martes, 23 de abril de 2019

¡CLASE OBRERA, A TERMINAR CON TODO TIPO DE CORPORATIVISMO!

El combativo proletariado de Matamoros y la tentación neocorporativa
Artículo publicado en Periódico Consejo Obrero N° 4,
Consejo Obrero, Revista para la Organización Proletaria:
Frente Oriente:
22 de abril de 2019.
 
Al proletariado de Matamoros, Tamaulipas,
A la clase obrera mexicana:
Los primeros días del presente año son particularmente significativos para la lucha de clases en México pues la clase obrera tamaulipeca ha hecho patente la capacidad de lucha que pueden desarrollar los trabajadores del país. En la localidad norteña de Matamoros, en el estado de Tamaulipas, obreros de diversas maquiladoras han hecho crispar los nervios de la burguesía desde que emplazaron a huelga a las distintas empresas asentadas en esa población a mediados del mes de enero. Con el posterior estallido de la huelga general matamorense, los obreros hicieron patentes sus legítimas demandas: aumento salarial del 20% y un bono anual de $32,000. Sin embargo, antes de dicho emplazamiento los trabajadores ya habían desarrollado una serie de paros que llegaron a aglutinar hasta al 40% de los centros laborales.
El movimiento huelguístico desatado por los obreros maquiladores de Matamoros ha resultado inédito y es hoy considerado como el movimiento obrero más importante en la historia de esa ciudad al sumar a la lucha al menos a 50 empresas y a 40,000 trabajadores aproximadamente, lo que representa indudablemente un importante ascenso en la lucha de clases mexicana. Indiscutiblemente los obreros de Matamoros se han convertido en todo un ejemplo de lucha y dignidad para todos los trabajadores del país.
Igualmente, es de resaltar el importante apoyo que ha brindado la abogada Susana Prieto Terrazas al movimiento huelguístico matamorense desde el cual los trabajadores han desarrollado una decidida y frontal lucha contra la injusticia y opresión de la burguesía maquiladora. Sin esta batalla proletaria hubiese resultado imposible la obtención y cumplimiento de las legítimas demandas de los trabajadores pues, pese a todas las presiones, los obreros maquiladores siguen combativos en su proceso de lucha.
El proletariado matamorense ha demostrado, con el despliegue de su lucha, el gran poder organizativo que posee; situación que hace evidente que la clase obrera puede obtener todo cuanto decida si está unificada y organizada: quienes producen la riqueza son capaces de lograr todos sus objetivos y asestar duros golpes contra la política explotadora de la burguesía y en favor de la aniquilación del yugo charril que los “paladines” sindicales de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) han ejercido sobre ellos durante décadas. Con ello, los trabajadores matamorenses expresan una ruptura con el rancio corporativismo priista encarnado en la CTM y en la CROC, y los lleva a plantearse la necesidad de conformar sindicatos independientes fuera de la podredumbre y dominación que ha representado la CTM para los trabajadores.
La construcción de nuevos sindicatos independientes es absolutamente necesaria para quitarse de encima el sometimiento del que han sido objeto los trabajadores por parte de las viejas centrales cuyos principales objetivos han sido la dominación y control de la clase obrera para maniatarla y subordinarla a los designios de la burguesía. La clase obrera debe avanzar en la construcción de su independencia, democracia y autonomía sindical.
Sin embargo, el Estado mexicano busca capitalizar en su favor la justa y necesaria exigencia obrera de conformar nuevos sindicatos independientes. No tenemos duda que el nuevo gobierno tiene necesidades propias en torno a la clase obrera mexicana; su necesidad fundamental en este sentido es lograr la inserción del proletariado a un nuevo proyecto corporativista, pues los antiguos espacios gremiales representados por el cetemismo ya no resultan funcionales. Al Estado le es necesario construir y consolidar sus propios espacios corporativos que le permitan el control y sometimiento de las masas populares y, particularmente, de las masas obreras. Hay evidencia de esto.
El impulso de este neocorporativismo ha sido encomendado a dos figuras nefastas para la clase obrera mexicana: por un lado Napoleón Gómez Urrutia, dirigente charro del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM) y Senador de la República por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien a través de su nueva central, la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), llevará a cabo el afianzamiento de dicho neocorporativismo, diseñado y ajustado a las necesidades de control obrero del actual gobierno. Por otro lado se encuentra el ex-cetemista Pedro Miguel Haces Barba –sobrino de Leonardo “La Güera” Rodríguez Alcaine, nefasto dirigente charro del SUTERM y de la infecta CTM– también senador morenista que busca aglutinar a los trabajadores mexicanos en la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) con la que intenta construir para Morena su propia red de sindicatos.
Es necesario entender que el puesto senatorial que los morenistas han otorgado a Gómez Urrutia y a Haces Barba es estratégico en el proyecto laboral del nuevo régimen, pues serán ellos quienes construyan el nuevo corporativismo obradorista con el que se sustituirá el viejo gremialismo cetemista y se frenará cualquier brote de lucha obrera independiente. El objetivo fundamental tanto de la CIT como de la CATEM será lograr la reconversión del viejo corporativismo priista en uno “nuevo” confeccionado de acuerdo a las necesidades morenistas de control obrero.
Por todo lo anterior, creemos que la lucha emprendida decididamente por los obreros matamorenses no escapa del deseo gubernamental de ser llevada a este proceso de nueva corporativización en el país. No olvidemos que ya han existido denuncias de intromisión por parte del gobierno federal en la lucha de los maquiladores tamaulipecos; por ello, es absolutamente imperioso que los obreros de Matamoros continúen organizados, disciplinados y desatando una lucha frontal contra sus enemigos de clase. Es tarea necesaria defender su movimiento de las garras de este neocorporativismo que busca beneficiar a la burguesía y seguir ejerciendo la dominación tanto del proletariado matamorense como del resto del país.
Nuestra organización, el Frente Oriente, hace un llamado fraterno a la clase obrera matamorense y a la clase obrera mexicana a luchar por una verdadera independencia y autonomía sindical; a desatar todo su potencial de lucha en la acción proletaria callejera y a no caer presa de esta nefasta política neocorporativa.
¡LA EMANCIPACIÓN DE LOS OBREROS SERÁ OBRA DE LOS OBREROS MISMOS O NO SERÁ!
¡A TERMINAR CON TODO TIPO DE CORPORATIVISMO!
¡DESTRUIR LAS CADENAS DE LA OPRESIÓN BURGUESA!
¡POR LA LIBERACIÓN DE LA CLASE PROLETARIA!
FRENTE ORIENTE
¡Proletario y combatiente!
 

No hay comentarios.: