lunes, 25 de marzo de 2019

CHIAPAS, PUEBLOS SE ORGANIZAN CONTRA MEGAPROYECTOS DE MUERTE

Chiapas: políticas de “progreso y desarrollo”  que se imponen, violan derechos de pueblos originarios
Solosuchiapa, Chiapas, México.
25 de febrero de 2019.
Frayba Comunicación.
Los Pueblo zoque, tzeltal y tzotzil en Chiapas, se organizan en la defensa de la Madre Tierra porque su territorio se encuentra bajo el asedio de megaproyectos impulsados por empresas privadas que violentan sus derechos colectivos, especialmente a la autodeterminación y la autonomía.
El 22 de junio de 2017, al final de una gran peregrinación en Tuxtla Gutiérrez, el Movimiento Indígena del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y la Tierra denunció:
“Sobre nuestros territorios la amenaza es real por las 11 concesiones mineras otorgadas por el Gobierno con un total de 70 mil hectáreas, 1 ampliación de presa hidroeléctrica sobre las tierras de Chicoasén; 1 proyecto de Geotermia sobre el cráter del Volcán Chichonal sobre 15 mil hectáreas; 1 geo-parque en el mismo Volcán con 2,400 hectáreas; además de pequeñas represas en Ocotepec y Chapultenago. En total más de 180 mil hectáreas de montañas de niebla, manantiales, ríos, tierras ejidales y espacios simbólicos, se encuentran amenazadas por los proyectos extractivos”.
Un ejemplo de los proyectos extractivos es la minería que avanza sin procesos de consulta a las comunidades afectadas en los municipios de Solosuchiapa, Ixtacomitán, Pantepec, Rayón, Ixhuatán, Tapilula, Tapalapa, Copainalá, Coapilla y Chapultenango.
Entre las amenazas al territorio de pueblos originarios, se encuentra la reactivación de la Mina Santa Fe, propiedad de la Minera San Francisco del Oro de SA de CV, perteneciente a la compañía Minera Frisco de Carlos Slim quien obtuvo entre 1988 y 2005 concesiones que representan el 42% del territorio municipal por 45 años, hasta el 2051.2 La Mina Santa Fe, se ubica en Solosuchiapa, al norte de Chiapas, data de finales del siglo XIX y actualmente pertenece a las tierras ejidales del Poblado Agustín Rubio. En los años cuarenta hubo en esta mina explotación de plomo, oro y plata.
Los ejidos y comunidades en Solosuchiapa y la región organizaron en mayo de 2018 un Encuentro para analizar los impactos de la Mina Santa Fe. Decidieron rechazar el proyecto que el Estado mexicano concesionó sin autorización de autoridades comunitarias, sin informar a la población y sin valoraciones del daño a la Madre Tierra.
El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, acompaña la resistencia civil y pacífica de los pueblos zoque, tzeltal y tzotzil, quienes el 25 de febrero de 2019, realizaron una jornada de oración y peregrinación del parque central de Solosuchiapa a la entrada de la mina Santa Fe. Las políticas de “progreso y desarrollo” que se imponen a los Pueblos Originarios violan sus derechos a la tierra, territorio y cultura, de acuerdo al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

No hay comentarios.: