viernes, 4 de octubre de 2019

La industria de la Aviación debe tomar medidas urgentes para evitar el uso de biocombustibles

Las metas climáticas de la Aviación podrían deforestar 3 millones de hectáreas.
Regnskog:
Publicado: 01 de octubre de 2019.
  Compartido por:
Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México en Defensa de la Tierra, el Agua y su Cultura
(Original inhabitants and NGOs eastern State of México coordination in defense of land, water and culture)
El uso de los biocombustibles en la Aviación, no solo no bajarán sus índices de contaminación con CO2 a la atmósfera, sino que por el contrario, los elevará porque para cultivar el aceite de palma y de soja que son la materia prima, ¡se requiere antes Deforestar!
Los objetivos climáticos de la industria de la Aviación sin duda generarán un aumento espectacular de la demanda de aceite de palma y soja para biocombustibles en la Aviación. Un nuevo informe concluye que esto puede dar lugar a la pérdida de 3.2 millones de hectáreas de bosques tropicales, una superficie mayor que Bélgica.
A medida que empezó la reunión de la Asamblea General de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en Montreal, el nuevo informe de la Fundación Rainforest Norway "Destinado a la Deforestación" inició el acalorado debate sobre la "Vergüenza de Volar" y el papel de la Aviación contribuyendo a la Crisis Climática.
El informe examina el estado de las metas fijadas por la industria de la Aviación para combustibles alternativos y muestra cuán alto es el riesgo de que la expansión del uso de biocombustibles en la Aviación causará; lo último que el mundo quiere o necesita en este momento: es una mayor Deforestación.
La industria de la Aviación se ha fijado un objetivo deseable de reducir sus emisiones de CO2 en un 50% para 2050 (comparado con 2005), pero sin limitar su crecimiento. El centro de esta visión es un cambio casi completo del combustible convencional para aviones a combustibles supuestamente "alternativos" en la Aviación. Se necesitaría una sustitución casi total del combustible fósil para alcanzar este objetivo.
Muy alta demanda de soja y aceite de palma
Varias tecnologías están disponibles para producir biocombustibles para la Aviación, o incluso para producir combustibles para la Aviación a partir de electricidad, pero la única de estas tecnologías que actualmente opera a escala comercial es la 'HEFA' (Esteres hidro-procesados y ácidos grasos) proceso para producir combustible de aviones a partir de aceites vegetales y grasas animales.
Las materias primas más baratas y fácilmente disponibles para la fabricación de combustible HEFA para aviones, son el aceite de palma y el aceite de soja, que están estrechamente relacionados con la Deforestación Tropical. A menos que políticas alternativas de combustible para la Aviación apoyen activamente opciones más sostenibles, es probable que si se cumplen las aspiraciones de la industria de la Aviación de reducir de esta manera sus emisiones, conduzca a un fuerte aumento de la demanda de aceites de soja y palma.
El informe estima que el cumplimiento de los objetivos deseables esbozados por la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional de la ONU) a través de la tecnología más barata y más fácilmente disponible, llevaría a una demanda adicional en 2030 de 35 millones de toneladas de aceite de palma, 3.5 millones de toneladas de subproductos del aceite de palma (PFAD) y 35 millones de toneladas de aceite de soja. En comparación, la producción anual actual de aceite de palma a nivel mundial es de alrededor de 70 millones de toneladas.
Estudios anteriores, incluidos algunos publicados por la Comisión de la UE (Unión Europea), han demostrado que el impacto climático de los biocombustibles a base de aceite de palma y de aceite de soja es incluso mayor que si se siguen utilizando combustibles fósiles.
Un área del tamaño de Bélgica en riesgo
El informe concluye que este aumento de la demanda de aceite de palma y soja podría causar la pérdida de 3.2 millones de hectáreas de bosques tropicales (un área mayor que el tamaño de Bélgica) y 5 gigatones [1] de emisiones de CO2 de cambio de uso de suelo (cerca de las actuales emisiones anuales de gases de efecto invernadero de los Estados Unidos) en 2030, a menos que se tomen medidas para evitar que se cumplan sus objetivos utilizando esta tecnología de biocombustibles y materias primas para la Aviación,  por ser más fácilmente disponibles.
"La industria de la Aviación corre el riesgo de convertirse en una amenaza importante contra las selvas tropicales del mundo. Si bien el uso propuesto por la OACI de combustibles alternativos para la Aviación tiene por objeto reducir las emisiones, en los hechos corre el riesgo de inducir emisiones masivas por la destrucción de bosques tropicales y humedales fértiles, junto con la pérdida de biodiversidad y violaciones de los derechos de pueblos dependientes de los bosques", dice Nils Hermann Ranum, de la Fundacion Rainforest Norway.
También se revisa la política de biocombustibles para la Aviación a nivel de la UE y en determinados países, revelando que los programas gubernamentales propuestos en países como Francia, Finlandia, Suecia e Indonesia podrían contribuir a la Deforestación Masiva indicada en el informe, a través de permitir la aplicación variable del uso de biocombustibles para la Aviación a base de aceite de palma, PFAD y aceite de soja respectivamente.
Se necesitan medidas fuertes
Evitar el uso directo del aceite de palma y el aceite de soja como materias primas pueden reducir el impacto de la deforestación de las políticas alternativas de combustible, pero debido a la relación con los mercados mundiales del aceite vegetal, cualquier uso de aceite comestible como materia prima de biocombustibles impulsará la expansión de cultivos tropicales para combustible, con la Deforestación Indirecta Asociada y las emisiones de gases de efecto invernadero que lo acompañan.
"La industria de la Aviación debe tomar medidas urgentes para evitar el uso de biocombustibles por el alto riesgo de Deforestación por las materias primas que se requieren, como el aceite de palma, el PFAD y la soja. También deben excluir o limitar el apoyo a los biocombustibles procedentes de aceites comestibles en general. Cualquier otra cosa corre el riesgo de socavar gravemente el compromiso del mundo por los Objetivos de Desarrollo Sostenible para detener la Deforestación y esforzarse por limitar el aumento de la temperatura global a 1.5 grados centígrados", concluye Ranum.
El informe está escrito por el reconocido experto en combustibles bajos en carbono Dr. Chris Malins.
Leer el informe "Deforestación de destino".
La gran industria es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero. Ahora el uso de biocombustibles en la aviación agrava la crisis climática 
NOTA y CONTACTOS:
[1] Un gigatón es el equivalente en el SI de 1×109 toneladas; 1000 megatones; 1 000 000 de kilotones; o 1 000 000 000 de toneladas en su formato totalmente expandido en base 10. La energía liberada por la explosión de un gigatón de TNT es de 4,18 10×1018 julios, equivalente a un terremoto algo más fuerte que el de Santiago de Chile, 1985 y más débil que el de China, 2008.
Para más información, antecedentes o contactos:
Nils Hermann Ranum, Jefe del Programa de Destinado a la Deforestación impulsado por la Fundación Rainforest Norway
Teléfono: +47 990 01 032
Dr. Chris Malins, de consultora Cerulogy, autor del informe
Teléfono: +44 (0)7905 051 671
Leer también:
CORSIA: Una falsa solución a la amenaza real de las emisiones de la aviación
25 de septiembre de 2019.
Publicado en La Voz del Anáhuac:

No hay comentarios.: