jueves, 18 de julio de 2019

ÁNGELA DAVIS: “TODOS LOS PUEBLOS TIENEN DERECHO A LA AUTODETERMINACIÓN”

Ángela Davis, en el CCCB, con motivo de la conferencia 'La revolución hoy'. Joan Sánchez
 Ángela Davis, activista norteamericana, invitada a una conferencia en el CCCB, califica de represión la actuación policial del 1-O 
Joan Sánchez, 
El País-Catalunya: 
Barcelona, 9 de octubre de 2017. 
Ángela Davis, presa política de 1972 a 1976,  militante comunista y Pantera Negra.
Filósofa, activista afroamericana, luchadora histórica por los derechos humanos, feminista hasta el alma, Ángela Davis, en Barcelona para presentar su último libro, La Libertad es una batalla constante (Capitán Swing) y dar una conferencia, La revolución hoy, en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), no se lo pensó ni un segundo para afirmar que todos los pueblos tienen derecho a la autodeterminación. Y eso incluye a Cataluña: “Estoy muy contenta de estar en estos momentos, que son difíciles, en Barcelona, no sé si puedo entender todos los matices de lo que está pasando, pero creo que la gente tiene el derecho a la autodeterminación. Todos los pueblos deben tomar las decisiones y escoger su propio destino”. La profesora fue una de las personalidades internacionales que hace unos meses firmó el manifiesto Let Catalans vote (Dejen votar a los catalanes). 
La activista insistió en que no podía hacer un análisis porque le faltaba conocer “con profundidad la complejidad de la situación” pero sí que dejó claro que había visto las imágenes de las cargas policiales del pasado 1-O “se han visto en todo el mundo” y comentó que ante ellas “lo importante es resistir ante la represión”. Echando mano de otras realidades de la policía como agentes represores, se refirió a los abusos de la policía norteamericana con la población negra, Davis aseguró que en España “hay historias incrustadas, como la policial, que siguen influyendo en nuestro presente y nuestro futuro”.  
“En el caso de Estados Unidos, están volviendo los asesinatos de negros por policías. Aquí, las imágenes de la represión vuelven del pasado y sacan su cabeza más espantosa. Espero que aquí esa realidad se resuelva, aunque este país tiene un largo historial de represión”. De paso, destacó que la historia de España y de sus movimientos de lucha ha influido en otros movimientos de todo el mundo: "Para mí fueron un ejemplo". 
Davis comentó que no es la primera vez que está en España y le toca vivir un momento delicado: “La última vez fue en Bilbao con unas protestas muy importantes por los presos vascos y en concreto con la petición de libertad de Arnaldo Otegi. Yo fui a la cárcel e intenté visitarle, pero no me dejaron”. 
Con todo, Davis se esforzó en ser optimista y confió en que las luchas surtirán efecto: “tal vez nosotros ya no lo veamos, pero tenemos que confiar en que eso ocurra en un futuro”. Recordó que como activista del Partido Pantera Negra (Black Panther Party) y miembro del Partido Comunista de Estados Unidos, lo que motivaba su lucha y lo sigue haciendo es lo mismo, la defensa del movimiento de liberación negro en Estados Unidos, a los que ha sumado otras violencias ejercidas por los estados como el que sufre el pueblo palestino en manos de Israel. 
Con el pelo completamente blanco, pero con intactas energías, Davis explicó que la reciente protesta de los jugadores negros de la NBA que permanecen de rodillas cuando suena el himno norteamericano, lo empezaron a hacer las jugadoras de equipos de básquet femeninos. La que fue condenada a pena de muerte en 1972 bajo la acusación de asesinato y secuestro, preguntada sobre si hoy en día defendería la utilización de la lucha armada, dijo que prefería hablar del “ambiente revolucionario del movimiento de liberación africano. Han pasado 50 años y yo les diría a los que piensan que se está viviendo un momento parecido que todas las revoluciones implican una transformación profunda”. 
Davis fue juzgada y condenada a pena de muerte de 1972, acusada de asesinato y secuestro, y se convirtió en uno de los símbolos de la lucha por los derechos civiles de las personas negras. La filósofa y profesora considera que hay todavía mucho trabajo por hacer y aseguró que el racismo que se puede ver en la actitud europea con los refugiados o en el trato que se dispensa en los Centros de Internamiento (CIES) a los inmigrantes está íntimamente ligado al capitalismo: “el racismo es un productor de ingresos y de beneficios para el sistema”. 

No hay comentarios.: