viernes, 23 de agosto de 2019

Las Abejas de Acteal: los ataques paramilitares igual que las que precedieron la masacre en 1997

Congreso Nacional Indígena: 
                                                                                                                  23 de agosto de 2019.  
 Organización de la Sociedad Civil Las Abejas. 
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal. 
Acteal, Chenalhó, Chiapas, México. 
A 22 de agosto de 2019. 
Al Congreso Nacional Indígena, 
Al Concejo Indígena de Gobierno, 
A las y los defensores de los derechos humanos, 
A los medios Libres y Alternativos, 
A los medios de comunicación nacional e internacional, 
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional, 
Hermanas y hermanos: 
La Organización de la Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal a través de su Mesa Directiva, junto con las y los sobrevivientes de la Masacre de Acteal, hoy nos encontramos en la Tierra Sagrada, para conmemorar y denunciar el crimen de Estado cometido aquí por un grupo de paramilitares priistas en contra de las 45 hermanas y hermanos nuestros, más los 4 bebés que nunca vieron la luz del mundo, pero sí su maldad, el 22 de diciembre de 1997. 
Insistimos, en que la Masacre de Acteal se cometió en el marco del Plan de Campaña Chiapas 94, implementado por el entonces Gral. Mario Renán Castillo, Comandante de la VII Región Militar. Y Ernesto Zedillo lo llamó “resultado de un conflicto intercomunitario”. 
Es necesario señalar que dicha masacre fue antecedida de hechos previos como la destrucción de casas, robo de pertenencias, cobro de cuotas para comprar armas, municiones y pago a los paramilitares y, así generaron desplazamientos forzados contra miembros de nuestra Organización Las Abejas y de bases del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y toda esta violencia la denunciamos 7 meses antes del 22 de diciembre de 1997, incluso una comisión de Las Abejas fue a advertirle al presidente municipal de Chenalhó Jacinto Arias Cruz del ejido Puebla, que controlara a su gente armada y evitar un hecho lamentable, sin embargo, nos respondió que nosotros estábamos provocando la violencia. 
Habrán lectores de nuestros comunicados que dirán, «este testimonio ya lo he leído en otras ocasiones», pero, es que los hechos que antecedieron a la Masacre de Acteal hace casi 22 años, se están repitiendo en estos momentos en el barrio Río Jordán de la colonia Miguel Utrilla Los Chorros, cuna de paramilitares, prueba de ello es la destrucción de casas, causando desplazamiento forzado a compañeros de Las Abejas de dicha localidad, el pasado 10 de agosto y denunciado públicamente el 12 de agosto en San Cristóbal de Las Casas, durante nuestra Marcha-Peregrinación para denunciar los 10 años de la liberación de los paramilitares por la mal llamada «Suprema Corte de Justicia de la Nación». 
La masacre de Acteal fue antecedida por una serie de agresiones a los miembros de nuestra Organización Las Abejas, así también a las bases del EZLN, como un incendio que empieza con pequeñas manchas de fuego y que los gobiernos municipal, estatal y federal, bien hubieran podido evitar, pero no lo hicieron, porque era ese su plan, el Plan de Campaña Chiapas 94. 
En el caso de la agresión reciente y desplazamiento forzado de nuestros compañeros de Las Abejas del barrio Río Jordán de la colonia Miguel Utrilla Los Chorros, cometido por paramilitares del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), también se debió evitar, porque en el año de 2015 cuando se suscitó este conflicto, las autoridades de Las Abejas de Acteal, fueron a avisarle a la presidenta municipal de Chenalhó en ese entonces la Lic. Rosa Pérez Pérez del PVEM, y no hizo nada para atender dicho problema. 
Del mismo modo fuimos a hablar con el actual presidente de Chenalhó, Abraham Cruz Gómez también del PVEM y quien fungió como tesorero municipal de la presidenta Rosa Pérez, originario de la colonia Puebla y familiar del expresidente Jacinto Arias Cruz, responsable de la Masacre de Acteal, para comunicarle que el conflicto en el barrio Río Jordán no se ha solucionado y hay rumores que nuestros compañeros pueden ser agredidos a lo que el presidente municipal nos respondió que iba a comunicarse con el agente municipal de Río Jordán, fue lo mismo su respuesta como la de su antecesora nos dio en el año de 2015. 
Ahora, tanto el presidente municipal de Chenalhó, como el agente del barrio Río Jordán, andan declarando en un diario local «El Heraldo de Chiapas» que no es nada grave lo que les hicieron a nuestros compañeros que «únicamente son daños menores en sus domicilios, sin causarles daños en su totalidad», y cubren sus agresiones con que nuestros compañeros «no cumplieron con cargos en la comunidad y que se han negado en cooperar para mejorar el lugar». 
Ya lo hemos aclarado muchas veces que nuestros compañeros fueron agredidos porque no aceptaron un programa de construcción de sistema de drenaje y cargos de comité de clínica de salud que NO les BENEFICIA, porque en ese centro sólo se atienden a mujeres que son beneficiadas por el programa asistencialista «PROSPERA» y hay un acuerdo de esa localidad que las familias que no usen esa casa de salud no tienen la obligación de dar servicio. 
Y nuestros compañeros SÍ ACEPTAN los cargos que sí son comunitarios y que se benefician de ello, como el de agua potable, luz eléctrica, calles, entre otros. Y, sin embargo, en el 2015 como represalia, los partidistas les cortaron el suministro de agua y de electricidad a nuestros compañeros y compañeras. Estos hechos de discriminación que afectó a mujeres y niños fueron informados en el 2017 al Relator de agua y saneamiento de la ONU, Leo Heller en su visita a Chiapas. 
Ahora nuestros compañeros se encuentran desplazados forzadamente, porque ni el gobierno estatal ni el presidente municipal, tienen voluntad de escucharnos, sólo vemos cómo se está escalando la violencia y estas autoridades oficiales del municipio de Chenalhó y su gente partidista, se jactan y dicen que no tiene nada que ver como en el año de 1997, es decir «si no aceptan cargos y programas asistencialistas que no les benefician a nuestros compañeros, pueden ser destruidas sus casas o hasta pueden ser asesinados, y no pasa nada». 
Compañeras y compañeros quienes sí nos entienden y comprenden, que esta situación actual que sufrimos y vivimos, es por la impunidad en la Masacre de Acteal, porque después de la liberación de los paramilitares autores materiales de la Masacre de Acteal por la mal llamada SCJN, estos asesinos, fueron premiados con dinero, casas y tierras.  Actualmente los paramilitares y partidistas tanto de la colonia Miguel Utrilla Los Chorros como de la colonia Puebla también se dicen estar orgullosos de «robar, quemar casas y matar, es bien pagado por el gobierno». 
Miguel Utrilla Los Chorros y Colonia Puebla cuna de paramilitares, hoy siguen siendo lugar de violencia e impunidad. 
Las agresiones y la violencia que ha regresado explícitamente en Chenalhó fueron sembradas en este municipio por Jacinto Arias expresidente municipal, y es un pequeño reflejo de cómo en nuestro país está sumergido de violencia, de odio y de caos. 
Nos indigna leer y ver en las redes sociales cómo se ha subido de nivel el asesinato y violaciones sexuales a las mujeres y niñas, esto es absurdo, es una barbarie. En la Masacre de Acteal fueron asesinadas 4 mujeres embarazadas y les sacaron con machetes a sus bebés, por eso siempre mencionamos «45 más 4 no nacidos». Estos feminicidios son un mensaje del sistema capitalista a través de la guerra de exterminio, matar y humillar a las mujeres es matar la semilla de la vida. 
Pero, a pesar de todo, aunque nos humillen, nos calumnien y nos ignoren, aquí vamos a estar, nadie nos podrá callar. 
El nombre de Acteal Casa de la Memoria y Esperanza, no es un adorno, así le pusimos, porque vimos que eso somos y nuestra Lucha No Violenta de más de 26 años no la hemos cambiado por otro método de lucha. 
El 12 de agosto pasado, mencionamos que de las compañeras que optaron quedarse y resistir en la colonia Los Chorros, una de ellas estaba embarazada y hace unos días ya dio a luz una niña, esto nos habla que la vida no se detiene ni con las mentiras y la violencia de los partidistas del barrio Río Jordán, ni con los feminicidios inhumanos. 
Bajo este tenor, saludamos a nuestras hermanas y hermanos del EZLN por su reproducción de más Caracoles y Municipios Autónomos, reconocemos que es el fruto de mucha organización y de trabajo en colectivo, compañeras y compañeros cuiden su Semilla, así la nuestra la de la Vida, de la Esperanza y de la Paz con Justicia y Dignidad, la seguiremos cuidando. 
Atentamente: 
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal. 
Por la Mesa Directiva: 
Juan Vásquez Luna, Presidente 
Antonia Vásquez Pérez, Vicepresidenta 
Hermilo Pérez Sántiz, Secretario General  
María Vásquez Gómez, Subsecretaria 
Genaro Oyalté Pérez, Tesorero 
Antonia Pérez Pérez, Subtesorera 

No hay comentarios.: