal consistió en transmitir a las personas del pueblo malos pensamientos en contra de los comunistas y universitarios, les decía que eran personas en contra del progreso y de Dios y si llegaban al pueblo solo era para despojarlos de sus pertenencias  y eliminar el orden del pueblo, esto contribuyó a que  las personas tomaran esa actitud en contra de los trabajadores. El párroco no estaba dispuesto a perder los privilegios y la posición que tenía en la sociedad.
Presidente municipal: Este no era el que mantenía el orden a partir de las leyes, era manipulado por el párroco, no cumplía su función como presidente, si fuese así no hubiera permitido que la gente reaccionara de esta manera.
El pueblo: Fue quien tuvo la participación principal al tener actos violentos contra los trabajadores, estos actuaron influenciados por el párroco y los medios de comunicación, aunado a la situación en la que vivían que hacía ver a los trabajadores como una amenaza para su bienestar social y económico, si los trabajadores lograban los  objetivos  que se les atribuían el pueblo estaría en problemas, principalmente no tendrían párroco, la persona que más les había ayudado a progresar, las personas  los veían como amenaza. El sacerdote se aprovechaba del fanatismo de la gente hacia la iglesia para trasmitir ideologías erróneas.
Medios de comunicación: Estos ocuparon un papel primordial al modificar y manipular la información que transmitían, esto influyó  en que el párroco viera amenazada  la posición social  que tenía.
Hay un proceso de influencia principalmente a partir del  poder, el párroco es el principal actor que se encargó de influenciar ideológicamente a las personas del pueblo en contra de los trabajadores, este no quería que la gente se desviara del orden, no quería ver que la influencia que ejercía en la gente se fuera abajo.
Se puede observar cómo se da el proceso de influencia, pero una influencia derivada del poder, ya que  el párroco buscaba  mantener el control de la gente  haciendo que sus conductas se adapten a lo que les establecía como correctas. La gente se adaptaba y asumía una conducta sumisa a las órdenes del párroco. Principalmente busca tener orden, no salirse de los lineamientos, por eso a los trabajadores se les veía como los que amenazaban el orden que se había impuesto. Aquí la influencia que se observa es unilateral, la gente del pueblo es el blanco y el párroco la fuente. Este tiene la verdad absoluta  y busca siempre mantener el orden social,  así se crea una dependencia por parte del pueblo  hacia el párroco.
En este pueblo, las personas se encuentran totalmente sometidas por el sacerdote, quien tiene una procedencia dudosa, él llega al pueblo con el lema de progreso, pavimentando las calles, poniendo luz, agua y teléfono al pueblo, pero estos servicios eran cobrados a la comunidad, algunos estaban de acuerdo en el pago, pero otros no, ya que el pueblo era muy pobre, ellos decían, “que trabaje, para que vea lo que cuesta ganarse el dinero”.
El mismo sacerdote, en las homilías de su misa hablaba mal del comunismo, decía, que quería matarlo para ondear su bandera en la iglesia, que robarían y se llevarían a los niños inocentes.
Al mismo tiempo, la película va narrando la vida de unos jóvenes trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla, que planean ir al cerro de La Malinche a acampar, el 14 de septiembre. Llegado este día, los jóvenes deciden irse, sabiendo que había mal tiempo en el estado de Veracruz, y esto afectaba el estado de Puebla.
Una vez que llegan a Canoa, se encuentran con una tormenta y como ya era noche, los jóvenes buscan asilo en la iglesia, el sacerdote no se los da, ya que los jóvenes no llevaban identificaciones, al presentarse cometieron el error de mencionar que venían de la Universidad.
Ellos tratan de buscar asilo con alguien más pero nadie se los da, al contrario, les dicen que se vayan. Van a donde pasan los camiones que van para Puebla, pero hay  alguien que les ofrece asilo, ellos echan un volado y deciden quedarse.
Quien da asilo a los jóvenes es un agrarista, opuesto a las imposiciones del párroco. Este factor convence al pueblo de que quienes creen que son estudiantes, son también comunistas.
Al poco tiempo, comienzan a sonar las campanas de la iglesia y la ama de llaves comienza a reunir a la gente diciendo que los comunistas ya estaban ahí. Una vez que todo el pueblo estuvo reunido, se pusieron en marcha camino a la casa de las personas que les dieron asilo, estas personas les preguntan a los jóvenes “¿Qué hicieron?”. Ellos responden “nada, solo somos trabajadores de la Universidad?”. El señor trata de sacarlos por la puerta de atrás, pero toda la casa está rodeada por el pueblo.
La gente amotinada rompe la puerta de la casa, asesinan al anfitrión y en ese momento comienza el brutal linchamiento contra los jóvenes. A los pocos días los cuerpos son encontrados, pero los periódicos narraban la versión del pueblo y no la verdad, el párroco elude el tema, el crimen queda impune y nadie es castigado por esta  atrocidad.
CONTEXTO:
Es el año de 1968, año en que México se encuentra a punto de realizar las olimpiadas, los jóvenes estudiantes y algunos grupos de trabajadores, estaban inconformes con esto, ya que decían que el México real no era lo que se mostraba a nivel mundial, aunado a eso, ya había habido varias represiones contra los estudiantes.
Los estudiantes se estaban rebelando al gobierno, protagonizan el Movimiento Popular Estudiantil, que demandaba libertad y democracia.
La tragedia de San Miguel Canoa fue el 14 de septiembre de 1968, el 2 de octubre del mismo año se perpetra la masacre de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.
A nivel mundial estaba en curso la “Guerra Fría”. La rivalidad entre capitalismo y socialismo. En el mundo hay múltiples protestas por la guerra y contra el autoritarismo. A todo movimiento que cuestione el statu quo se le tacha de comunista.
CÓMO ACTÚA CADA TIPO DE ACTORES.
Los actores que representan al pueblo son hostiles y están completamente bajo el yugo del sacerdote, ellos están siempre alerta esperando a los comunistas, quienes para ellos eran aliados del mal. Ellos no querían a nadie que no fuera del pueblo, cualquier extraño podía ser un impostor que haría mal para su pueblo, esta forma de actuar es la de las personas del pueblo que estaban de acuerdo en el sacerdote.
Había quienes no estaban de acuerdo con él y a ellos no les molestaba la presencia de otros, al contrario, les gustaba que fuera gente de afuera para poder contarles como era su vida en el pueblo.
Los actores que personificaron a los jóvenes excursionistas eran como un joven común y corriente, querían divertirse y salir, algunos trabajaban otros no, pero su personalidad era como la de cualquier joven, no medían los riesgos y las cosas les parecían fáciles.
Visto desde la influencia social, es claro que el pueblo estaba completamente bajo la influencia del sacerdote, la gente creía completamente lo que él decía, sin cuestionarlo, es probable que lo haya logrado por la innovación que llevó al pueblo y la repetición tan frecuente que hacia sobre lo mismo.
Su consistencia no era la mejor, porque sus palabras no estaban totalmente de acuerdo con sus actos, pero aun así, logró que su influencia tuviera tanta fuerza, al grado tal de que todo el pueblo, o por lo menos gran parte de él se reunieran para linchar a los jóvenes.
Es increíble el poder de influencia que una persona puede ejercer en todo un pueblo y cómo es que puede manipular sus vidas y su forma de pensar, inclusive su comportamiento. Sorprende que una persona pueda ser el cerebro de todo un pueblo, lo cierto es que el contexto se prestó para esta situación, los medios desplegaban una furibunda campaña de odio contra los comunistas, eso, además de la gran influencia del sacerdote, es lo que propicia que se lleve a cabo este linchamiento.
Hechos como los que narra esta película, aunque en contextos diversos, continúan ocurriendo en México. Personas que en efecto cometen tropelías contra los pueblos siguen siendo linchadas, pues la gente se percata de que las autoridades y los cuerpos policíacos son corruptos y frecuentemente los delincuentes quedan impunes, no se les aplica la ley y quedan en libertad de seguir delinquiendo.
No es el caso de lo ocurrido en Canoa, los trabajadores excursionistas sólo buscaban escalar la Malinche y pasarla bien en los días de descanso. La Universidad estaba en huelga, pero los empleados no participaban en el movimiento, seguían laborando, la huelga era de los estudiantes y los profesores. El gobierno, lejos de buscar el diálogo y solucionar las demandas del movimiento, desató una campaña mediática de odio, acusando de comunista al movimiento, presentándolo como enemigo de México, contrario a las instituciones. En esa época ser comunista era sinónimo de ser ateo, enemigo de la religión. Esa imagen, en un país donde el fanatismo religioso predomina, trae consecuencias funestas, como las ocurridas en Canoa.

AUTOR DE LA TRAMA:
Felipe Cazals.

No hay comentarios.: