viernes, 27 de septiembre de 2019

A 5 años de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa seguimos buscándolos

“Se les hizo fácil decirnos mentiras y construir su versión oficial, pero para nosotros nunca existió”:
padres de los 43
Desinformémonos, periodismo de abajo,
Redacción:
26 de septiembre de 2019.
Foto: Cuartoscuro
Ciudad de México/Desinformémonos.- “El gobierno anterior no quiso llegar a la verdad, se le hizo fácil decirnos mentiras y construir su versión oficial, pero para nosotros nunca existió, no la aceptamos”, aseguró Cristina Bautista, madre del normalista desaparecido Benjamín Ascencio Bautista, durante el coloquio “La Desaparición en México” a cinco años de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero.
En el coloquio, llevado a cabo en la Plaza Roja del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).
“Para nosotros ha sido muy difícil, dejamos nuestras comunidades, a nuestros hijos para buscar a otro. Por culpa del gobierno no estamos en nuestras comunidades”, agregó Cristina en referencia a las investigaciones plagadas de irregularidades iniciadas en la administración de Enrique Peña Nieto, y destacó que en el gobierno actual “no todas las instituciones jalan parejo, empezando por el Fiscal General de la república, Alejandro Gertz Manero”, para investigar el caso con diligencia.
Por su parte, el coordinador jurídico del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Luis Tapia, criticó que para la construcción de la “verdad histórica” únicamente se presentaron testimonios de personas que fueron torturadas y que los peritajes forenses nunca fueron llevados ante un juez.
“El caso se fundamentó en evidencia ilícita, sobre todo en el uso de tortura y porque la ciencia no fue el hilo conductor de la investigación”, señaló Tapia.
Además, acusó que a pesar de que se ha documentado la participación de los policías municipales en los hechos, hasta el momento no hay ninguno acusado de desaparición forzada ni se ha sancionado a ninguno de los responsables.
El defensor de derechos humanos indicó que se debe analizar cada uno de los cuatro ataques cometidos la noche del 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, y rastrear los teléfonos celulares de los normalistas que estuvieron activos hasta el 27 de septiembre.
A cinco años de la desaparición, los padres y compañeros de los normalistas continúan con la exigencia de dar con su paradero y acceder a la verdad y la justicia, de manera que los responsables sean sancionados y se garantice la no repetición de los hechos.

No hay comentarios.: