lunes, 1 de abril de 2019

EL 99% DE ASESINATOS DE PERIODISTAS EN MÉXICO SIGUEN IMPUNES

Por qué los asesinatos de periodistas en México podrían juzgarse en la Corte Penal Internacional
Eliana Gilet,
Sputnik:
01 de abril de 2019.
México es uno de los lugares más peligrosos en el mundo para ejercer el periodismo, por detrás de las zonas de Medio Oriente en guerra. Desde el año 2000, son alrededor de 150 los comunicadores asesinados. La inmensa mayoría de estos crímenes permanece en la impunidad, por lo que la sociedad civil pretende llevarlos a la Corte Penal Internacional.
Las organizaciones Reporteros Sin Fronteras (RSF) y Propuesta Cívica presentaron una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) por los periodistas asesinados en México entre los años 2006 y 2018, según explicó Christophe Deloire. 
Las organizaciones Reporteros Sin Fronteras (RSF) y Propuesta Cívica presentaron una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) por los periodistas asesinados en México entre los años 2006 y 2018, según explicó Christophe Deloire, secretario general de RSF.
"En el texto [de la demanda ante la CPI] se argumenta que estos crímenes deben ser tipificados de lesa humanidad, de acuerdo con el artículo 7 del Estatuto de Roma, debido a que hay una práctica sistemática contra un grupo de la población, los periodistas", sostuvo el titular de la organización que defiende la libertad de prensa.
Deloire se reunió con el subsecretario de Derechos Humanos del gobierno federal, Alejandro Encinas, para comunicarle oficialmente acerca de la presentación de esta denuncia, aunque originalmente tenían previsto reunirse con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.
Reporteros Sin Fronteras solicitó ese día al Gobierno mexicano que acompañe la denuncia presentada por esta organización civil ante la CPI, para que sea aceptada e investigada sin miramientos.
Encinas reconoció públicamente que el mecanismo de protección a periodistas ha fallado y que será revisado por la Auditoría Superior de la Federación en conjunto con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
Para Deloire, el principal problema es que la investigación de estos crímenes "no toma en cuenta la labor periodística como base de sus casos" aunque "hay elementos que señalan a las autoridades como piezas clave para concretarlos".
La Corte Penal Internacional es un órgano de justicia internacional que puede actuar ante crímenes de guerra, genocidio, crímenes de lesa humanidad o agresión, siempre y cuando la justicia del Estado donde se cometieron los hechos (o cuyos nacionales lo hayan hecho) no pueda, se niegue a hacerlo o se hayan agotado las vías internas. La CPI juzga a personas físicas y no jurídicas.
El tribunal, con sede en La Haya, actúa así bajo el principio de complementariedad. El fiscal puede actuar e iniciar una investigación al respecto de un caso. También lo puede remitir el Estado parte -México ratificó en 2005 el Estatuto de la Corte- o el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Los casos
"Se investigarán y juzgarán a cómplices políticos y a quienes dieron órdenes desde la autoridad para que se detenga la justicia en los 116 casos que documentamos", sostuvo Deloire en conferencia de prensa.
Reporteros Sin Fronteras presentó 102 casos de asesinatos de periodistas, así como otros 14 que han sido desaparecidos como consecuencia de su labor en México desde 2006 a la fecha. Es decir, luego de la adhesión del país a la CPI.
Deloire sostuvo que desde hace tres años, México tomó notoriedad entre los países más peligrosos para ejercer el periodismo y señaló que parte del problema tiene que ver con "el 99% de impunidad" que tienen los casos a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la libertad de expresión, creada en 2010.
"En la mayoría de los casos no existe sentencia y si la hay, es contra el autor material. No hay una sola sentencia donde se vea involucrado el autor intelectual" del crimen, dijo a su vez, Emmanuel Colombié, director del despacho para América Latina de Reporteros sin Fronteras.
Desgranando los datos presentados por la entidad, puede verse que durante el sexenio de Vicente Fox se registraron 25 asesinatos; 52 fueron durante el sexenio de Felipe Calderón y 66 durante el de Enrique Peña Nieto.
En lo que va del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, seis periodistas han sido asesinados: Jesús Alejandro Márquez Jiménez de Nayarit; Diego García Corona, de Morelos; Rafael Murúa Manríquez, de Baja California Sur; Reynaldo López, de Sonora; Santiago Barroso Alfaro, Sonora; y Omar Camacho de Sinaloa.
De acuerdo con un comunicado la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, desde el año 2000 y hasta el 25 de marzo de 2019, han muerto 146 personas en el ejercicio de la profesión periodística.

No hay comentarios.: