miércoles, 1 de mayo de 2019

1° DE MAYO 2019: ORGANIZARNOS Y LUCHAR POR LA VIDA DIGNA

PROTESTAS OBRERAS EN LAS CALLES
Doroteo Arango,
La Voz del Anáhuac,
1° de Mayo de 2019.
Este año se mostró en las calles el coraje de muchos trabajadores. Entre los contingentes que partieron a las 9 am del Monumento a la Revolución, destacaron:
.- el Sindicato Independiente de Trabajadores dela Universidad Autónoma Metropolitana (Situam), que hoy cumple 3 meses en huelga, acosado por neoesquiroles (la “burocracia dorada” de la UAM, académicos “distinguidos” y estudiantes que reclaman su “derecho a estudiar”, pretenden que ese derecho está por encima del derecho de huelga);
.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que rechaza la “nueva reforma educativa”, pues la califica como una simulación, ya que en esencia es la misma que impuso Peña Nieto, anunció paros laborales escalonados hacia el 15 de mayo. Hoy su grito de lucha es ¡ABROGACIÓN, NO SIMULACIÓN!
.- El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que cumple ya 10 años en la resistencia ante la desaparición de la Compañía de Luz y Fuerza del  Centro que implicó el despido masivo de 40 mil trabajadores, por decreto impuesto por Calderón en 2009.
.- La Asociación Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica (ANUEE) que sostiene huelga de pago del servicio eléctrico hasta que haya una solución justa al SME, se reconozca como derecho humano el servicio eléctrico, tarifas justas y borrón y cuenta nueva.
.- La Cooperativa Pascual, que resiste la voracidad de los monopolios refresqueros transnacionales (Coca-Cola y Pepsi-Co).
.- Los telefonistas, cuyo sindicato es parte de la UNT, resisten desde hace 3 años la pretensión de la “separación funcional de Telmex” y el anuncio de la empresa de que este año no podrá pagar utilidades, pues se declaró en “números rojos”.
.- Madres y padres de los 43 compañeros normalistas de Ayotzinapa desde el 26 de septiembre de 2014.
También estuvieron Contingentes de la Nueva Central de Trabajadores (NCT), de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y hasta de la Confederación Internacional de Trabajadores que encabeza, el ahora senador por Morena, Napoleón Gómez Urrutia.
No podían faltar, por supuesto, las organizaciones que se asumen de izquierda, como el Movimiento de Trabajadores Socialistas (MTS), el Partido Obrero Socialista (POS), la Organización Nacional del Poder Popular (ONPP) y otras. Algunas ofreciendo sus publicaciones: la Unión Popular de Vendedores Ambulantes “28 de Octubre”, Izquierda Revolucionaria, Congreso de la Soberanía, Grito Rojo (Taller de Arte e Ideología).
Por ahí algunos jóvenes obsequiaban diversos números de la revista semanal Contralínea (periodismo de investigación).
El Zócalo lucía lleno, muchos manifestantes estaban sólo unos momentos, compraban alguna bebida refrescante o un vaso de fruta y se retiraban. Pocos escuchaban los discursos de los oradores.
El primer orador fue el secretario general del Situam, también hablaron Gómez Urrutia y Hernández Juárez, representantes de la CNTE, del STUNAM y de una amplia diversidad de organizaciones gremiales y sociales.  
Pasaban ya las 2pm y seguían llegando contingentes de trabajadores de muy diversos sectores, incluso uno de policías.
MANIFIESTO 1 DE MAYO 2019 SITUAM
Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana,
1 de mayo de 2019.
Primero de mayo día de la lucha de los trabajadores
Este día se conmemora la lucha de los mártires de Chicago, trabajadores masacrados en 1886 por defender sus derechos. Sus asesinos estaban muy equivocados si pensaban que con su muerte se olvidaría su ejemplo.
Hoy a 133 años, el SITUAM sigue sus pasos por medio de la huelga que iniciamos el 1 de febrero. Nuestra huelga, no es un fenómeno aislado, lucha en contra de los privilegios, la desigualdad, los bajos salarios, el abuso de los patrones, el ataque a los derechos laborales que afecta no sólo a nuestros trabajadores, sino también a todos los del país.
A sus 44 años de fundación, nuestro sindicato como organización independiente y democrática, ha enfrentado distintas adversidades y los efectos del neoliberalismo, que han deteriorado radicalmente las condiciones laborales y económicas de la clase trabajadora. Esta situación se ha visto agravada por las políticas de despojo de los derechos de los trabajadores. Este modelo económico ha propiciado la distribución inequitativa de la riqueza, que también se ve reflejada en la distribución del presupuesto en las universidades públicas donde una minoría se enriquece y la mayoría padece la pobreza.
Durante estos tres meses de huelga el sindicato ha evidenciado problemas estructurales de nuestra Universidad: la desproporcionada distribución del presupuesto, la cooptación de la universidad por grupos de poder, la falta de democracia, el autoritarismo, el clasismo y el desprecio por los trabajadores, la desintegración del tejido social y el deterioro del modelo educativo.
Se ha demostrado con diversos estudios cómo las autoridades universitarias utilizan el presupuesto para asignarse salarios, estímulos y compensaciones fuera de toda proporción de las condiciones actuales del país. La universidad ya no es la misma.  Se tiene que acabar con los privilegios de los grupos de poder.
Para la solución de nuestro movimiento se han planteado diversas formas de distribución del presupuesto y lo único que hemos recibido de las autoridades es su completa cerrazón. Durante tres meses hemos enfrentado una simulación, las autoridades han dejado claro que no quieren negociar.
Las autoridades de la universidad no solo se han mostrado inflexibles, sino que  ahora, lanzan una ofensiva para dar un golpe al sindicato, y con ello, al sindicalismo independiente. Promueven discursos de odio y de castigo hacia los trabajadores por no acatar su política de contención salarial y haber mostrado el uso inequitativo del presupuesto.
Han intentado todo para acabar con nuestro movimiento. Con el uso de los recursos de la Universidad, y apoyándose en un exhorto del Congreso de la Ciudad de México, que viola principios básicos de La ley Federal del Trabajo y los Convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo, organizaron una consulta y una marcha el pasado jueves 25 de abril, para exigir ilegalmente el levantamiento de la huelga. Con esta injerencia no sólo pretenden darle un golpe al SITUAM, sino al derecho de huelga de todos los trabajadores.
En esta movilización, las autoridades universitarias presionaron al personal de confianza para que asistiera, utilizaron a sectores de académicos “distinguidos” e incluso estuvieron presentes conocidos grupos porriles.
Todo para crear una falsa cobertura mediática que encubre su incapacidad para resolver la huelga. En esta marcha el Rector General, Abel Peñalosa Castro, declaró que el enemigo está en el sindicato, que la huelga ha sido prolongada artificialmente y que ya no tiene razón de ser.
Se equivocan si piensan que con estas agresiones nos van a derrotar. El SITUAM tiene una historia de lucha y no va a renunciar a ella. Por el contario, refrenda su compromiso con el sindicalismo independiente y por la transformación social de nuestro país.
En los tiempos actuales, los sindicatos serán un actor importante en la lucha contra la desigualdad, por acabar con los privilegios, contra la política de topes salariales y por una distribución justa de la riqueza en nuestro país.
Sólo con el fortalecimiento de nuestras organizaciones lograremos conquistar nuestras demandas. Nos proponemos reforzar nuestra organización para hacerle frente a los grandes retos que tendremos de cara a las reformas educativa y laboral.
No podemos depender de la buena voluntad del gobierno. Sólo podemos confiar en nuestra fuerza, organización y la unidad con otros sindicatos y sectores del pueblo, para hacer realidad nuestras demandas.
Hoy, nuestro sindicato confirma que la lucha no es sólo por un salario digno y el respeto de nuestro Contrato Colectivo de Trabajo. Es también por la defensa de nuestra propia organización.
La lucha sindical universitaria es por la defensa de la educación pública y gratuita. La educación pública universitaria tiene sus cimientos en los quehaceres cotidianos de trabajadores académicos y administrativos.
El SITUAM hace un llamado a los universitarios, a los sindicatos y al pueblo en general a organizarse para defender los derechos de los trabajadores, a luchar por salarios dignos, por una distribución equitativa de la riqueza y a defender la universidad pública.
¡QUE VIVAN LAS LUCHAS DE LOS TRABAJADORES DEL MUNDO ENTERO!
¡QUE VIVAN LAS LUCHAS DE LOS TRABAJADORES DE MÉXICO!
¡QUE VIVA LA LUCHA DEL SITUAM!
SITUAM
“Por la Unidad en la Lucha Social”
Apoyemos las huelgas; recuperemos un salario decente y nuestros derechos laborales
Agrupación de Lucha Socialista:
01 de mayo de 2019.
Huelgas, paros, marchas y plantones de obreros, médicos, enfermeras, trabajadores universitarios, académicos y maestros se suceden por todo el país. A la cabeza estuvieron los obreros de Matamoros con decenas de miles en huelga; trabajadores de universidades de distintos estados; los maestros de la CNTE anunciaron un fuerte plan de lucha. Todo lo anterior anuncia, por primera vez en muchos años, un ambiente favorable para la celebración del Día Internacional del Trabajo el 1 de mayo del 2019.
Desde hace 25 años no se veía en México una efervescencia sindical parecida. Luego de que el pueblo derrotó al PRI y PAN el pasado 1 de julio, es hora de llevar la lucha directamente contra los empresarios y ya no sólo contra sus partidos en elecciones. Es necesario recobrar el salario mínimo que marca la Constitución, que aumente conforme suban los precios para que alcance a satisfacer las necesidades básicas de una familia.
Es necesario contar con empleos formales en los que el trabajador cuente con base y estabilidad, seguridad social, prestaciones, vacaciones y una pensión suficiente.
Es necesario democratizar nuestros sindicatos, hay que expulsar a los “líderes” charros vividores y traidores de los trabajadores y convertir a los sindicatos en organizaciones de combate que defiendan a sus agremiados.
Es necesario que todos apoyemos a los huelguistas y demás trabajadores en lucha.
Asimismo, es importante no confiar en que el nuevo Gobierno Federal va a apoyar la causa de los asalariados. El presidente López Obrador está demasiado comprometido con los empresarios y otros sectores del régimen como para escuchar las voces de los que menos tienen. El aumento al salario mínimo que ha decretado el Gobierno Federal -bajo la presión de Trump en las negociaciones del nuevo TLC- es una migaja y un insulto para millones de trabajadores que reciben sueldos que siguen estando entre los más bajos del mundo.
Muchos miles de trabajadores al servicio del estado fueron despedidos por la nueva administración de AMLO. Otros, que esperaban ser contratados mediante pagos por “honorarios” también están en desempleados.
Esta “austeridad” de la que hace gala el gobierno de la 4T no está beneficiando al pueblo sino que es para satisfacer los dictados de los organismos empresariales internacionales y del país.
Aunque trata de disimularlo, el gobierno está en contra de las huelgas; incluso miembros de su gabinete y partido han operado contra las luchas sindicales. Ha permitido que el gobierno de Tamaulipas reprima salvajemente a obreros de algunas fábricas. Y en las universidades, presiona para que no se otorgue a trabajadores y profesores lo que piden sino aumentos salariales ridículos.
Los trabajadores en lucha pueden esperar la solidaridad de otros trabajadores, campesinos, mujeres, estudiantes y sectores populares. La CNTE, junto con los obreros de Matamoros y sindicatos universitarios, deberían convocar a la formación de una Coordinadora Nacional de todos los que están en lucha, incluyendo a las comunidades que se oponen al despojo de empresas mineras y de los llamados “megaproyectos”, así como a las organizaciones e individuos dispuestos a brindar solidaridad.
Ninguna de las fuerzas que hoy se están movilizando es capaz por si misma de lograr objetivos como los que hemos planteado en párrafos anteriores. Pero el movimiento de los trabajadores cuenta con un arma que en el pasado lo llevó a alcanzar conquistas que hubieran parecido imposibles, como lo fue la nacionalización de la industria petrolera en 1938. Esta poderosa arma, que había quedado casi en el olvido durante las últimas décadas, es el frente único de lucha.
Este Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, ¡salgamos a las calles a demostrar nuestro apoyo a todos los que luchan, y en defensa de nuestros derechos laborales y las conquistas históricas del pueblo trabajador!
La liberación del pueblo trabajador será obra del pueblo trabajador mismo.
AGRUPACIÓN DE LUCHA SOCIALISTA - ALS
LIGA DE UNIDAD SOCIALISTA – LUS
PARTIDO OBRERO SOCIALISTA – POS

No hay comentarios.: