jueves, 25 de abril de 2019

LA REFORMA LABORAL APROBADA dejará una herida abierta en la clase obrera

¡Qué vergüenza! Reforma Laboral: consummatum est
Manuel Fuentes,
La Silla Rota:
CNTE Nuevo León:
24 de abril de 2019. 
Finalmente, el proceso de la reforma laboral, en la vía de los hechos ha terminado, como dicen los juristas: consummatum est. Aún falta por agotar la etapa de aprobación formal en la Cámara de Senadores, pero en los días que restan del mes de abril todo será cuestión de trámite.
Los foros y consultas que se anunciaron a los sectores interesados en la Cámara de Senadores quedarán en el olvido. El objetivo ahora será, que contra viento y marea el decreto de reforma laboral sea promulgado a más tardar este primero de mayo. Cualquier observación que se formule debería regresar a la Cámara de Diputados para su discusión y dicen que los tiempos no dan para que esté de vuelta en la Cámara de Senadores antes del primero de mayo. Un periodo extraordinario lo consideran inviable políticamente.
REFORMA LABORAL
Por ello se prevé que la discusión y aprobación en la Cámara de Senadores ocurrirá sin variar una coma, una palabra, un artículo, alguna frase mal puesta, alguna regresión a los derechos laborales. Su análisis tendrá que guardarse en un cajón del sótano legislativo, porque el dictamen enviado por la Cámara de Diputados será aprobado, de manera literal, ya que en las ventanas exteriores del aposento del gobierno mexicano están que revientan, por los reclamos de legisladores demócratas para que se apruebe la reforma laboral en forma inmediata.
Es una condición que impone el país del norte: la aprobación de la reforma laboral; petición que nuestro gobierno “acepta” de manera soberana (¿?), a pesar de los reclamos de organizaciones laborales para que se atiendan observaciones que anulan los avances de la libertad sindical.
El manotazo dado en la mesa por la congresista demócrata Nancy Pelosi para que se apruebe la reforma laboral en México, con la amenaza que de no hacerlo se negará la aprobación del acuerdo comercial trinacional, ha puesto en alarma, casi en la taquicardia, a los funcionarios mexicanos. Por ello han movido las piezas necesarias para que toda discusión en la Cámara de Senadores se abandone a pesar de cuestionamientos que existen sobre el proyecto en alguno de sus puntos.
Aunado a las declaraciones de la Congresista Pelosi fue la publicación de la carta firmada por más de 80 congresistas demócratas enviada al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer en el que apuran se presione al gobierno mexicano para que apruebe la reforma laboral con los puntos comprometidos.
Los más de 80 congresistas exigieron “más firmeza” en el reclamo al gobierno mexicano para que cumpla con el Anexo 23 del Tratado “USMCA” (en su versión inglesa), conocido como T-MEC (en su versión mexicana). Señalaron que no “debe permitirse” que los compromisos mexicanos de reforma laboral se conviertan en un juego de opción múltiple en el que las partes puedan elegir cuáles obligaciones quieren cumplir o no.
ESTADOS UNIDOS
Los legisladores estadounidenses se sienten incómodos, molestos, y ahora exigen que el gobierno mexicano cumpla su palabra. Ellos no entienden que el poder legislativo mexicano es un ente independiente y tiene que darse sus propios tiempos, pero esta vez se le ha cerrado toda posibilidad de fungir su papel de poder autónomo. El reclamo de los legisladores del norte puede más que una actitud soberana que debe ser defendida, puede más que la exigencia de organizaciones mexicanas de trabajadores que reclaman afectaciones en sus derechos.
Los legisladores demócratas reclaman al representante comercial de Estados Unidos que se haya permitido que al gobierno mexicano posponer la promulgación e implementación de la reforma laboral acordada en el Anexo 23 del T-MEC. Ahora consideran imprescindible que a los trabajadores mexicanos se les conceda una prerrogativa que ni en Estados Unidos tienen, como es ejercer el voto personal, libre y secreto en las negociaciones, en dos tiempos:
1) En la elaboración de las peticiones que se dirijan al patrón y
2) En el proyecto de acuerdo con el patrón que se materializará en el Contrato Colectivo de Trabajo.
Los legisladores urgieron a que exista una Junta (sic) Nacional de Conciliación y Registro Laboral y se garantice que los desafíos del ejercicio de representación sindical no estén sujetos a demora en los procesos legales.
Impulsar una reforma laboral como la que se está aprobando requiere de suficientes recursos presupuestarios porque de lo contrario, esa libertad sindical y la desaparición de los contratos de protección que se pretende serán letra muerta; ahora el gobierno mexicano no da señales que pretenda abonar en ese camino.
Una reforma laboral no será considerada consumada cuando se violentan derechos humanos en puntos estratégicos en perjuicio de los trabajadores. Una reforma laboral aprobada así, dejará una herida abierta, que tendrá una respuesta obrera.
De otros avatares:
Sigue la huelga en la UAM, y un rector que no da la cara
Tragedia para la comunidad universitaria de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) tener una rectoría incapaz de dar respuesta satisfactoria a sus trabajadores, ahora con la suspensión de labores más larga de la historia. Más de 58 mil estudiantes y 9 mil, 929 trabajadores son las víctimas, son los rehenes de un Rector que no se ha atrevido a dar la cara en estas negociaciones, que ha permanecido escondido atrás de personajes que sólo han provocado una mayor división en la comunidad.
¿Hasta cuándo se terminará esta huelga? ¿Hasta cuándo entenderá Rectoría que la prolongación de esta huelga ha sido por la falta de respeto al Contrato Colectivo y de la bilateralidad, así como la falta de responsabilidad de atender el grave deterioro salarial de sus trabajadores?
A las autoridades no les importan los estudiantes que ya enfrentan la pérdida de un trimestre, retraso en la entrega del trámite de su titulación, de la falta de pago en sus becas universitarias, de la degradación universitaria.
¡Qué vergüenza!

No hay comentarios.: