jueves, 30 de mayo de 2019

DE OPERAR, SANTA LUCÍA ENFRENTARÁ PROBLEMAS EN SÓLO 10 AÑOS

La Manifestación de Impacto Ambiental estima que en 2031 Santa Lucía tendrá complicaciones
Enrique Méndez,
Periódico La Jornada:
Lunes 27 de mayo de 2019, p. 31
El aeropuerto de Santa Lucía iniciará operaciones con un edificio terminal y 38 salas para operaciones de sólo dos aerolíneas y comenzará a tener problemas de saturación en 2031 y 2032, y terminada la vida útil del proyecto deberá decidirse por una remodelación o el cierre de las instalaciones, según la Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto.
El documento, que circuló en la Cámara de Diputados, refiere que el crecimiento del edificio terminal y de las operaciones será por etapas y podrá tener entre 180 y 190 posiciones.
De los 68 mil millones que costará la construcción, 11 mil 900 serán para una autopista confinada -en un tramo será elevada- y un Metrobús que transportará a los pasajeros desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
Hay proyecto para 50 años
La totalidad de las instalaciones proyectadas en Santa Lucía consideran que en su etapa de mayor crecimiento logre atender a 100 millones de pasajeros al año, que complementado con el AICM y el Aeropuerto Internacional de Toluca podrían llegar a 140 millones de pasajeros anuales, capacidad suficiente para atender la demanda de servicios aeroportuarios civiles en los próximos 50 años, indica.
La primera etapa, a partir de 2021, y al tratarse de un aeropuerto complementario al AICM, únicamente podrá atender una demanda de 18 millones de pasajeros al año y las operaciones de dos líneas aéreas.
A partir de ese año se prevé que el crecimiento pueda estabilizarse entre 30 y 35 millones de pasajeros al año. En 2021, como está proyectado, sólo considera un edificio terminal con 38 posiciones de contacto, y a partir de 2022 se espera que esté terminada una segunda etapa; una tercera considera dos edificios adicionales para crecimiento futuro, en un horizonte de 30 años.
Escenarios de vida útil
Como parte de la manifestación de impacto se incluyó un estudio respecto de la saturación que podría experimentar la terminal de Santa Lucía.
Indica: suponiendo que con el proyecto se realiza una redistribución del tráfico aéreo tal que el AICM y el Aeropuerto Internacional de Toluca no experimenten saturación, y el flujo excedente de pasajeros sean atendidos en Santa Lucía, se estima que este aeródromo comience a experimentar problemas de saturación en 10 años a partir de su puesta en servicio.
Ese escenario se considera en una perspectiva de un menor dinamismo económico que, señala, podría derivar en un crecimiento menor en la demanda de pasajeros.
Sin embargo, si en el mediano plazo se normalizan las condiciones macroeconómicas, la pérdida de dinamismo en la demanda únicamente postergaría la saturación de Santa Lucía un par de años más, agrega.
De los 78 mil 557 millones de pesos que se prevé costará el proyecto, 68 mil 367 corresponden a la terminal, las dos pistas, infraestructura y la interconexión vial entre Santa Lucía y el AICM; 3 mil 30 millones a la adquisición de predios, 885 millones para estudios de pre inversión, y un concepto de 6 mil 275 millones aparece reservado.

No hay comentarios.: