viernes, 5 de julio de 2019

USA: HORRIPILANTES LAS CONDICIONES EN CENTROS DE DETENCIÓN DE MIGRANTES

Agentes de la patrulla fronteriza han sido denunciados por maltrato niños y mujeres migrantes
Redacción Sin Fronteras,
La Jornada:
Con información de AP.
02 de julio de 2019.
Congresistas en Clint, Texas. Foto/AFP.
La Jornada, Clint, Texas, 2 de julio .- Tras un recorrido por el centro de detención para migrantes en Clint, Texas, una delegación de congresistas demócratas denunciaron el trato inhumano y las condiciones horripilantes que sufren decenas de migrantes a merced de un contingente de agentes de la patrulla fronteriza que han sido denunciados por maltrato por los propios detenidos.
"Son condiciones horripilantes", denunció la congresista demócrata por Nueva York, Alexandria Ocasio Cortez, quien fue sujeta ella misma al trato vejatorio de los agentes fronterizos que le exigieron la entrega de su celular y la mantuvieron bajo una estrecha vigilancia durante el recorrido.
A través de un tuit, Ocasio Cortez denunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) "hizo un montón de ‘limpieza’ antes de que llegáramos".
Aseguró que las mujeres le dijeron que habían pasado 15 días sin bañarse y que se les había permitido comenzar a bañarse hace solo cuatro días, después de que se anunció la visita de miembros del Congreso.
Algunas mujeres, señaló, nos dijeron que se vieron obligadas a beber agua del inodoro cuando se rompió el grifo de su celda. Un funcionario de Aduanas y Protección Fronteriza se negó a comentar sobre la acusación.
En este contexto, una niña migrante de 12 años dijo que ella y su hermanita de 6 años estuvieron detenidas casi dos semanas en una estación de la Patrulla Fronteriza en Texas, donde durmieron en el piso y donde algunos niños eran encerrados en otras celdas cuando lloraban por sus padres.
La menor es una de quizás cientos de niños migrantes que han sido detenidos este año en celdas de una estación de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza cerca de El Paso, que ha sido criticada por detener a niños en condiciones precarias e insalubres.
En un video obtenido por la agencia Associated Press, la menor cuenta en español a su abogada, Alison Griffith, con oficina en Minnesota, que los niños eran "tratados mal" y no les permitían jugar ni bañarse.
El rostro de la niña no aparece en el video para proteger su privacidad y no poner en peligro su proceso migratorio.
La abogada Taylor Levy, con oficina en El Paso, quien trabajó con la familia de la menor, dijo que la niña y su hermanita fueron separadas de su tía cuando llegaron a Estados Unidos el 23 de mayo.
Las menores, de Centroamérica, fueron enviadas a la estación de la Patrulla Fronteriza en Clint, Texas, dijo Levy. La tía sigue detenida.
Levy dijo que la madre de las niñas escapó del maltrato de su esposo, llegó a Estados Unidos hace cuatro años y solicitó asilo. Las menores se quedaron en su país con su tía, pero las tres emigraron a Estados Unidos en mayo, luego que el padre de las menores las amenazara, dijo Levy. 
En el video, la niña dice que dentro de la estación de Clint, le dieron budín, jugo y un burrito que no pudo comer "porque sabía muy mal".
La niña cuenta que había unos niños, como de la edad de su hermana, que lloraban por su mamá o papá. "Le hacían falta", dijo. "Ellos lloraban y los encerraban".
Los abogados hablaron sobre el caso con la condición de que la AP no revelara el nombre de las niñas ni su nacionalidad por la seguridad de su familia.
Abogados que visitaron la instalación de Clint el mes pasado luego que las niñas habían sido puestas en libertad dijeron que las condiciones eran precarias…
Donde los más de 250 niños detenidos trataban de cuidarse unos a otros, pasándose a los más chicos entre ellos, y los alimentos, agua e higiene eran inadecuados.
Funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza han dicho muchas veces que la agencia está en "modo de crisis", debido a los muchos migrantes e insuficientes recursos.
La agencia federal dio a periodistas un recorrido de la estación de Clint el 26 de junio, y una delegación del Congreso salió para allá el lunes.
Clint es una estación con cupo temporal para 100 adultos, pero había 117 niños cuando la AP visitó el lugar, mucho menos de los 700 menores que la Patrulla Fronteriza dice haber tenido detenidos allí en un momento dado este año.
El viernes, un juez federal ordenó que un monitor independiente nombrado el año pasado actuara "cuanto antes" para mejorar las condiciones en las estaciones de la Patrulla Fronteriza, donde los niños no deben de estar detenidos más de 72 horas. En la estación de Clint, algunos han estado detenidos casi un mes.
Levy dijo que ella ayudó a reunir a la niña de 12 años con su hermanita y su madre. La madre viajó de Minnesota a Texas para recogerlas el 3 de junio luego que un agente de la Patrulla Fronteriza le dijera que las niñas habían estado hospitalizadas varias veces por gripe.
"Fue una reunión bastante difícil. Las niñas estaban muy, pero muy traumatizadas", puntualizó Levy.

No hay comentarios.: