viernes, 17 de mayo de 2019

LA LUCHA CONTRA EL MODELO CAPITALISTA DE EDUCACIÓN CONTINUARÁ

Victoria pírrica de un concubinato aberrante
Carlos Moncada Gil, profesor del IEMS y catedrático de la UAEM Morelos
Colectivo del Periódico El Zenzontle
13 de mayo de 2019
Se abrogó el neoliberalismo
Inició la transformación:
Ahora los justos estarán en prisión
O muertos por la legal represión,
Y libres van los perversos
Perdono todos sus pecados,
Con sotana el diablo da a diario
Sermón en el paraíso.
Por muy buena voluntad que tengamos, no vemos ningún progreso en la reforma educativa aprobada en el Congreso de la Unión y algunos Congresos Estatales hasta el día de hoy. Vemos sí un dispositivo de control y disciplinamiento del magisterio por parte del Estado, vemos una política de linchamiento mediático contra los docentes, vemos una amenaza al colocar los derechos laborales de los maestros en un transitorio del 3° Constitucional, estado de excepción laboral, fuera del 123 Apartado B del 123 de la misma, para que cualquier autoridad aplique lo punitivo en el momento que lo desee. Vemos nulos indicios de renovación educativa y pedagógica con los intereses representados en la secretaría de educación.
Los compromisos para sostener financieramente a la educación pública, incluida a las ahora maltratadas universidades públicas, no se ventilan, porque no están seguros estos recursos por la política de severa austeridad que se aplica, atendiendo a compromisos con los grandes capitales de dentro y fuera. La reforma laboral y la próxima revisión de las pensiones, completan una estrategia global para desmovilizar a los sectores más activos de los trabajadores y alcanzar con ello a disminuir el gran déficit fiscal del Estado a costa del bolsillo de los trabajadores, desde luego. Victoria pírrica.
La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como un sinnúmero de investigadores, académicos, juristas e intelectuales, han denunciado que las modificaciones a los artículos 3°, 31 y 73 de la Constitución Política mexicana significan una continuidad de la Reforma Educativa del sexenio pasado con todas sus afectaciones laborales y educativas, además del conflicto social que representa, pues los profesores organizados no cesarán su lucha en contra del modelo privatizador de la educación.
Pero ¿por qué tanta necedad, tanto ahínco en defender una reforma educativa que es contraria a los derechos de los trabajadores y que atenta contra la educación misma?
La respuesta pudiera ser sencilla: porque es un proyecto de estado, con los partidos políticos y un gobierno de Estado; proyecto de un Estado que no es de izquierda sino capitalista, el que aplica las doctrinas y directrices del capital internacional representadas por los organismos multinacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico e incluso la Organización de las Naciones Unidas.
Por tanto el congreso que aprobó la continuidad de la reforma educativa capitalista no representa los intereses de la mayoría de la población, ni siquiera representa a millones de ciudadanos que votaron o participaron en el proceso electoral del año pasado; son legisladores que llevan los intereses del estado y la oligarquía a un proyecto educativo capitalista.
PERO ¿QUÉ REPRESENTA UN PROYECTO EDUCATIVO CAPITALISTA?
Representa una parte de un plan de dominación que instaure la condiciones para el fomento y el desarrollo pleno del capitalismo, al mismo tiempo que elimine cualquier resquicio por el que se cuele la resistencia o cualquier posibilidad de oposición a éste, y además elimine la voluntad en los trabajadores, estudiantes y familias de luchar en su contra, e incluso eliminar a quienes potencialmente están en la posibilidad de llevar a cabo la lucha.
Este proyecto de dominación en el ámbito educativo tiene distintas vertientes, entre estas:
Ø El control del trabajador por medio de procesos autoritarios de certificación y fiscalización del trabajo docente, sometiendo a profesores a procesos de competencia para su admisión, promoción y reconocimiento, propiciando el individualismo, la conformación de distintas categorías o clases de profesores con salarios diferenciados y la divisiones entre ellos.
Ø El control de los contenidos (lo que se enseña y aprenden los estudiantes) privilegiando aquellos que fomentan también el individualismo, la competencia y el consumo, como el caso de los clubes de mini emprendedores que se han fomentado en las escuelas de educación básica, además desapareciendo contenidos y asignaturas que fomenten la formación integral, el pensamiento crítico y la solidaridad. Por lo tanto el control de los futuros trabajadores y consumidores.
Ø El control económico, transfiriendo recursos públicos a las empresas privadas por medio de subcontrataciones de elaboración de cursos y programas de estudio, la subcontratación de capacitación a profesores y de servicios de mantenimiento a las escuelas, muchos de los cuales tienen que pagar directamente las familias de los estudiantes.
Sin embargo, en muchos de los trabajadores de la educación sigue presente la voluntad de resistencia, están claros que hay que dar la lucha contra ese Modelo Capitalista de Educación, lo cual significa no sólo ir contra sus leyes general y secundarias, sino luchar en la práctica misma de la educación en las escuelas y en las comunidades, y, para ello, actuarán en consecuencia.

No hay comentarios.: