miércoles, 3 de abril de 2019

¿PUEDEN ERRADICARSE DE MÉXICO LAS PRÁCTICAS DE TERRORISMO DE ESTADO?

Ruta crítica para una probable solución a la guerra sucia
Por Alberto G. López Limón
Publicado en el Periódico El Zenzontle, N° 183, abril de 2019.
Marzo de 2019
Se insiste por muchas organizaciones defensoras de derechos humanos que existe hoy la voluntad política del Estado para resolver definitivamente el problema de la desaparición forzada.
Sin embargo en sus análisis no toman en cuenta las diferencias existentes entre los casos relacionados con las luchas sociales, la defensa de los recursos y riquezas naturales, con las luchas para desarrollar y consolidar nuestro régimen democrático, o con las producidas por manifestaciones del crimen organizado. Para el Estado todas esas formas de expresión son iguales. Para ellos es igual que grupos paramilitares detengan, torturen y ejecuten a dirigentes indígenas y campesinos, pues las causas se encubren con el término de “crímenes”.
Lo político-social es encubierto con la ideología y la mentira.
Si nos atrevemos a buscar una ruta crítica para una probable solución a la desaparición forzada de personas durante la llamada guerra sucia (lucha armada socialista) en México (1960-1980) es necesario que el Estado inicie:
A) Medidas para la ubicación de los desaparecidos políticos y la reconstrucción de sucesos del pasado
1.- Ubicar y exigir copia que sean de conocimiento público de los siguientes documentos que se han elaborado y se encuentran en instancias oficiales (la mayoría en la Procuraduría General de la República)
a) Informe de la CNDH sobre la desaparición forzada de personas, en particular sus anexos nunca han sido publicados y contienen testimonios de agentes de la policía y de soldados relacionados con la detención de personas. Cuando se creó la FEMOSPP se le entregaron dichos materiales.
b) testimonios que se levantaron por la FEMOSPP y que se han mantenido en reserva ilegalmente.
c) el informe de la FEMOSPP elaborado por el equipo de Historia (informe histórico). Se le entregó copia al Procurador y a la Presidencia de la República.
d) devolución de todas las cajas de documentos certificados que se entregaron al organismo encargado de la FEMOSPP que contenían copias certificadas de todos los documentos que se habían tramitado en el Archivo General de la Nación.
Todos esos documentos quedaron en resguardo de la Procuraduría General de la República y se encontraban en el lugar donde se encontraba en reserva casos como el de Colosio.
En todos los documentos se obtienen huellas o pistas sobre la detención, secuestro, y última ubicación de cada uno de los desaparecidos políticos.
Estas actividades serían propias de una Comisión Federal de la Verdad, que abarcara todo el periodo de la lucha armada socialista o contrainsurgencia armada (terrorismo de Estado o Guerra Sucia), garantizando el Derecho a la Verdad.
B) Medidas para la justicia y reparación del daño
·       Honrar la memoria del desaparecido en su carácter de luchador social por la democracia y la justicia
·       Elaborar calendario para cambio de nombres a calles, colonias, parques públicos, escuelas, deportivos, bibliotecas, quitando el de torturadores y represores sustituyéndolos por el de los desaparecidos.
·       Elaborar documentación y difusión amplia de todos los violadores de derechos humanos, reseñando su historia de vida, responsabilidad en la política represiva del Estado, crímenes cometidos.
·       Creación y fortalecimiento de un fideicomiso económico para resarcir los daños físicos, económicos y materiales a las víctimas de los crímenes del pasado y sus familias
·       Celebración de actos públicos y oficializar unafecha como el día del desaparecido político o del luchador social
·       Mientras se organiza el fideicomiso, la designación de una cantidad por tiempo determinado económica mensual lo más pronto posible para garantizar comida, vivienda, salud, vestido digno a las familias de los desaparecidos políticos.
·       Banco de datos de materiales obtenidos en los archivos gubernamentales a disposición del público en general vía Internet
C) Medidas para no repetición de los hechos
§  Dejar de criminalizar la lucha social.
§  Para no olvidar: la obtención en comodato por una duración de 90 años de un terreno donde se construya un Museo del Desaparecido Forzado y un mausoleo conmemorativo para la perpetuación de la memoria, administrado por los familiares de los desaparecidos políticos. Así como la creación de un Centro de Investigaciones de los Movimientos Armados en México a fin de recuperar la memoria histórica. 
El gran inquisidor
José Emilio Pacheco (1939-2014)
Señor, guarde silencio o le cerramos la boca
de un latigazo.
Se la inutilizaremos bajo el hierro candente.
Con las tenazas de la Ley retorceremos
su lengua.

No nos haga llegar a los extremos.
Guarde silencio. Cállese. No hable.
Al juez no se le juzga.
El imparte Justicia, decide todo.
Es la mente que piensa por nosotros.

En cambio usted no es nadie, no sabe nada.
Se llama simplemente el acusado.
Que soberbia aspirar a defenderse.
¿Supone que en el valle de Josafat
se atrevería a increpar a Dios Padre
por la forma tan justa en que creó este mundo?

¿Se da usted cuenta? Es el culpable de un crimen.
No sabrá cual, no sabrá cual,
morirá sin saberlo.

Debe pagar por ello. Y de qué manera.

No, no: no abra la boca. No interrumpa.
Respete al Juez y su Alta Investidura.
Es la Ley, se halla aquí para juzgarlo.
Está en peligro de volverse reo
De Lesa Majestad. Acepte y calle.

¿Desea, señor, que pierda la paciencia?
No me obligue a salir de mis cabales
Añadiré a su cuenta de pecados
el delito nefando de la blasfemia.

No me venga con cuentos de derechos humanos.
Usted ya no es humano: es el enemigo.
Vea en esta faramalla un pretexto formal
que disimula y cubre el expediente.
Dentro de unos instantes ofrendaremos su cuerpo
en el altar del Bien, la Bondad y el Orden Fraterno.

No hay comentarios.: