sábado, 18 de mayo de 2019

TOTONACAPAN, PUEBLOS ENFRENTAN EMERGENCIA AMBIENTAL POR USO DE FRACKING

En la Huasteca, crisis ambiental y de salud por el uso de fracking
Gloria Muñoz Ramírez
Los de abajo,
La Jornada:
Desinformémonos, periodismo de abajo:
18 de mayo de 2019.
Los pobladores de El Tablón, ejido de la Huasteca meridional, territorio de tepehuas, nahuas, otomíes, totonacas y no indígenas, enfrentan una emergencia ambiental. La región es pródiga en extracción petrolera que, de acuerdo con un artículo de la Coordinadora Regional de Acción Solidaria en Defensa del Territorio Huasteca-Totonacapan (Corason), es ejercida por empresas transnacionales ecocidas que continúan utilizando la técnica del fracking.
(A pesar de que el actual gobierno se comprometió a que no se utilizaría más la fractura hidráulica conocida como fracking para explotar petróleo, no se ha cancelado ninguna ni se han anunciado acciones para detener las operaciones en los 7 mil 879 pozos que ya operan con esta técnica).
De acuerdo con el artículo de Corason, un nuevo pozo ubicado a 800 metros de El Tablón y que comenzó a operar hace menos de un año, ha generado alarma entre la población, no sólo porque los despoja del agua de su manantial, sino por el olor que empezó a desprenderse de los contenedores que se encuentran dentro del área de explotación, cuya intensidad ha ido en aumento.
La gravedad ambiental llevó a la comunidad a interponer una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), explicando que la población ha empezado a enfermar con vómitos, dolor de cabeza, mareo e irritación de ojos y garganta. Personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) inexplicablemente acompañados por miembros de la Marina, acudieron a la comunidad para, más que ayudarla, interpelarla. Cuentan que los marinos les pidieron sugerencias para acabar con el problema, pero, como les dijo el juez de paz, ellos no son expertos, sino víctimas. Mientras los de Pemex les dijeron que tendrían que acostumbrarse al olor, pues así es la explotación.
Relata Corason que en 2018 el ejido El Tablón encaró el megaproyecto petrolero conocido como Aceite Terciario del Golfo, que entre muchas irregularidades intervino territorios indígenas utilizando el fracking.
Parar de inmediato las emisiones nauseabundas del pozo e informar con rigor es lo que procede. Y no imponer más pozos que ponen en peligro a la población.

No hay comentarios.: