jueves, 4 de julio de 2019

LIBERARON A LA CAPITANA ACUSADA DE AYUDAR A MIGRANTES, SE OCULTÓ ANTE AMENAZAS

Foto 1: Carola Rackete fue liberada por orden de una jueza italiana. | Gentileza

Carola Rackete fue liberada por orden de una jueza italiana. Desde la ONG Sea Watch aseguran que está escondida por amenazas recibidas
Por Redacción Los Andes:
03 de julio de 2019.
Foto 2: Detenida Carola Rackete es acusada de "resistencia con violencia hacia una embarcación de guerra" y "obstrucción a la fuerza pública". | Gentileza
La capitana alemana del "Sea-Watch 3", detenida brevemente por haber desembarcado por la fuerza en la isla de Lampedusa con 40 migrantes, tiene que esconderse desde que fue liberada tras haber recibido amenazas, indicó su oenegé el miércoles.
La noche del martes la jueza a cargo de la causa ordenó su liberación tras indicar que el decreto sobre seguridad por el cual se la juzgaba no era aplicable a acciones de rescate.
Desde la organización humanitaria Sea Watch sostienen que la comandante ha tenido que esconderse debido a las amenazas recibidas y se encuentra en un lugar secreto. 
La capitana del barco humanitario Sea-Watch 3, fue detenida el sábado tras haber desembarcado por la fuerza en la isla de Lampedusa, Italia, con 40 migrantes a bordo que habían sido rescatados en el Mediterráneo de un bote lanzado por traficantes de personas.
Luego de esperar 17 días en el agua sin respuesta de ningún país para poder atracar, la comandante decidió desembarcar sin permiso en la costa italiana, embistiendo un bote policial en el proceso. 
El ultraderechista Matteo Salvini, ministro italiano del Interior, se pronunció contra la medida y anunció que la capitana será expulsada de su país con acompañamiento a la frontera, aunque este alejamiento aún no ha sido confirmado por la Justicia. 
A pesar de las acusaciones que pesaban sobre ella, por "resistencia con violencia hacia una embarcación de guerra" y "obstrucción a la fuerza pública", la jueza Alessandra Vella falló a favor de la capitana, argumentando que la decisión de Rackete estuvo ligada al "cumplimiento de un deber", como es salvar vidas humanas.
Rackete deberá enfrentar la próxima semana las acusaciones de "favorecimiento de la inmigración ilegal" tras el rechazo sostenido por Italia de recibir a los inmigrantes varados en la embarcación. El navío Sea Watch 3 permanece secuestrado por las fuerzas de seguridad italianas, mientras que los migrantes rescatados serán acogidos por Finlandia, Francia, Alemania, Luxemburgo y Portugal.
Desde la ONG Sea-Watch sostienen que Rackete fue "abandonada" por todos los países europeos que tras 15 días en el mar no respondieron al llamado de la capitana para poder desembarcar. Desde la organización sostuvieron que continuarán las operaciones de rescate de migrantes.
El caso reavivó las polémicas por la crisis migratoria que ha cobrado escala mundial. No hace muchos días la muerte de un migrante ahogado junto a su hija en el Río Bravo mientras intentaba cruzar a Estados Unidos volvió a estremecer al mundo. Millones de personas intentan escapar de sus fronteras para salvar sus vidas del hambre, la guerra, las catástrofes. Habitantes de Medio Oriente, África, América Latina; huyen en masa mientras las grandes potencias cierran sus fronteras.
El Mar Mediterráneo superó en 2018 las dos mil muertes por causa de la crisis migratoria (según cifras de la ONU), miles de niños, mujeres y hombres son expuestos a redes de tráfico de personas. Mientras los países cierran sus fronteras, cientos de jóvenes arriesgan sus vidas para brindar ayuda humanitaria en diversas organizaciones como Sea Watch, Open Arms y Mediterránea; que desempeñan tareas de rescate en el Mediterráneo a pesar de bloqueos, prohibiciones y cierre de puertos. Actitudes como la de Carola Rackete y sus compañeros traen un poco de esperanza a esta dramática realidad.

Foto 3: Cientos de inmigrantes intentan cruzar el Mediterráneo en terribles condiciones. | Gentileza

No hay comentarios.: