sábado, 3 de agosto de 2019

Rogelio Barragán, 8° periodista asesinado en lo que va de 2019. Samir comunicador comunitario

 Asesinaron a otro periodista mexicano 
Emmanuel Colombié, 
Reporteros sin Fronteras, Director Regional América Latina 
ZETA: 
02 de agosto de 2019. 
MÉXICO, (RSF).- Rogelio Barragán Pérez, periodista, fue asesinado el martes 30 de julio en el Municipio de Zacatepec de Morelos, en el centro del país. Se trata del octavo periodista asesinado en México en lo que va de 2019. 
Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades locales y federales que esclarezcan este nuevo caso sórdido de violencia. 
Según los primeros informes de la Fiscalía General de Morelos, la policía habría encontrado el cuerpo sin vida de Rogelio Barragán Pérez (49 años) en la cajuela de su coche abandonado alrededor de las 18:20 horas en el municipio de Zacatepec, en el estado de Morelos. El cuerpo de la víctima, que presentaba numerosas lesiones en el rostro y la cabeza, pudo ser identificado formalmente de inmediato por su familia. 
Rogelio Barragán Pérez trabajaba como periodista desde hace más de 10 años en la región. Tras haber colaborado con los medios de comunicación locales: Ecos de Guerrero y Agencia Informativa Guerrero, fundó y dirigió la página de noticias en línea Guerrero Al Instante, en la que escribía principalmente para la sección judicial y de Nota Roja. 
RSF estableció contacto con algunos de los compañeros de trabajo del periodista, quienes revelaron que Rogelio Barragán Pérez había decidido dejar de firmar sus artículos por motivos de seguridad, lo que hacían otros compañeros del mismo medio. 
“Las investigaciones de las autoridades de Morelos deben dar prioridad al vínculo con la profesión que motiva este asesinato e identificar lo antes posible a sus autores", declaró Emmanuel Colombié, director del despacho América Latina de RSF; “Rogelio es el octavo periodista ejecutado en 2019 en México. ¿Hasta dónde llegará este lúgubre recuento? El gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe tomar decisiones valientes de manera urgente para frenar esta espiral infernal de violencia contra la prensa". 
El asesinato de Rogelio Barragán Pérez consolida a México como el país donde se cometen más asesinatos de periodistas en el mundo en 2019. Antes de Barragán Pérez, fueron asesinados también en México, y en relación directa con sus actividades periodísticas: Norma Garabia Sarduza, Francisco Romero Diaz, Telésforo Santiago Enríquez, Jesús Eugenio Ramos Rodríguez, Rafael Murúa Manríquez, Omar Iván Camacho Mascareño y Santiago Barroso. 
México ocupa el puesto 144 de los 180 países que conforman la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros sin Fronteras. 
 Samir Flores, comunicador comunitario asesinado en febrero de 2019 
Doroteo Arango, 
La Voz del Anáhuac, 
02 de agosto de 2019. 
 Aunque RFS no lo incluye, Samir Flores Soberanes, fundador de la Radio Comunitaria Amiltzinko, también debería ser considerado en la lista de comunicadores asesinados en 2019, pues, entre las diversas actividades que realizaba, como parte de la lucha en defensa del territorio y la naturaleza, era opositor desde hace más de 7 años del llamado Proyecto Integral Morelos (que incluye dos termoeléctricas en Huexca, un acueducto del Río Cuautla a Huexca y un gasoducto de Tlaxcala a Huexca (hay que señalar que el acueducto y el gasoducto son para echar a andar las termoeléctricas, una de ellas casi concluida, la que AMLO ya quiere que funcione, pese a que durante su campaña electoral se comprometió a cancelar). 
Días antes de ser asesinado, Samir Flores, junto con una comisión del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala, estuvo presente en Palacio Nacional para exigir a AMLO que suspendiera la “consulta ciudadana” con la que se pretendió disfrazar la imposición de ese megaproyecto de despojo, destrucción y muerte.  Ahí se manifestaron los compañeros del FPDTA-MPT, y AMLO los descalificó diciendo: “aunque griten esos ultrarradicales de izquierda, que para mí no son más que conservadores...”. 
Samir y los compañeros del FPDTA-MPT, también se habían manifestado en los mismos términos enérgicos contra el PIM, frente el comisionado del gobierno de la 4T. 
Samir Flores fue asesinado el 20 de febrero de este año, cuando se disponía, en horas de la madrugada, a acudir a la Radio Comunitaria Amiltzinko, como lo hacía cotidianamente, desde donde informaba a la comunidad de la resistencia y la lucha en defensa del territorio.  
No era un periodista profesional, ante todo era un luchador social, pero una de sus actividades principales era informar al pueblo desde la Radio Comunitaria. 
Por todo eso, miles de indígenas nahuas, campesinos de las tierras zapatistas de Morelos y de todo México hemos gritado: “¡Samir no murió, el gobierno lo mató”.  
Y por eso reafirmamos: “¡Samir vive, la lucha sigue!”  

No hay comentarios.: