viernes, 26 de abril de 2019

COMENTARIO A: Botellita de Jerez ante el lamentable fallecimiento de Armando Vega-Gil

Reflexionemos sobre las consecuencias de las denuncias destructivas
Doroteo Arango,
La Voz del Anáhuac,
26 de abril de 2019.
Publicamos aquí el “Posicionamiento del grupo Botellita de Jerez ante el lamentable fallecimiento de Armando Vega-Gil”
         Casi un mes después de que Armando tomara su decisión final. No como reacción abrupta ante un hecho irremediable, sino como llamado a la reflexión.
         Y, en ese sentido es que hoy publicamos aquí el comentario de un compañero de Prepa Popular Tacuba, a su vez publicado en su respectivo espacio en Fb:
         Compartimos dicho comentario pues es en sí mismo una respuesta al llamado a la reflexión. A continuación se reproduce textualmente:
“…difiero radicalmente de la opinión de Paco (que retomaron los nuevos de Botellita), a Paco lo respeto por ser compañero desde hace muchos años. Como sabes Armando fue mi amigo desde la escuela y mi vecino por mucho tiempo, con él compartí laaargas conversaciones sobre cine cuando me visitaba en mi empleo en un ‘videocentro’, conociendo a Armando comprendo por qué se suicidó, su personalidad era la personalidad del artista: extremadamente sensible.
Armando conocía a fondo el movimiento Me Too desde dentro porque él lo apoyaba, sabía que ante el irracional fundamentalismo de quienes así son, no hay razonamiento lógico que valga (y cito a Armando):
En fin, es un hecho que perderé mis trabajos, pues todos ellos se construyen sobre mi credibilidad pública. Mi vida está detenida, no hay salida. Sé que en redes no tengo manera de abogar por mí, cualquier cosa que diga será usada en mi contra, y esto es una realidad que ha ganado su derecho en el mundo, pues las mujeres, aplastadas por el miedo y la amenaza, son las principales víctimas de nuestro mundo. En esta perspectiva, lo que menos deseo es que mi hijo se vea afectado por la falsa acusación que se me hace. Debo aclarar que mi muerte no es una confesión de culpabilidad, todo lo contrario, es una radical declaración de inocencia; sólo quiero dejar limpio el camino que transite mi hijo en el futuro. Su orfandad es una manera terrible de violentarlo, pero más vale un final terrible que un terror sin final. La única salida que veo frente a mí es la del suicidio...’
¿Más claro?, ¡ni el agua! Contra la declaración de fe de las pseudo "feministas" no hay razón que valga y el poder de esas fanáticas (y fanáticos) lo dejaría sin empleos, por eso en palabras de Armando ‘más vale un final terrible que un terror sin final’. En fin, el fanatismo misándrico (odio a los hombres) al igual que la misoginia (odio a las mujeres) es una realidad". 
Afortunadamente ya se están conociendo cada vez más las posturas del feminismo no misándrico, que no considera a los hombres como su enemigo natural por eso me gusta tanto el feminismo de Rita Segato y otras”.
Un comentario más, ahora de Ma López:
Lo transcribimos textualmente:
A diferencia de la "misandria", la misoginia: odio hacia las mujeres; es uno de los fundamentos del sistema patriarcal en su actual versión moderna, capitalista neoliberal.
La supuesta misandria, no se compara en lo absoluto con la misoginia que diariamente se hace crimen en al menos 9 mujeres asesinadas en México, cada 40 minutos, cuando una mujer es violada, cada vez que una mujer es vendida y comprada por hombres para el disfrute de hombres.
¿Cuál pseudofeminista? ¿Sabían ustedes que cuando Freud, empezó a analizar a las mujeres de sus amigos, para construir su teoría; al encontrar tantas experiencias de violencia sexual contra ellas, desde su niñez, prefirió suponer que eran fantasías de las mujeres, en lugar de asumir que sus amigos y las familias de esas mujeres, eran misóginas/misóginos, violadores?
Me parece espeluznante, como prefieren seguir culpando a las mujeres, antes de guardar silencio y mirar su vida, su cadena de violencias.
Qué pena que ustedes publiquen un comentario como ese en un momento como este donde la violencia contra las mujeres se intensifica.
Qué pena que compartan un comentario como éste que cita a Ságato, cuando ella ha demostrado que está con el poder del estado, con el poder masculino: ella no es feminista, ella es una reformista.
Qué pena que Armando se haya asesinado, pero quizá es un ejemplo que muchos hombres violentos tendrían que seguir.

No hay comentarios.: