martes, 6 de agosto de 2019

HACIA LOS 51 AÑOS DEL MEP-68 Y LOS 48 AÑOS DEL 10 DE JUNIO DE 1971 (actualizándose)

Nuevas presentaciones de los libros:
“De la protesta callejera a la lucha por otro mundo posible”
y
“¡UNÁMONOS AL PUEBLO!, una lección del 68 mexicano. Caminos post 68”
Doroteo Arango,
La Voz del Anáhuac,
Junio de 2019.
.-11 de junio, 18 horas. Entrevista radiofónica en la Sección 9ª de la CNTE, Belisario Domínguez N° 32, Centro Histórico (a dos calles del Metro Allende),
.-  12 de junio, 12 horas, en el Jardín Hidalgo de Coyoacán, con las y los compañerxs de Colonias, barrios, pueblos y pedregales de Coyoacán (Plantón Aztecas 215 entre ellxs)
.- 20 de junio, 17 horas, Cda. De Reforma s/n (espacio conocido como Antigua Casa de Las Bombas), a un costado del kiosco del Jardín Hidalgo, Azcapotzalco, Centro (cerca del Metro Camarones), con la participación de La Trova Cósmica.
.- 06 de agosto, 19:00 horas, Café Zapata Vive, Certificados N° 6, Col. Álamos (cerca del Metro Xola), en el espacio de La Trova Cósmica.
.- (fecha por confirmar) Plantón de Aztecas 215, Pedregales de Coyoacán, Santo Domingo de los Reyes.
.- (fecha por confirmar) Museo-Casa de la Memoria Indómita, Regina N°66, Centro Histórico (cerca de los Metros Zócalo y Pino Suárez)
.- (Fecha por confirmar) Casa del Hijo del Ahuizote, República de Colombia N° 42, Centro Histórico (cerca del Metro Zócalo)
.- (Fecha por confirmar) Platón +43, Paseo de la Reforma, esq. Río Neva (Frente a la FGR)
Por cumplirse 51 años del Movimiento Estudiantil-Popular de 1968 y cumplidos ya 48 años del 10 de junio de 1971, presentamos dos libros:
“De la protesta callejera a la lucha por otro mundo posible” y
“¡UNÁMONOS AL PUEBLO!, una lección del 68 mexicano”
el martes 11 de junio, a las 18:00 horas en la Sección 9ª de la CNTE,
el 20 de junio, a las 17:00 horas, en la Antigua Casa de las Bombas, Azcapotzalco:
el 6 de agosto, a las 19:00 horas, en el Café Zapata Vive
y próximamente en el Plantón de Aztecas 215, en la Casa del Hijo del Ahuizote, Plantón +43 y en la Casa-Museo de la Memoria Indómita...
(Si considera posible que estos libros puedan presentarse en su centro de trabajo o estudio, en su barrio, colonia o pueblo, en su país,continente, planeta o galaxia, escríbanos al correo sextaporlalibre@gmail.com y nos ponemos de acuerdo, es importante saber se a su lugar se llega en metro, camión o algún otro medio de transporte, pero siempre será un gusto ir a donde nos inviten. Gracias. Saludos). 
Como ven el brigadeo sigue, el activismo continúa, aunque haya pasado poco más de medio siglo.
Estos libros son la narración testimonial de una experiencia de lucha, desde la óptica de un activista, que no fue (ni es) “dirigente” de nada ni de nadie.
         Así, desde abajo y con el pensamiento que se forjó al calor del movimiento, desde una óptica de izquierda y con una cierta dosis de reflexión y análisis, el autor insiste en que el 68 no terminó el 2 de octubre, fue el momento más doloroso, sí, pero no logró acabar con el movimiento: la huelga se sostuvo hasta diciembre, en algunos casos hasta enero de 1969. Los comités de huelga se convirtieron en comités de lucha. Muchos brigadistas continuaron el trabajo de vincularse al pueblo, acompañando sus luchas: huelgas obreras, tomas de tierras, construcción de colonias proletarias, etc. Se luchó también por la libertad de los presos políticos y por la democratización de educación. Hasta que otra masacre, la del 10 de junio de 1971, nos hizo ver que debíamos cambiar el terreno de lucha.
         Como se sabe, la represión despótica convenció a gran número de activistas de que las vías civiles y pacíficas de lucha estaban cerradas. Esto motivó la formación de diversos grupos que veían la opción que la de la lucha armada como inmediata. Pero, con esa misma idea, hubo otros tantos que consideraron que una revolución verdadera no puede ser obra de un puñado de valientes, que es posible sólo con la participación consciente y organizada del pueblo, por lo que concluyeron que debían integrarse al pueblo, dejar las escuelas e irse al campo, a las fábricas, a los barrios proletarios y desde ahí organizarse para abrir brecha a un proceso revolucionario.
         Esto es lo que en síntesis se aborda en los libros citados.
         Finalmente, hay que señalar que, en opinión de quien escribe, ya es hora de que la historia la escriban o narren quienes la viven, que no es bueno dejar que esa tarea sólo la desarrollen los académicos, los historiadores, los intelectuales, de lo que se trata es de que las experiencias de lucha sean trasmitidas de manera horizontal a las nuevas generaciones, no para señalar un camino, no para decir qué hacer o dejar de hacer, ni para enseñarle nada a nadie, sólo con la idea de compartir lo vivido en la lucha.
         Hacemos pues la invitación a todas y todos, compañerxs, amigxs, vecinxs, camaradas, y a todas las personas interesadas en conocer esta parte de nuestra historia, a asistir a estas presentaciones con la participación del autor y de compañeros que desde entonces comparten espacios y trincheras comunes hacia la construcción de otro mundo posible en el que hagamos realidad la libertad, la justicia, la dignidad.
Como siempre hemos sostenido:
¡Si el presente es de lucha,
el futuro es nuestro!

No hay comentarios.: