martes, 16 de julio de 2019

Facebook censura publicaciones críticas al modelo extractivista y a las “consultas” amañadas

La Voz del Anáhuac denuncia censura por parte de Facebook 
Doroteo Arango, 
La Voz del Anáhuac, 
                                                                                                                      16 de julio de 2019.  
 El 15 de julio, ayer, cerca del mediodía, publicamos en este espacio el Posicionamiento contra la consulta del INPI, difundido por diversas comunidades y organizaciones que se articulan en los estados de Oaxaca y Veracruz ante el programa de desarrollo del Istmo de Tehuantepec, nombre que le ha dado el gobierno actual  al proyecto que incluye el Corredor Transístmico (Salina Cruz-Coatzacoalcos), extracción de petróleo y gas, maquiladoras,  canal seco, oleoductos, gasoductos, que se pretende imponer mediante “consultas” amañadas, intimidación por presencia de la llamada Guardia Nacional, y que traerá por consecuencia el despojo del territorio, la destrucción del medio ambiente, división en las comunidades promovida por el Estado a través del INPI, grupos oficialistas y bandas narcoparamilitares al servicio de las empresas involucradas. 
 Ver: 
No a las pseudo-consultas sobre el proyecto del ferrocarril del Istmo de Tehuantepec 
Esta publicación nuestra, en nuestro espacio, no se nos permitió compartirla con grupos de los que somos parte ni en páginas que desde aquí se administran, tampoco con nuestros amigos. Sin explicación alguna, sólo aparece una leyenda que dice que dicha publicación viola sus “normas comunitarias”, como si esa empresa transnacional tuviera algún tipo de práctica comunitaria. 
Algunos amigos han comentado que quizá haya sido porque compartimos nuestras publicaciones con muchos grupos, pues en ese caso, automáticamente la etiquetan como “spam”. No es así, lo publicado se comparte a Twitter, a dos grupos en Facebook de los que formamos parte y a tres páginas que desde aquí se moderan. 
El ahora denominado Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, considerado como uno de sus proyectos prioritarios no es nuevo. El capital transnacional siempre ha ambicionado posesionarse del Istmo para hacer circular sus mercancías de manera más rápida y económica para ellos. Si nos remontamos a la historia veremos su antecedente en el Tratado McLane-Ocampo, firmado por los gobiernos de EU y México en tiempos del juarismo. En el siglo XX hubo intentos durante los gobiernos de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo por concretar esa entrega del territorio a las grandes capitales. Ya en este siglo, durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón se intentó, sin lograrlo. Los pueblos del Istmo siempre se han manifestado en contra, han resistido y lo han frenado. Ese proyecto, conectado al de a rivera maya y al Proyecto Integral Morelos es lo que se conoció como Plan Puebla-Panamá. No es una brillante idea del gobierno de la supuesta Cuarta Transformación, es un proyecto de desarrollismo extractivista. 
El bloqueo por parte de Facebook fue por la publicación del pronunciamiento del Encuentro en defensa del territorio contra las "consultas" amañadas, específicamente contra el tren interoceánico.  
Ahora resulta que la empresa transnacional Facebook se ha autoasignado la tarea de ser guardián de los intereses del capitalismo transnacional y se autoerige la “autoridad” de decidir qué se permite o no que se publique. 
Esto es inaceptable. Constitucionalmente están reconocidos nuestros derechos a la libertad de expresión, a la información, a la difusión de opiniones críticas y propuestas alternativas a los proyectos que pacta el gobierno de México con los consorcios capitalistas nacionales y extranjeros. 
No podemos, no debemos permitir que una empresa extranjera pretenda censurar las publicaciones que desde el pensamiento crítico y la resistencia popular vemos necesario difundir utilizando las llamadas “redes sociales”. 
Exhortamos a todas y todos nuestros amigos y compañeros, a todas las personas de buen corazón y pensamiento a expresar públicamente su rechazo a esas políticas de censura, intolerantes y represivas. El silencio es cómplice de las imposiciones. 
Exigimos total respeto a los derechos a la libertad de expresión, opinión e información. 

No hay comentarios.: