viernes, 3 de mayo de 2019

REFORMA LABORAL DE LA “4ª TRANSFORMACIÓN” aprobada el 11 de abril de 2019

La nueva reforma laboral
Colectivo del Periódico el Zenzontle,
Del Boletín Jubiladas-os en Lucha, de trabajadoras activas y jubiladas del IMSS. Mayo de 2019.
29 de abril de 2019.
El pasado 11 de abril de 2019, fue aprobada una reforma laboral en la Cámara de Diputados, la cual está por aprobarse por los Senadores. Esta reforma laboral es totalmente insuficiente, pues el principal obstáculo que tiene para enfrentar la precarización del empleo es la figura de “outsourcing” (‘subcontratación’, ‘externalización’ o ‘tercerización’), esquema que creció al amparo de la reforma laboral del 30 de noviembre de 2012 y que violenta los derechos de los trabajadores. La reforma calderonista reconoció el “outsourcing regulado” pero no lo desaparece, pues así conviene a los capitalistas, porque es una  forma de explotación a gran escala y los trabajadores difícilmente se pueden defender. Luisa María Alcalde, actual secretaria del Trabajo, también propone la regulación de ese contratismo, pero no desaparecerlo.
Junto a este esquema de trabajo criminal, creció el empleo informal en todas las áreas, empresas e instituciones gubernamentales (30 millones 693 mil 39, información del 14 de febrero de 2019 de La Jornada, frente a los 14 millones 859 mil 075 de empleo formal), enriqueciéndose los patrones y empobreciendo a la clase trabajadora. Porque esta forma de contratación no garantiza estabilidad en el empleo, ya que no hay prestaciones, ni  seguridad social, lo que trae como consecuencia que no haya ningún compromiso de los patrones reales con sus trabajadores.
Modificaciones principales en la Nueva Reforma Laboral 2019
1. Desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje. Serán sustituidas por Tribunales Laborales que dependerán del Poder Judicial de la Federación, como último recurso para los trabajadores, cuando  hayan agotado las instancias conciliatorias.
2. Creación del Centro Nacional de Conciliación. Estos centros locales y federales son espacios de Conciliación, donde los patrones y trabajadores tendrán que llegar a un acuerdo en menos de 45 días. Este centro tendrá todos los CCT locales y federales, así como el registro de todas las organizaciones locales y federales en materia individual y colectiva. ¡Pero no habrá intervención de autoridades laborales, ni sanción a patrones por causa de despido!
3. Democracia Sindical. Habla de la libertad sindical, del derecho a la libre sindicación, voto personal libre y secreto, todo regido por el convenio 87 y 98 de la OIT.
4. Combate a los sindicatos blancos. Prohibiciones: evadir contribuciones, ejercer actos de violencia, participar en actos de simulación, constancias de votación falsa, obstaculizar la participación de los trabajadores. Consideramos que estas prohibiciones las seguirá ejerciendo la dirección charra como hace el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social  (SNTSS), sin que la autoridad intervenga, dudamos que las cosas cambien.
5. Abre la puerta a la creación de más sindicatos. Añade artículo 360 de la Ley Federal del Trabajo. 360 “Los trabajadores podrán organizarse en sindicatos de la forma que ellos quieran”. Consideramos que con esta acción, debilitarán los derechos de los trabajadores, ya que propiciará una rebatinga por el poder sindical.
6. Regula régimen a trabajadores del hogar: El artículo  337 Establece que es obligación de los patrones inscribir a las trabajadores del hogar.
7. Igualdad de género. Artículo 3º Respeto para la libertad  e igualdad de hombres y mujeres frente a la ley; condiciones dignas de seguridad e higiene en el trabajo que aseguren la vida y salud para los trabajadores y sus familias,  ambiente libre de discriminación y violencia.
Estas modificaciones a la Ley Federal del Trabajo no derogan el sistema de trabajo outsourcing, por lo tanto no garantiza la estabilidad laboral, contratación colectiva, salario remunerador, seguridad social y libertad sindical. Esas son las demandas de la clase trabajadora para mejorar sus condiciones de vida y trabajo. Lo demás es letra muerta, ya que no toca para nada a los empresarios, ni al charrismo sindical, pues les permite seguir operando con impunidad. Debemos seguir luchando de manera organizada desde la base hasta alcanzar la victoria.
¡Lo que no hagamos los trabajadores nadie lo hará!

No hay comentarios.: