sábado, 17 de agosto de 2019

Mujeres de Kurdistán envían mensaje al Consejo Indígena de Gobierno y al Consejo Nacional Indígena

Movimiento de Mujeres de Kurdistán a mujeres del CNI:
"Hasta que haya semillas estos bosques nunca terminaran!"
FUENTE: Kurdistán-América Latina
Espoir Chiapas:

El Movimiento de Mujeres de Kurdistán estuvo presente, a través de un mensaje, en el II Encuentro Nacional del CIG (Concejo Indígena de Gobierno) y el CNI (Consejo Nacional Indígena), que se realizó los días 27 y 28 de julio pasados.
       Mientras en estos días la militarización de Turquía sobre la fronteras del norte de Siria alcanza niveles de un posible ataque inminente, las mujeres de Kurdistán indicaron en la carta enviada que “hemos visto que la solidaridad y defensa mutua sin fronteras entre mujeres es hoy la arma más potente que cada Ejercito de Estado. Contra proyectos de muertes, tenemos que enfocarnos con fuerza en el universo, en la sociedad y en la vida: acá la transformación y las diferentes posibilidades son extensas”.
      Las mujeres kurdas señalaron que “contra proyectos de muerte, es el tiempo de aumentar todas las oportunidades del siglo de la revolución de las mujeres. La raíces entrelazadas que surgen desde nuestra montañas brotan con flores inamovibles, con libertad y vida. Participamos en la misma lucha contra el sistema patriarcal, que esa la base de cada lucha de liberación de los pueblos”.

A continuación publicamos la carta íntegra:

Para el II Encuentro Nacional de 

Mujeres del CIG y CNI,

27-28 Julio 2019

Queridas mujeres en lucha,

Queridas hermanas zapatistas,

Queridas compañeras,

Nuestros pensamientos y sentimientos que brotan, viven y se regeneran en las Montañas Libres de Kurdistán, llegan a ustedes desde nuestros corazones atentos, abrazándolas para augurarle, en este importante encuentro, un exitoso suceso.

      Recreando comunidad en autonomía como mujeres, nos estamos dando la mano juntas en el camino. Hoy no nos une la represión sufrida, nos une sobre todo la responsabilidad de ser y hacer crecer otros mundos posibles, como paso conjunto de esperanza y cambio para las sociedades y la humanidad entera.

     La sociedad kurda ha sido asustada cuando quería sublevarse contra el genocidio cultural cometido a través de las conquistas, ocupaciones, invasiones, el colonialismo, la asimilación. Las líneas divisoria construidas en Kurdistán llevaron a desastres ecológicos. Ninguna represa o proyecto destructivo -ya sea el dique de Hasankyef o el Tren Maya- que desconozca la ecología, las tierras fértiles y la historia podría ser permitido, que ignore la ecología, las tierras fértiles y la historia podrán ser permitidas. La oposición a la deforestación y a la erosión -el más grande enemigo de la sociedad y de la vida-, tendrá que ver con prontas respuestas en el espíritu de una movilización total, que declare la protección de la tierra y la reforestación, la ecología, las comunas, la articulación democrática en la autonomía y en la defensa de la Tierra.
      
      Autodefensa para las mujeres significa, en primer lugar, autoorganización en cada aspecto de la vida y de la sociedad. En los momentos de mayor ataque por el sistema patriarcal- colonial-estatal, las mujeres hemos sido las más golpeadas. Al mismo tiempo, hoy somos las que más que nunca lideran en cada rincón del planeta procesos de cambio, transformación, transmisión y retoma de memoria, contra cada despojo y cada asimilación cultural del extractivismo de los estados patriarcales. Nuestras luchas y saberes tienen que ser capaces de articularse sin fronteras, local y globalmente hacia una defensa mutua en democracia y autonomía.

Queridas compañeras,

Pensamos que el Estado es el centro de acumulación y flujo de capital, origen del militarismo, del paramilitarismo y del narcotráfico, porque se basa, en primer lugar, en el sexismo social y en el patriarcado. La dominación sexista estatal en la sociedad ha sido creada con el intento de dividir los pueblos, por medio de las mentidas de su cientificismo, con su oposiciones binarias que se estructuraran en el afán del poder por aumentar el beneficio, en vez de satisfacer las necesidades sociales.

      Frente a este destructivo cientificismo positivista, el conocimiento plural de las mujeres es la más importante forma de acumulación histórica que obtenemos como solución a los problemas para nuestras vidas y sociedades: al retroceder 5.000 años en la historia de la Mesopotamia y de Kurdistán, hemos visto que el ataque a la naturaleza, la quema de nuestros bosques, el secado de nuestros ríos y la destrucción de nuestras montañas, son la consecuencia de un primer ataque, previo a la jerarquía del hombre sobre la naturaleza: este ataque es el del hombre sobre la mujer.

       Por eso, toda la civilización y todos sus periodos jerárquicos y todos los campos de saberes, es importante que sean examinados en relación con la esclavitud mental y física de las mujeres y en base a sus permanentes resistencias y soluciones. Esto requiere un trabajo teórico de luchas ideológicas, actividades programáticas y organizativas, y sobre todo fuerte acciones.

Queridas hermanas,

Este 19 Julio hemos celebrado el Séptimo Aniversario de la Revolución de Rojava: hace ocho años, mientras se anunciaba la Autonomía Democrática de una miríada de pueblos, las mujeres también desarrollaban en autonomía sus acuerdos, sus principios de vida, al mismo tiempo que sabemos que estos son válidos e implementados porque hay una común revolución mental y cultural profunda que llevamos adelante en la práctica, iniciando desde lo cotidiano y lo vivencial cada día. Los acuerdos en Rojava, como los de ustedes, son el signo más claro de nuestra capacidad común de desafiar cada tipo de opresión, con el objetivo de eliminar todas las manifestaciones jerárquicas y de poder de la masculinidad dominante.

      Asistimos con nuestros corazones atentos al inicio de la militarización en su Tierra mientras hemos celebrado con ustedes 100 años de memoria viva de Emiliano Zapata. Les contamos de la acción pionera de la diputada kurda Leyla Güven, en denuncia de la militarización genocida de Turquía contra el pueblo kurdo. Queremos comunicarle con felicidad que después de 200 días de huelga de hambre, la resistencia popular ha llegado a una victoria y a su objetivo, abriendo otra fase de lucha.

      Desde los difíciles momentos donde nos volvimos al interior, hemos aprendido que la victoria más importante es no cesar en la esperanza y en la determinación más férrea. También hemos visto que la solidaridad y la defensa mutua sin fronteras entre mujeres es hoy la arma más potente que cada Ejercito de Estado.

      Contra proyecto de muertes, tenemos que enfocarnos con fuerza en el universo, en la sociedad y en la vida: acá la transformación, y las diferentes posibilidades son extensas.

       Contra proyectos de muerte, es el tiempo de aumentar todas las oportunidades del siglo de la revolución de las mujeres.

       La raíces entrelazadas que surgen desde nuestra montañas brotan como flores inamovibles, con libertad y vida. Participamos en la misma lucha contra el sistema patriarcal, que es la base de cada lucha de liberación de los pueblos.

      Somos bosques libres que resisten al fuego: somos las que prenden el fuego para celebrar la vida e iluminarla en círculo en las noches. De la luz que ustedes nos regalaron, se intensificaron nuestras flamas, acariciadas por el viento: esto, ahora, alcanza sus semillas, su selvas, sus lagunas y lagos.

Con Sakine Cansız, con la 

Comandanta Ramona, hasta que 

haya viento, hasta que haya 

semillas, estos bosques nunca 

terminarán!

¡Jin Jiyan Azadî!

¡Mujer vida Libertad!

Movimiento de Mujeres de Kurdistán en 

América Latina
20 de Julio 2019.

No hay comentarios.: